Horario del Centro
Contacto
Mapa del Sitio
Facebook
Twitter
RSS
www.uned.es

 

Gijón, 15 de julio

"Hay que lograr que el alumnado de Primaria se sienta feliz aprendiendo"

Marisa Fernández, directora de un Centro de Educación Infantil, ha participado como ponente en el curso sobre el desarrollo de las inteligencias múltiples, en el que ha expuesto un proyecto para enseñar a leer y escribir respetando el ritmo madurativo de los alumnos

 

Marisa Fernández Álvarez

Marisa Fernández Álvarez.

Aunque a Marisa Fernández le atraía, sobre todo, el Periodismo, tras titularse en Magisterio y entrar en el aula como docente fue descubriendo poco a poco su vocación de maestra. Ahora, cuando ve la ilusión con la que los niños la escuchan -al contarles, por ejemplo, un cuento- siente que son "diamantes en bruto" y da gracias por haber optado por este camino profesional. Maestra especialista en Infantil, grado de Maestra Primaria y máster en Inteligencias Múltiples, dirige el Centro de Educación Infantil Sagrada Familia de Corvera. Según nos explica, es en la etapa de 0 a 6 años cuando se puede observar "qué niños están más atentos a la palabra, cuáles a la música o cuáles al movimiento". De ahí que se trate de un periodo "fundamental" para trabajar los diferentes tipos de inteligencias, porque los alumnos "están en el máximo desarrollo de su crecimiento y descubrimiento del mundo".

 

¿Por qué es importante el desarrollo de las inteligencias múltiples en Educación Infantil y Primaria?

Es una manera de personalizar el aprendizaje de los alumnos, sacando lo mejor de cada uno y potenciándolo, ello hará que se pueda conectar con cada alumno de la manera más adecuada. No todos los alumnos aprenden de la misma forma, existen distintos estilos de aprendizaje. Conociendo cuales son las fortalezas de nuestros alumnos podemos ser capaces de captar su atención y de esta manera mejorar su motivación. Les ayudan a potenciar muchas habilidades y destrezas que con el estilo tradicional de aprendizaje, igual para todos, es posible que quedasen ocultas y tal vez no llegasen a desarrollarse nunca. Es fundamental empezar a trabajarlas desde Infantil, porque si el alumno está motivado es más fácil “engancharlo” a la escuela, incrementa su autoestima, mejora el clima del aula y estará mejor preparado para la vida.

 

¿Qué avances se observa en los niños cuando se trabaja con ellos estas inteligencias?

Quizás el más importante está relacionado con la Inteligencia emocional. Son alumnos con un alto grado de motivación, en Infantil solemos decir “esponjas” con muchas ganas de absorber todo lo que se les ponga por delante. Son alumnos que se sienten seguros porque saben en qué son buenos y sin miedo al fracaso, aunque ello no quiere decir que no fracasarán, si no que su autoconocimiento les ayudará a tolerar mejor la frustración y el fracaso. Cuando los niños trabajan seguros y felices sabiendo que son respetados y válidos, se potencian en su aprendizaje, potencian sus aptitudes al máximo y el profesor los conocerá mejor. De esta manera los podrá ayudar según su estilo de aprendizaje.

 

¿Cuándo comprendió la importancia del desarrollo de las inteligencias múltiples a la Escuela?

Cuando realicé un curso de formación hace ya cuatro años y vi el resultado y la puesta en práctica en colegios donde estaban funcionando con ello desde hacía ya una década. Siempre cae en tus manos algún artículo o alguna noticia sobre el tema, pero cuando realmente tomas conciencia de ello es cuando ves la práctica y sobre todo las posibilidades. Yo tuve la gran suerte de participar en una formación de innovación “Profes innovadores, profes en acción” que encabeza Montserrat del Pozo, directora del colegio Montserrat de Barcelona, pionero en la implantación de la teoría de Howard Gagnerd en las aulas y centro piloto de esta experiencia, estuve en su colegio y me convenció la experiencia, tanto que hasta hoy no he parado de caminar por esta “ruta”. Creo que realmente es una verdadera transformación del aprendizaje y sobre todo de la enseñanza.

 

¿Podría mencionar algún ejemplo de avance, de mejoría, en los alumnos, para ilustrar la importancia de este trabajo en el aula?

Al alumno que  no le gusta nada escribir y no le salen bien las letras, el lápiz se le hace un instrumento árido y entonces rechazará la escritura, con lo que esta tarea se le pondrá cuesta arriba y además lo hará sin ganas, y cada vez peor, si le reprendemos por ello o le obligamos a hacer ese trabajo de forma repetitiva hasta que le salga bien. Seguramente entrará en un círculo que le acabará condenando al fracaso, y será uno de esos alumnos que tendrá una letra “pésima” y muchas faltas de ortografía, porque su interés y su motivación no serán la escritura. Pero, ¿por qué limitarnos al lápiz como único instrumento? Al alumno que le resulte más fácil aprender de forma manipulativa, podemos darle la oportunidad de aprender a escribir las letras de otra manera, con plastilina, o con un pincel si a lo mejor su inteligencia visoespacial es predominante, o quizás darle la posibilidad de que se exprese con el teclado de un ordenador o una Tablet… El caso es que él esté a gusto, motivado y seguro de lo que quiere hacer y cómo quiere aprender. El mejor avance es no condenar a los alumnos al fracaso y ofrecerles varias posibilidades para que se sientan felices aprendiendo.

 

¿Cree que está habiendo avances en este sentido en Infantil y Primaria en nuestro país?

 Creo que hay muchas personas y muchos centros que se mueven ya en torno a esto. Hay muchos colegios, colegios con recursos y colegios con pocos o escasos recursos que han visto las posibilidades de trabajar con las inteligencias múltiples y llevan ya años haciéndolo. Ellos nos dan fuerza y nos ponen en contacto con esta realidad. Es un movimiento y una apuesta por la innovación que exige esfuerzo y a veces no todos estamos dispuestos a ello, sobre todo cuando hay tantos frentes abiertos. También es verdad que hay muchos otros a donde ni si quiera ha llegado el rumor, pero quiero pensar que son los menos. De hecho cada vez hay más gente interesada y la prueba está en este curso. Por eso es importante que desde cualquier entidad se faciliten espacios donde poder difundir este mensaje, ya que la responsabilidad de la educación es de conciencia y moral de todos, aunque sólo se nos encomiende a algunos.

 

Háblenos del ejemplo práctico que explicó en su ponencia.

Expuse un proyecto para desarrollar la Inteligencia Lingüística, cómo enseñar a leer y a escribir respetando el ritmo madurativo de cada alumno y dándole a cada alumno la posibilidad de aprender según su estilo de aprendizaje, posibilitándole actividades y materiales donde pudiese descubrir la mejor manera de aprender a leer y escribir, además de despertar en ellos la motivación por la lectura. Es un proyecto que se lleva a cabo con la colaboración de las familias, haciéndolas partícipes del aprendizaje de sus hijos en todo momento.

 

¿Qué es la caja de las emociones?

Es un proyecto que trabajamos potenciando la Inteligencia emocional y la lingüística. Trabajamos las emociones desde los tres años, para que sepan reconocerlas e identificarlas en ellos y en los demás, además de buscar la manera de que aquellas emociones que son negativas las puedan canalizar. Escogemos cinco básicas: el miedo, el enfado, la alegría, la felicidad y la tristeza. Se informa a los padres del proyecto, los niños han de traer al aula una caja de zapatos y dentro de ella cinco objetos o fotografías o dibujos que ellos relaciones con esas emociones y que sean significativos para ellos. Por ejemplo: traigo una araña de juguete para contaros que tengo mucho miedo a las arañas y cuando veo una... Cada niño explica a los demás cuál es el contenido de su caja, sus padres les han ayudado a reconocer esas emociones. Es una manera también para nosotros de  conocer mejor a los niños y ellos consiguen reconocer sus sentimientos, ponerles nombre  y empatizar con los de sus compañeros. 

 

¿Qué impresiones se lleva de su diálogo con otros docentes, tanto ponentes como alumnos, en este curso de verano?

Una impresión muy buena y positiva. El interés de todos los que están en el curso, la preocupación por mejorar y la apuesta por una transformación en la enseñanza. Los ponentes, de 10; me potencian, y es muy gratificante y estimulante saber que hay otros trabajando en la misma línea. Y los alumnos, de 10 también, con tantas ganas de aprender como mis alumnos de infantil. Eso resulta reconfortante y esperanzador. Tengo un gran sentimiento de agradecimiento a todos.

 

Pablo Núñez

CA Asturias. Gijón

 

Programa del curso "La metodología de proyectos en las aulas para el desarrollo de las inteligencias múltiples" - Fotografías

Oferta completa de cursos de verano en Asturias