Horario del Centro
Contacto
Mapa del Sitio
Facebook
Twitter
RSS
www.uned.es

 

Cangas de Onís, 21 de julio

Aventureros: Curso para repetidores

 
Santiago Pavón Fuentes

Santiago Pavón Fuentes. 

No habéis leído mal. El título de este comentario dice lo que dice. Y sí, yo me encuentro entre el nutrido grupo de alumnos repetidores del curso de la Universidad de Verano que la sede de la UNED en Asturias organiza en el mes de julio y del que se cumplen este año nueve ediciones.

 

Es evidente que el formato del curso cambia cada año, lo que nos permite conocer diversos aspectos del paisaje y de los usos del mismo. En esta ocasión bajo el título de "Valles y costas de la Asturias Oriental" hemos podido visitar lugares inusuales a los que difícilmente llegaría un turista o un estudiante desde el aula.

 

Fue el caso de la visita a una mina de montaña. El "aula" está situada a unos setecientos metros de altitud y a dos horas de ascensión por el monte de la zona de Covadonga, esta vez más embarrado de lo habitual. La lluvia y la niebla ayudaron a que los conocimientos adquiridos en esta "ponencia" del profesor Luis Aurelio González sean difíciles de olvidar. La idea de cómo fue la minería de montaña quedó perfectamente reflejada.

 

En este curso siempre hay un lugar para la geología. Tanto en la mole caliza de Picos de Europa como en las playas del Oriente asturiano. Claro, que nuestras visitas a las playas suelen ser distintas a lo que se entiende por "ir a la playa". Supongo que nuestro aspecto con botas de montaña, mochila y cuaderno de apuntes no es el habitual para los usuarios de toalla y sombrilla con los que compartimos por unos minutos el territorio. Ellos, sin embargo, no son conscientes de que se encuentran bajo una playa colgada ni que la línea de costa se situaba varios kilómetros mar adentro hace dieciochomil años. Los dinosaurios dejaron sus huellas por aquí, mientras los hielos cubrían las montañas próximas. Hoy son recordados gracias al saber de los profesores Jesús Ruiz, Cristina García-Hernández y Luna Adrados. Cualquier alumno "repetidor" está ya familiarizado con los fenómenos cársticos imponentes en la zona, los espectaculares bufones y una geomorfología única.

 

Quiero destacar un "aula" de este curso que no conocía hasta ahora. Es el Valle de Angón. Ningún turista rural ni de ningún otro tipo encontramos por allí, en un marco perfecto para apreciar las huellas del glaciarismo y de la morrena del glaciar que ocupó el valle. Mejor así. La clase también contó con la visión del profesor Gonzalo Barrena, quien nos hizo apreciar que estábamos siendo testigos de los últimos usos de la ganadería en la zona y que el paisaje de praderías "tradicional" de los últimos cincuenta años estaba cambiando casi en tiempo real a otro dominado por el matorral. La influencia antrópica sobre el territorio y un criticismo creo que bien valorado por los estudiantes de Geografía e Historia. No es casualidad que el curso esté dirigido por el profesor Antonio Fernández y codirigido por Gonzalo González Villarías, quienes sistemáticamente "suspenden" a algunos asistentes y nos obligan a repetir curso. La próxima edición será la décima. Esperamos alguna sorpresa para celebrarlo. Seguro que la habrá.

 

Santiago Pavón Fuentes

Estudiante del Grado en Geografía e Historia

Fotografía: © Francisco Granda

 

Programa del curso "Valles y costas de la Asturias oriental" - Fotografías

Oferta completa de cursos de verano en Asturias