TEMA 1: LA BIOPSICOLOGÍA COMO NEUROCIENCIA

 

 

INTRODUCCIÓN GENERAL

 

 

   Cabe la posibilidad de que el alumno que comienza a estudiar esta materia pueda abrigar una cierta perplejidad de índole teórica. No en vano está matriculado en una asignatura que se denomina Psicología fisiológica que pertenece al Departamento de Psicobiología y se le recomienda para estudiar un libro que tiene como título Biopsicología.  En realidad son tres nombres para señalar lo mismo: que la conducta de los organismos, incluso en nuestra especie, es susceptible de una aproximación biológica. La concurrencia de los tres nombres se debe a razones conceptuales y de conveniencia.

 

   Las razones de conveniencia son las más sencillas de explicar. El concepto de biopsicología  se cruza en el camino del programa porque se ha elegido el libro de John J. Pinel que lleva ese título, no necesariamente porque sea el nombre más adecuado. Este libro se recomienda  por ser sencillo, claro, didáctico y disponer de buenas ilustraciones. Por tanto, es más  el contenido del libro, su conveniencia, y no su título, el motivo de su elección.

 

Ahora bien, desde un punto de vista teórico el término psicobiología está más extendido y parece más adecuado que el de biopsicología porque pone en primer lugar a la psicología, y a su objeto de estudio: la conducta. La psicobiología es consecuencia de la fusión (en el sentido físico de la palabra) de varios troncos científicos relativamente cercanos en el tiempo que, además de contribuir poderosamente a crear la psicobiología, han seguido su propio y definido curso histórico. Estos troncos son: 1) el desarrollo del conocimiento neurobiológico (neurociencia); 2) la teoría de la evolución; 3) la reflexología; 4) la psicología experimental. Si el primero ha sido y es fecundo respecto al imprescindible conocimiento del sustrato (el sistema nervioso) el segundo introduce el objeto de estudio en el marco de la naturaleza. Así, la conducta es un fenotipo y, de alguna manera, el marcapasos de la evolución. La reflexología es, por su parte, el  clima que permite el pensamiento de Pavlov, y éste extrae una clase de actividad de determinados organismos del marco rígido del reflejo. El trasfondo del reflejo condicionado consiste en que los organismos pueden anticiparse a los acontecimientos, lo que logra mediante el aprendizaje. Por último, la psicología científica, desde el conductismo, otorga un objeto de estudio, la conducta, desde una consideración de ésta como hecho  positivo, observable y medible.

 

  La psicobiología es una ciencia multidisciplinar que acoge a distintas formas, desde la psicología fisiológica clásica hasta la etología y la genética de la conducta, de acercarse a un mismo objeto, que es la conducta. Pinel escribe de las relaciones entre biopsicología y una serie de disciplinas de la neurociencia (neuroanatomía, neurofarmacología, neuroendocrinología, neurofisiología, etc.) en realidad, como no establece con firmeza el objeto de estudio, define la psicofarmacología como algo que “se parece a la psicología fisiológica...” o cuando define la neurofisiología dice que “estudia las funciones y actividades del sistema nervioso”. La conducta es una función, ¿la estudia la neurofisiología? Hasta llega un momento en el que afirma que la biopsicología “es sólo una de las muchas disciplinas que contribuyen a la neurociencia” (página 5) porque ha perdido de vista que el objeto de estudio es la conducta y esto proporciona una entidad teórica que la distingue de otras grandes áreas de estudio.

 

   Pinel, de alguna forma, al poner la primacía en la biología, termina ofreciendo una definición de biopsicología como reunión de los conocimientos de otras disciplinas neurocientíficas y su aplicación al estudio del comportamiento. Esta aproximación deja al descubierto una fuerte carencia teórica en psicología. Por es preferible el término psicobiología que señala de forma clara que el objeto de estudio es la conducta. No se trata, pues, de reunir conocimientos de disciplinas neurocientíficas para explicar el comportamiento, sino de estudiar conductas específicas con los conocimientos teóricos y la metodología de la farmacología, la endocrinología, la neuroanatomía, etc. Y todo ello en el marco de la evolución.

 

  ¿Y la Psicología fisiológica? Desde un punto de vista histórico la Psicología fisiológica se remonta al laboratorio de Wundt a finales del siglo XIX, pero fue a principios del siglo XX cuando se asentó con firmeza como la disciplina que estudia los mecanismos neurales o neuroendocrinos de los procesos psicológicos. Es decir, por dos hechos: el comienzo del estudio científico de la conducta y por el desarrollo de la que posteriormente se denominaría neurociencia. No se puede reducir a la Psicología fisiológica, como hace Pinel, a una disciplina que se caracteriza por la utilización de dos técnicas, la de estimulación eléctrica intracraneal y la de lesión del tejido cerebral. Eso era así en la primera mitad del siglo pasado porque eran las técnicas de que se disponía. Desde entonces fue incorporando las técnicas, los métodos y la teoría de todas las disciplinas que forman la neurociencia. Es más, se puede afirmar que la Psicología fisiológica es el esqueleto que ha servido para vertebrar la Psicobiología, al estar abierta, por tener como objeto de estudio la conducta, a la psicología comparada, la etología, la sociobiología, y todas las disciplinas que conforman la neurociencia.       

 

 


OBJETIVOS

 

     El objetivo general del primer capítulo es introducir al lector en el  concepto de biopsicología. La biopsicología es un  área conceptual que trata de explicar desde la biología el origen y las causas de la conducta. Con el fin de alcanzar ese objetivo el autor del libro presenta una serie de tópicos que ayudan a la reflexión del lector y que se convierten en objetivos parciales.  Después de leer el capítulo el alumno estará en condiciones de explicar los siguientes aspectos que conforman la biopsicología:

 

    Qué es el estudio científico del comportamiento.

 

    Cómo se relaciona la biopsicología con otras disciplinas de la      neurociencia.

 

     Las estrategias de investigación que caracterizan a la biopsicología como un área científica peculiar.

 

     Las disciplinas más importantes que se consideran parte de la biopsicología.

 

      El abordaje interdisciplinario para construir explicaciones causales de la conducta

 

      Los mecanismos básicos de la deducción científica y las trampas del pensamiento que conducen a equivocaciones científicas que pueden ser fatales.

 


ESQUEMA

 

La biopsicología como ciencia

 

1.1           Qué es la biopsicología.

1.2           Qué relación existe entre la biopsicología y las otras disciplinas de la neurociencia.

1.3           Qué tipo de investigación caracteriza el enfoque biopsicológico. Los sujetos, los experimentos, la investigación básica y aplicada.

1.4           Cuáles son las divisiones de la biopsicología. Psicofarmacología, Neuropsicología, Psicofisiología, Neurociencia cognitiva, Psicología comparada.

1.5           Cómo trabajan los biopsicólogos.

1.6           Cómo estudian los biopsicólogos el funcionamiento inobservable  del cerebro

1.7           En qué consiste la mala ciencia y cómo se descubre

 


ORIENTACIONES DIDÁCTICAS

 

   El capítulo está formado por siete apartados que en conjunto abordan tres ideas fundamentales: qué es la biopsicología, el carácter interdisciplinario de la biopsicología y cómo trabajan los biopsicólogos.

 

   Tiene especial interés el apartado 1.7 (“¿En qué consiste la mala ciencia y cómo se descubre?”) en el que se exponen, con precisión, las consecuencias desgraciadas que pueden tener tanto la falta de control experimental como de rigor en la conceptualización de la conducta.

 

BIBLIOGRAFÍA COMPLEMENTARIA

 

Segovia, S., y Guillamón, A., Una aproximación conceptual a la Psicobiología, Rev. Psicol.. Gral. Aplic, 44:389-394, 1991. 

 

 PRACTICAS

 

   Escriba argumentando a favor o en contra de las ideas que se exponen en la Introducción general sobre el concepto de biopsicología que defiende Pinel.

 


PREGUNTAS DE AUTOEVALUACIÓN

 

 

   Preguntas cortas

 

1.    Los biopsicólogos reúnen los conocimientos de otras disciplinas neurocientíficas y los aplican al estudio del

2.    La neurofarmacología estudia los efectos

3.    La Neuropsicología es el estudio de los efectos

4.    Los neurocientíficos cognitivos estudian las bases neurales de

    

   Preguntas de desarrollo breve

 

1. El Dr. Delgado estimuló eléctricamente el núcleo caudado de

          un toro bravo y consiguió parar la carrera de éste. Se pensó que  estimulaba un centro de amansamiento y se llegó a sugerir 

          que podría ser un tratamiento efectivo para los psicópatas.

          ¿Por qué se equivocaba el Dr. Delgado?

 

2. El Dr. Egas Moniz introdujo la lobotomía prefrontal  como tratamiento psiquiátrico basándose  el efecto de las lesiones prefrontales en una chimpancé. Este tratamiento se aplicó a miles de pacientes y, posteriormente se apreció que no curaba y producía efectos indeseables. ¿En qué se equivocó Moniz?

 

     

 

      RESPUESTAS

 

     Preguntas cortas

 

1.    Comportamiento (p. 5)

2.    de los fármacos sobre la actividad nerviosa (p. 5)

3.    psicológicos de las lesiones cerebrales en pacientes humanos (p. 11)

4.    de la cognición (p. 12)

 

 

 

      Preguntas de desarrollo breve

 

1.    Como señalaba Valenstein, un examen de la cinta grabada muestra que el toro se paraba y porque la estimulación le obligaba a girar en redondo de forma continua. Por tanto, lo único que se puede afirmar es que la estimulación eléctrica había activado una vía neuronal que controla el movimiento (página 18)

2.    El Dr. Moniz se equivocó en dos aspectos  básicos que un científico no puede olvidar. En primer lugar, fundamentó la lobotomía prefrontal en los resultados obtenidos en un solo chimpancé. Además, no se evaluó con precisión a los pacientes después de la intervención  (páginas 19 y 20)