Horario del Centro
Contacto
Mapa del Sitio
Facebook
Twitter
RSS
www.uned.es

 

Gijón, 4 de abril de 2016

Arqueología industrial para conocernos mejor

Un curso de la UNED ha puesto de relieve la importancia de profundizar en el patrimonio arqueológico industrial para comprender la historia de la región

 

Gema Elvira Adán Álvarez.

Gema Elvira Adán Álvarez.

Los arqueólogos y profesores-tutores de la UNED en Asturias Gema Elvira Adán y Alejandro García han impartido el curso "El Patrimonio Arqueológico Industrial de época contemporánea en Asturias", en el que se han adentrado en el estudio de ocho yacimientos arqueológicos representativos, sin los cuales sería imposible conocer a cabalidad el pasado industrial de nuestra comunidad autónoma.

 

Como explica Alejandro García, el objetivo del curso era "poner de manifiesto el interés de aplicar la arqueología al estudio del patrimonio más reciente de época contemporánea, porque siempre se aplicó para la prehistoria, la época clásica o la época medieval, y estos vestigios más recientes quedaron aparcados".

 

¿Y qué información nos ofrecen? Por ejemplo, en el caso de la fábrica de Torales (Quirós), un complejo con altos hornos que tiene su último periodo de producción a principios del siglo XX, el trabajo no fue sencillo. La fábrica fue expoliada, los restos de hierro se aprovecharon como chatarra, y en 2009 se llevó a cabo una excavación arqueológica, en la que participó el propio Alejandro García: "En el subsuelo encontramos el crisol y un conjunto de galerías subterráneas, y todo ello nos llevó a investigar el conjunto, analizamos las fuentes escritas del archivo de la empresa, planos, y de esa forma pudimos ver cómo era el funcionamiento de la empresa a finales del XIX y principios del XX".

 

Este conjunto se puede visitar en el Museo Arqueológico de Quirós. Los investigadores documentaron 200 metros cuadrados de galerías subterráneas, pero calculan que se ha estudiado el 20%, pues aún queda una red muy compleja por estudiar. "El conjunto podría hacerse visitable para el público, para darnos cuenta de las condiciones laborales", concluye Alejandro García.

 

Alejandro García Álvarez-Busto.

Alejandro García Álvarez-Busto.

 

Según explica Gema Elvira Adán, "los museos son necesarios, nos dicen cómo hemos llegado aquí, como el Museo de la Siderurgia, pero también es importante que se mantengan minas que ya no se utilizan, y que visitemos estos lugares". Desde su punto de vista, otro buen ejemplo lo constituye "la Fábrica de la Vega, que fue un monasterio medieval hasta mediados del siglo XIX, luego fue una fábrica de armas, y considero que convendría conservarla".

 

Para la profesora Adán,"la estratigrafía de una mina puede estar relacionada no solo con la mina de finales del siglo XIX o de comienzos del XX, sino que muchas veces nos dice más cosas sobre lo que había en ese lugar miles o decenas de miles de años antes. Eso es lo que nos dice la arqueología: dónde se hizo, qué había antes, qué es lo que se llevó, qué hay actualmente, mucho más que un documento".

 

 

CA Asturias. Gijón