Actualización:  14 de Marzo 2004

  Entrada..

English version..English 

 Mi e-mail  es avhoys@yahoo.es

Curriculum

 Si a la paz

 

¡¡¡CARPE DIEM ¡¡¡

                            


Lazo negro ante los atentados en Madrid

    

 

¡¡¡VADE  RETRO¡¡¡¡¡¡ORTER EDAV¡¡¡

  (   erbmon ut oczonoc )

<<Inicio<< Entrada<<

                 SILA Nacionalidad: Roma
138 a.C. - 78 a.C.


 Lucio Cornelio Sila, llamado también Sula, militar y político romano que vivió entre los años 138 y 78 a.C. Descendiente de una familia aristocrática (gens Cornelia), su interés por la política fue bastante tardío.

 
Su juventud transcurrió de manera disoluta, sin prestar atención a las armas o las leyes. Fue mantenido por una prostituta griega hasta su nombramiento como  cuestor por Mario (106 a.C.)  participando en la  guerra de Yugurta (111-106 a.C.) y obligó al rey de Mauritania, Bochus I, a que le entregara  a su yerno  Yugurta. Este acto termió con la guerra pero también inició la enemistad con MArio, que cada vez estaba más celoso de su oficial y subalterno.

Sin embargo, Sila continuó al servicio de Mario hasta el 103 a.C., durante su campaña contra los cimbrios y teutones en Germania(104 - 101 a.C.)

En 193 fue pretor y  al año siguiente propretor en Cilicia.

Nº 1
Sear5 286
Crawford 367/5
Sydenham 757

Cornelia 39  Denario de plata   Manlia 4
Acuñado en Roma (82 a.C.) por el procuestor de Sila, Lucius Manlius L.f. Torcuatus.
Anverso: cabeza de "Minerva o Palas" (personificación de Roma) con casco alado, collar y pendiente, mirando hacia la derecha.
Detrás de la cabeza figuran la leyenda: (Lucius) MANLIus y detrás, (PRO Quaestor).
Reverso: L. Cornelio Sila en una cuadriga triunfal al paso hacia la derecha, coronado por una "Victoria" que vuela en la parte superior del campo.
Debajo de los caballos está la leyenda Lucius. TITVRIus.
Exergo: (Lucius) SVLLA IMPerator
 
Moneda que conmemora el triunfo conseguido en Grecia por las tropas mandadas por Sila, contra el rey griego Mitrídates.

 

 

En el año 99 regresa a Roma para pasar una temporada de vida ociosa, conviviendo con prostitutas, gladiadores, poetas y actores. En 94 fue elegido edil y al año siguiente pretor, participando en la guerra contra Mitrídates. El botín conseguido fue inmenso tanto para él como para Roma. 

Sila fue nombrado cónsul después de su éxito durante la Guerra Social (90-88 a.C.), que tuvo lugar entre los romanos y sus aliados italianos del norte, quienes demandaban más privilegios. El cargo lo había obtenido  al parecer gracias al apoyo conseguido por las mujeres tras su cuarto matrimonio con Cecilia Metela, emparentándose con una de las más importantes familias de Roma.

Ese mismo año (88 a.C.), Sila recibió del Senado el mando para combatir contra el rey del Ponto Mitrídates VI Eupátor. Mario, líder de los populares (partido de los plebeyos) y enemigo enconado de Sila, intentó destituirle de su mando provocando así la guerra civil.

 

 Después de la derrota de los partidarios de Mario y la huida de éste, Sila se dirigió a Asia Menor, donde derrotó a Mitrídates hacia el 85 a.C. después de vencerle en las batallas de Queronea y Orcómeno un año antes.

 Al regresar a Roma, después de reorganizar la provincia de Asia y saquear Grecia, aplastó al poderoso partido de los seguidores del ya fallecido Mario con la ayuda de Quinto Cecilio Metelo Pío y de Cneo Pompeyo.

 

.

Después partió hacia Oriente, donde venció a Mitrídates en Queronea. Mitrídates  tuvo que huir a Asia. Los romanos le siguieron. El rey Tigranes I de Armenia empezó a expandir su reino a costa del revuelto Imperio Parto y así se hizo con el control del norte de Mesopotamia. Sila

 

 

 

 

Cinna envió con un ejército a Asia Menor a un general de simpatías democráticas con la orden de reemplazar a Sila, pero el nuevo ejército se unió al de Sila y el enviado se suicidó. Sila derrotó nuevamente a Mitrídates VI, que en 85 tuvo que firmar una paz en la que se comprometía a devolver la provincia de Asia, liberar Bitinia y Capadocia (con lo que Nicomedes IV y Ariobarzanes I recuperaron sus coronas), ceder a Roma una flota de setenta navíos y pagar una pesada indemnización. 
Pasó el invierno en Éfeso, desde donde reorganizó la provincia de Asia, recompensó a las ciudades que habían permanecido fieles a Roma y castigó a las que se habían unido a Mitrídates VI, luego volvió a Grecia, dejó dos legiones en Asia Menor y volvió a Italia con sus tropas más leale s.

Base de estatua en honor de L. Cornelio Sullae

CIL VI 1297(Cfr.infra)

Texto:


L. CORNELIO L(uci) F(ilio) / SVLLAE FELICI / 

DICTATORI / VICVS LACI FVND(ani)

 

http://www.unav.es/hAntigua/textos/

docencia/epigrafia/homenajes/sila2.html

 

Numerosos miembros de la aristocracia se unieron a Sila enfrentándose a los populares dirigidos por Mario el Joven. Sila obtuvo la victoria en la batalla de Puerta Colina, una de las más sangrientas de la historia de Roma. Corría el mes de enero del año 81y Sila entró triunfalmente en Roma con las cabezas de sus más importantes enemigos. El terror se adueñó de nuevo de Roma, dirigido ahora por los aristócratas y encaminado a acabar con los populares.
En 84 murió Cinna en un motín, pero Sila tuvo que enfrentarse a los samnitas y a las tropas leales a los seguidores de Mario, entre los que se encontraba su sobrino Cayo Mario el Joven. A su lado tenía a Metelo, que dejó su exilio para unirse a él, así como un joven de 22 años llamado Cneo Pompeyo. Era de familia plebeya. Su padre había destacado en la Guerra Social y había procurado mantenerse neutral en la lucha entre Mario y Sila, pero el hijo simpatizaba con los aristócratas. Mientras Mario dominó Roma, Pompeyo trató de pasar inadvertido, pero cuando oyó que Sila volvía de Asia se apresuró a reunir un ejército por su cuenta para unirse a él.
Durante el año 83 d.C. tuvo que volver a luchar contra los partidarios de Mario, venciéndoles en Sacriport (Preneste) tuvo que enfrentarse a los  ejércitos conducidos por los cónsules Cneo Papirio Carbón y Cayo Mario el Joven. Tras una batalla ante la Puerta Colina de Roma (la misma puerta a la que se acercó Aníbal en su día), entró en la ciudad. Los cónsules lograron escapar, pero Mario el Joven  fue derrotado en las proximidades y se suicidó para no caer en manos de Sila. Por su parte, Papirio Carbón logró huir hasta Sicilia.

En el 82 a.C. se hizo nombrar DICTADOR VITALICIO mediante la Lex Valeria  e institucionalizó el terror al proscribir a todo el que se opusiera al nuevo régimen, depurando  Roma con el mismo rigor que Mario había empleado unos años antes. Más aún, Sila no sólo hizo ejecutar a sus adversarios políticos, incluidos algunos senadores, sino que incluyó en su lista ciudadanos con propiedades valiosas. La ley establecía que las propiedades de un condenado por traición pasaban a disposición del gobierno y debían ser subastadas.Como nadie se atrevía a pujar contra Sila y sus amigos, éstos terminaron con sus haciendas sensiblemente engrosadas. Se calcula que unas tres mil personas fueron víctimas de la persecución.

Tal vez el más beneficiado por las expropiaciones de Sila fue Marco Licinio Craso. Su padre y su hermano habían muerto durante el gobierno de Mario, y él pudo salvarse huyendo al sur de España y luego a África, pero se unió a Sila junto con Pompeyo cuando éste volvió a Italia. Craso ya era rico, pero ahora se había convertido en el hombre más rico de Roma y era conocido como Crassus Diues (Craso el rico).
Se cuenta que montó una especie de cuerpo de bomberos, de modo que cuando se incendiaba una de las muchas casas míseras de madera que había en la ciudad, sus hombres se presentaban al instante y negociaban con el propietario para comprarla a un precio ínfimo, tras lo cual apagaban el fuego.  
 

 

 

A menudo los vecinos vendían también sus casas a bajo precio, pues de lo contrario los "bomberos" no impedían que el fuego se extendiera. Así Craso se hizo con una buena parte de las propiedades urbanas de Roma.
Hubo un joven de veinte años que se libró de milagro de la muerte. Se llamaba Cayo Julio César, y era hijo del general Lucio Julio César (muerto dos años antes) que había intervenido no muy airosamente en la Guerra Social. Aunque su familia era de origen aristocrático, ninguno de sus miembros había desempeñado ningún cargo político relevante.La familia había tratado de conservar su prestigio mediante matrimonios, cosa bastante habitual en la época. Así, Julia, la hermana de Lucio Julio se había casado con Mario, y su hijo Cayo se había casado a su vez con Cornelia, hija de Cinna  

 

 

 

. Estos parentescos hicieron que Cayo estuviera mejor relacionado con los populares que con los conservadores. Sila le ordenó que se divorciara, pero él tuvo el valor de negarse. Las súplicas de su familia convencieron a Sila para dejarle con vida, pero dicen que dijo: "Vigiladlo. En ese joven hay muchos Marios." De todos modos, Cayo no tardó en abandonar Roma, instalándose en la provincia de Asia.
Sila adoptó  el nombre de Felix( "Afortunado") y condenó a muerte o al exilio a la mayoría de los que habían apoyado a Mario. 

Sila se hizo nombrar dictador, pero no como en tiempos de Cincinato o de Fabio Máximo, cuando el cargo tenía una duración de seis meses y se recurría a él por una situación extrema. La dictadura de Sila tenía duración ilimitada, lo que le convertía en un monarca absoluto o un dictador en el sentido moderno de la palabra.

Desde Roma, Sila no tuvo dificultad en hacerse con el control de toda Italia. De hecho hizo desaparecer los últimos vestigios de las culturas etrusca y samnita. En 81 envió a Pompeyo a Sicilia, donde Papirio Carbón resistía todavía. Allí obtuvo victorias arrolladoras, tras las cuales pasó a África, donde Mario había dejado seguidores. Antes de que acabara el año había vuelto a Roma cubierto de gloria. Sus soldados le dieron el sobrenombre de Pompeyo Magno (el grande). Tal era su fama que Sila decidió concederle un triunfo (una entrada solemne en Roma aclamado por el pueblo), pese a que no reunía los requisitos establecidos: no era un funcionario gubernamental y no tenía la edad suficiente.
REFORMAS DE SILA

Sila instituyó una reforma constitucional completa que suponía la restauración del poder del Senado y la aristocracia, imponiendo controles estrictos sobre los tribunos y otros magistrados. 

A partir de este año Sila se dedicó a reformar las instituciones romanas. Debilitó a los equites, que le eran hostiles, retirándoles la recaudación de impuestos en Asia y el poder judicial, que devolvió a los senadores. 

 

EL SENADO

La composición del Senado pasó de 300 a 600 miembros, de los cuales 500 eran elegidos por Sila, si bien 300 de ellos debían  pertenecer al orden ecuestre. 

 

REFORMA JUDICIAL

Su organización del sistema de procedimiento criminal mediante el incremento del número de quaestiones perpetuae fue de especial importancia, pues se establecieron en Roma los primeros juzgados penales permanentes. En materia jurídica clarificó el derecho penal, agravó las penas, reforzó las medidas represivas contra la inmoralidad y el lujo. Agilizó la justicia separando los tribunales criminales. 

 

LAS MAGISTRATURAS

Los tribunos perdieron el derecho de veto, el derecho de convocar al Senado y el derecho de iniciativa en materia legislativa, ya que sus proposiciones de plebiscitos no podían ser sometidas al pueblo sin la aprobación del Senado. 

 

 

También prohibió a los tribunos de la plebe acceder a las magistraturas. Disminuyó la autoridad de los cónsules y separó la administración civil de la militar. Ahora los cónsules y los pretores eran gobernadores civiles, mientras que los procónsules y los propretores dirigían los ejércitos. 

Su reforma , pues,  separó las magistraturas civiles de las militares  y  convirtió su gobierno en algo que algunos historiadores han considerado como la primera administración imperial, aunque todavía dentro de las formas republicanas

El Senado vio como todos los privilegios anteriores a los Gracos le eran restituidos.

 

REFORMAS SOCIALES:

También trató de apaciguar a las masas con medidas sociales: baja obligatoria de los precios, disminución de las deudas, llevó a cabo obras públicas en Italia y fundó colonias militares para 120.000 veteranos en las tierras incautadas a sus adversarios.

 

Sila se paseaba por la ciudad acompañado por veinticuatro lictores, como los antiguos reyes de Roma y protegido por una guardia de corps al estilo oriental. Llegó a acuñar monedas con su efigie con lo que, a todos los efectos, se había convertido en rey de Roma.
 

En el año 79 a.C., renunció súbitamente a todos sus poderes,  y  se retiró de la vida pública tras el matrimonio con la bella Valeria, joven de 25 años, retirándose a Cumas (Campania) y allí murió en el transcurso del siguiente año, 78 a.C. de una hemorragia interna en una orgía.


Denario en el 84-83 a.C., con cabeza de Venus y el nombre de Sulla en anverso.

EMISIONES MONETALES DE SILA

Centrado en el ámbito itálico-romano, se pueden distinguir tres grupos:

1. Las emisiones realizadas durante su período anterior al acceso a la dictadura, 

2.Las emisiones realizadas por colegas en alguna de las magistraturas

3. y finalmente emisiones póstumas de recuerdo familiar.

1.ANTERIORES A SU DICTADURA

Analizando el primer supuesto, anteriores a su dictadura, la emisión se fecha en el año 84-83 a.C., y consta de aúreo y denario, ambos con el mismo tipo: 

-En el anverso, cabeza diademada de Venus a derecha, y a la derecha de ésta cupido llevando una rama de palma, debajo en exergo la leyenda «L. Svlla» y grafila punteada

-En en el reverso, dos trofeos que custodian una jarra y el lituus (cayado augural), encima del todo la leyenda «Imper», debajo «Itervm» o «Iterv». La cabeza de Venus responde quizá al ser considerada como deidad protectora de la familia Cornelia y responsable de sus éxitos, en cuanto a los trofeos que flanquean la jarra y el lituus, se cree un tipo personal para Sila. Los dos trofeos que están unidos al título de Imperator fueron, presumiblemente, erigidos después de la victoria de Queronea. La jarra y el lituus, normalmente símbolo del augurado, es en este caso un misterio. La interpretación más probable utilizando fuentes epigráficas es que Sila no era augur en el año 84-83 a.C., ya que ese cargo estaba por lo general en ese momento unido al consulado y en todo caso se convirtió en augur en el año 82 a.C., desposeyendo a L. Scipio Asiaticus. Así la jarra y el lituus de esta emisión, podría teóricamente hacer referencia al augurado de un ancestro de Sila.

La denominación de Lucio Sulla aparece en solitario en este denario en el 84-83 a.C., con cabeza de Venus en anverso.

 


Similar al anterior denario, pero con mejor acabado.

 

Otra emisión interesante con el nombre de Sila es la realizada a nombre de Lucius Manlius Torquatus en el 82 a.C., de áureos y denarios: en anverso cabeza de Roma con yelmo detrás las letra «L. M.» en giro descendente, y delante se completa la leyenda con «Anli·Proo» dispuesto en giro ascendente, con borde de puntos; en el reverso Triumphator, coronado por una Victoria volando, en cuádriga a derecha, llevando las riendas en la mano izquierda y caduceo en la derecha, en exergo «L· Svlla·Impe» o «L· Svlla·Imp», con borde de puntos. 

 

El personaje principal referenciado fue más tarde cónsul en el 65 a.C. y procuestor antes de que Sila alcanzara la dictadura. 

Aunque el tipo del reverso y la leyenda no ofrece duda para advertir el título de Sila y su esperada victoria de ese año (sobre Mario «el Joven» en Preneste), la cabeza de Roma del anverso es quizá un intento de proclamar la identificación de la causa de Sila con la res publica y su intención de restaurarla.

 El caduceo del reverso indica que esa victoria era considerada como una hazaña. De este mismo año existen ases con la cabeza laureada de Jano en el anverso y proa en el reverso con la leyenda L·SV_ IMPE.

Denario de L. Cornelius Sulla y L. Malius acuñado en el 82 a.C., con cabeza de Roma con yelmo en anverso y cuadriga con victoria en reverso.



Denario póstumo realizado en Roma en el 54 a.C., por el monedero Q. Pompeius Rufus, cuya cabeza aparece en el reverso.

 

3.Como emisión póstuma familiar está la realizada en Roma, en el año 54 a.C. por el magistrado monetal Q. Pompeius Rufus. Con dos tipos: el primer denario, en anverso, la cabeza de Sila a  derecha y delante en giro descendente la leyenda «Svlla·Cos,» con borde puntead.

En el reverso cabeza de Q. Pompeius Rufus, cónsul en el 88 a.C. a  derecha, detrás la inscripción «Rvfvs·Cos» en giro descendente, delante del perfil el nombre del magistrado monetario «Q·Pom· Rvf.I» en giro descendente, con borde de puntos. 

El otro tipo de este denario lo conforma en anverso una silla curul flanqueada de una flecha a la izquierda y de una rama de laurel a la derecha, en el giro superior la leyenda «Q·PompeI·Q·F·», debajo de esta se completa el nombre con «Rvfvs» y en el estrado sobre el que se erige la silla magistral se muestra las abreviatura «Cos.», el todo con borde punteado; en el reverso otra silla curul, enmarcada a la izquierda por el lituus y a la derecha por una corona, encima la leyenda «Svlla·Cos,» y en el estrado, «Q·Pompei·Rvf·», igualmente con grafila de puntos. La explicación para esta moneda hay que encontrarla en la relación de parentesco de los dos personajes mencionados con el monedero. Q. Pompeius Rufus, cónsul en el 88 a.C. era abuelo paterno del monedero y Sila era abuelo materno. La flecha y la rama de laurel son dos de los atributos de Apolo, lo que sugiere que Q. Pompeius Rufus (el abuelo) fue decenviro; el lituus y la corona es la evidencia decisiva de que Sila alcanzó el cargo de augur.

http://www.filafinsa.com/cronicf3/cnufeb02/silarom.htm