Petra. La ciudad rosa del desierto. (I)

 

 

He estado en Petra varias veces. Las dos últimas salí de ellas de noche, con luna llena. La policía jordana cerraba de la marcha de los últimos visitantes. Y las piedras del desfiladero, iluminadas por la luna, cobraban vida en la noche fría de primavera. Lo divertido de aquel día es que amaneció nublado. A las cinco de la mañana anuncié: "No podremos entrar en Petra porque el siq puede inundarse y moriremos ahogados, como unos turistas franceses hace algunos años".

 

Una amiga me miró y dijo:"Pues me ahogo. Yo entro. He traído en el móvil la música de Indiana Jones y yo no me quedo aquí".

 

Lo de no entrar era una broma, porque no llovía ni llovió. Pero...entré en Petra con la música del móvil de Silvia. Así que a ella  y a todos los que me han acompañado a Petra, sobre todo a mi hijo, Carlos, que me ha sufrido dos veces y a todos los que conocen Petra por Indi...aunque solo sea por Indi ( y por su padre, claro, ya que no solo de Arcas perdidas viven las señoras), dedico parte de un artículo que escribí hace unos años. Y al final unas fotos muy especiales. 

 

También dedico este artículo a Pilar de Zaragoza, la guía española que me enseñó los altos senderos, las cuevas escondidas, los pasos inaccesibles, la que tantas niñas nabateas ha traído al mundo, salvando muchas vidas y ahora sufre tanto. A ella y a los amigos de Ammán que hacen y venden dagas, un abrazo en la distancia. Va por vosotros, amigos. Que Al´Uzza nos junte otra vez en los Lugares Altos.

 

 Por cierto: Yo también he entrado y salido a caballo...

 

Un saludo. Dra. Vázquez Hoys

 

 

 


 

 

Petra ( The beautiful sandstone formations of Petra were once occupied by the Edomites )

RECONSTRUCCIÓN ARQUEOLÓGICA DE PETRA

http://www.cnice.mecd.es/eos/MaterialesEducativos/bachillerato/arte/arte/x-antigu/petra3.htm

 

1.- El sik,  desfiladero de acceso a Petra por el este

2.- El Tesoro del Faraón, la primera de las grandes tumbas  esculpidas que se encuentran en Petra. Spielberg la hizo famosa ambientando en ellas las escenas finales de La última cruzada. Podría ser la tumba de un rey nabateo.

3.- La Tumba de la Urna. Durante la época bizantina fue utilizada como iglesia cristiana.

4.- La Tumba Palacio, en realidad una tumba real.

5.- Tumba del gobernador romano Sextius Florentinus.

6.‑ Restos de  teatro  un posible tatro.

7.- Torre Conway, importante punto del sistema ofensivo, de la ciudad.

8.- El Teatro, construido sobre una antigua necrópolis nabatea.

9.- Tumbas nabateas.

10.- Lugar alto, con sus obeliscos y altares  excavados y en resalte  en la roca, es uno de los numerosos lugares sagrados  de los nabateos.

11.- Muralla

12.- Templo Sur, el más monumental de la ciudad.

13.- Vía principal de la ciudad. 

14.- Puerta Monumental de acceso al recinto sagrado.

15.- Castillo medieval construido por los cruzados. Desde ahí se puede contemplar las impresionantes ruinas de la ciudad.

16.- Templo dedicado al dios nabateo  Dushara, el único que ha quedado en pie.

17.- El Monasterio o Ed‑Deir, edificio dedicado al culto o, quizá, una tumba.

18.- Tumba del Soldado Romano.

19.- Templo de los Leones alados.

20.- Iglesia bizantina con mosaicos.

Leyenda esculpida en la roca

tele

Un prodigio en el desierto

tele

Reconstrucción arqueológica

tele

Imágenes

tele

 

Petra. La Ciudad rosa del desierto.

                                                               Dra. Ana Maria Vázquez Hoys

 

Espacio, Tiempo y Forma, Serie II, Historia Antigua, t. 10, 1997, págs. 253-274

 

 

 

RESUMEN

 

Petra, la ciudad rosa del desierto jordano, es conocida, sobre todo, por el bello color de sus piedras. A menudo se olvida su importancia histórica, como sede de los edomitas , enemigos de Israel en el Antiguo Testamento y más tarde de los nabateos, pueblo nómada árabe de excelentes comerciantes, intermediarios entre el Próximo Oriente y Occidente.

 

   

 

Sólo el pueblo romano, en el siglo II d.C. cambió la suerte de Petra, que permaneció olvidada durante diez y siete siglos.

 

En los últimos tiempos, el esfuerzo de los viajeros y arqueólogos ha permitido conocer quienes eran sus habitantes, donde vivían, qué pensaban y cuales eran sus dioses.

 

ABSTRACT

 

Petra, the «pink town» of the Jordan desert, is mainly known for its beautifully coloured stones. Often, we may forget about its historical significance as headquarters of the edomites —Israel’s enemies in the Old Testament— and, afterwards, royal! city of the nabateans, Arabian nomads mainly known for their commercial importance as intermediaries between the near East and Occident. It was only on the U century after J.C. that the Roman people changed Petra’s chance, letting the city remain «forgotten» during almost seventeen centuries. On the last two centuries, Petra was awakened of /the lethargic sleep by unfatigable travellers and archaeologists. Thanks to them, we have got to know about Petra's inhabitants, their thoughts, their ways of thinking, how they were living, and the name of their gods.

 

I. INTRODUCCIÓN

 

En el actual reino de Jordania, en los límites del mundo civilizado occidental, se encuentran las ruinas de la antigua ciudad de Petra «LA PIEDRA», termino que no parece referirse a una ciudad, sino a un elemento del reino mineral.

 

 

Lo que denominamos «Petra», a menudo con el añadido de «la ciudad rosa del desierto», título de nuestro trabajo, no es, en realidad, sólo o únicamente una ciudad.

 

En el sentido actual de la palabra, entendemos el término «ciudad» como «un conjunto de calles y edificios», o «un núcleo de población, generalmente grande, que antiguamente gozaba de mayores prerrogativas que las villas».

 

De la ciudad que fue capital de un reino de nómadas nabateos no quedan hoy casi estructuras construidas, ni muchas ruinas de muros o edificios públicos. Podríamos decir que Petra «No es», puesto que es el paisaje y no sus estructuras ciudadanas visibles las que nos permiten hablar de ella como «la ciudad rosa». Petra es un círculo de rocas rosas, naranjas, amarillas, que cambian de tono a cada instante según cambia la situación del sol en el cielo. Un círculo de rocas, de montañas, sobre las que dominaba la Luna, la diosa de la fertilidad, al'Uzza, la principal diosa de los nabateos, que iluminaba con sus pálidos rayos los altares de sacrificio, denominados «lugares altos», donde debieron morir numerosas víctimas humanas en las noches de primavera.

 
....//I//....