Horario del Centro
Contacto
Mapa del Sitio
Facebook
Twitter
RSS
www.uned.es

 

Gijón, 5 de julio de 2018

Métodos renovadores para llegar al alumnado de Infantil y Primaria

Las nuevas tecnologías, el aprendizaje colaborativo y basado en el juego, y el desarrollo de la inteligencia emocional a través de la música protagonizaron tres ponencias del curso "Cómo innovar en educación"
 
Alumnos y ponentes del curso.

Alumnos y ponentes del curso.

El curso de verano "Cómo innovar en educación: centros innovadores y experiencias prácticas en el aula" continúa celebrándose en el Centro Asociado de la UNED en Asturias, abordando nuevas propuestas que permitan educar de una forma más eficaz al alumnado de Infantil y Primaria. Dirigido por José Luis García Llamas, decano de la Facultad de Educación de la UNED, y codirigido por Gerardo Fernández, profesor-tutor de la institución académica, esta actividad formativa se fundamenta en que los cambios sociales y tecnológicos requieren de una adaptación a las nuevas exigencias por parte de los centros educativos.

 

En este sentido, una de las ponencias, a cargo de Marisa Fernández, directora de un centro de Educación Infantil y experta en inteligencias múltiples, giró en torno al uso de la pizarra digital y el desarrollo de las habilidades de comunicación. La ponente explica que para hacer innovación "hay que introducir las nuevas tecnologías dentro del aula, porque estamos enseñando a los nativos digitales, y nosotros, los profesores, la gran mayoría, somos inmigrantes digitales. Existe una brecha entre nosotros y ellos que tenemos que intentar que sea lo más pequeña posible". Para Marisa Fernández, el profesor "tiene que cambiar su rol, hacerse socio del alumno: yo te enseño a ti determinados contenidos y tú me enseñas a mí otros, como son los contenidos digitales". Respecto a las pizarras digitales, pone como ejemplo su utilidad para el enseñar a leer y a escribir mediante recursos visuales atractivos.

 

Por su parte, Manuel Motilla, maestro de Primaria, especialista en Educación Física, con experiencia también en proyectos innovadores, disertó sobre el trabajo cooperativo y la gamificación -la utilización de los juegos para el aprendizaje-. "El niño, cuando está jugando, está compitiendo y aprendiendo, porque jugar es resolver un problema, y los problemas aparecen en todas las facetas de la vida, tanto en las curriculares como en las no curriculares", indica. Recientemente, el ponente pidió a sus alumnos que llevaran al aula el juguete que quisieran, y se sorprendió al ver cómo coincidieron en llevar juguetes electrónicos que en todos los casos eran colaborativos -para hacer creaciones de baile, para competir por parejas, etc.-, lo que destaca como un ejemplo de unión entre el trabajo cooperativo y el juego.

 

Marisa Fernández, Manuel Motilla y Águeda Almaraz.

Marisa Fernández, Manuel Motilla y Águeda Almaraz.

La tercera aportación en la que nos detendremos es la de Águeda Almaraz Menéndez, maestra Especialista de Música, directora de un Centro de Infantil y Primaria, que ha expuesto los resultados de un proyecto cuyo objetivo es trabajar la inteligencia emocional de los niños mediante la música. "Empezamos por identificar las emociones, y después se trata de aprender a regularlas, aprender a convivir con ellas, así como aprender a conocer y a regular las emociones de los demás", explica. El objetivo final es la prevención de conflictos. "Al controlar las emociones, también controlamos aquellas que en un determinado momento pueden descolocar a la persona, llevarla a un conflicto, a una agresión", afirma. Y todo ello, nos indica, a través de actividades desarrolladas en el marco de la asignatura de Música, desde Infantil hasta sexto de Primaria.

 

Pablo Núñez

Programa del curso "Cómo innovar en educación: centros innovadores y experiencias prácticas en el aula"

Oferta completa de cursos de verano en Asturias