ENTRADA, Curriculum     English version..English
                 
E-mail Ecrivez-nous Actualización:  22 junio    2005  Chronologie Tempus fugit  Nedstat Basic - Free web site statistics

 

 Noticias mías

.NOTICIAS HISTORIA- ANTIGUA _ARQUEOLOGÍA

  Escrituras megalíticas(IV-III milenio)  en Huelva  Publicaciones UNED http://apliweb.uned.es/publicaciones/busq-articulo/index.asp.

Actualidad

Cabeceras Temas

15/6/05

Mis último libros
libreria@sanzytorres.com

 

Principal >>> 

  ASPECTOS MÁGICOS DE LA ANTIGÜEDAD III. LA MAGIA EN  LAS TABELLAE DEFIXIONUM  HISPANAS

Dra. Ana Mª Vázquez Hoys

"Aspectos mágicos de la Antigüedad III: La magia en las tabellae defixionum hispanas", Boletín de la Asociación de Amigos de la Arqueología 21, Junio 1985, pp. 35-45

 

 

>> p.1 ( 36)>> página  2(  37) >> p. 3 ( 38)>> p.4 ( 39)>> p.5.(40)<<

no podía manifestar. Estaba sumido en una especie de sueño, en el que continuaba manteniendo la energía que había tenido vivo.

Esta creencia en una especie de vida en el sepulcro se expresa magnífica­mente en la bella fórmula funeraria romana «Sit tibi terra levis»: Que la tierra te sea leve. Sin duda, como dice Cumont (21), esta fórmula pertenecía a las plegarias que se pronunciaban en el entierro y su empleo ritual ha asegurado su persistencia. Pero la extensión del rito de la incineración, así como la certeza misma de la descomposición de la materia orgánica, hizo nacer la idea de una fuerza misteriosa, que subsiste aunque el organismo hu­mano haya sido reducido a cenizas, manteniéndose en el sepulcro.

A veces, esta fuerza misteriosa se manifiesta en forma de serpiente, tema que ya estudiamos en otra oca­sión (22). Tal es el caso de la tumba de Escipión el Africano, en Liternum, que se creía guardada por una ser­piente, y la curiosa creencia recogida por Ovidio, Plinio y Elieno de que la espina dorsal de los hombres se convierte en serpiente en el sepulcro (23).

Pero los ritos que los nigromantes utilizaban, se basaban, no solamente en la creencia de esta persistencia de la vida latente en la tumba, sino en la de que los difuntos estaban inclinados al resentimiento y la venganza para con los vivos, si se les descuidaba o se les ofendía. Y todas las fórmulas litúrgicas que se pronunciaban en el acto del sepelio tenían por objeto fi­jar la sombra (o el espíritu latente en la tumba, ya que si salía de ella en un momento en que no se esperaba, podía causar grandes males a los hombres. Esta tumba era, desde y a partir del entierro, propiedad de los Manes, reconocida en el viejo Derecho pontifical (24).

  Introduciendo la tablilla de imprecación en el sepulcro, el nigromante obligaba mágicamente, por medio de ritos (poder de la palabra escrita, fórmulas mágicas, ensalmos, repetición de palabras o salmodia, magia mimética, fijación por medio del clavo, transposición de letras o inversión de las mismas) a que el espíritu le obedeciese.

Y por extensión, la fórmula se dirige a veces a determinadas divinidades ctónicas. El contraataque se hacía casi imposible, porque para ello había que buscar la tablilla maléfica en la tumba, desclavarla y destruirla, operación sumamente difícil, puesto que había que hacer trabajar a una bruja con ritos contrarios a los utilizados para realizar el encantamiento, que a veces eran personales y propios de la persona que los realizaba

37(Continuará)

página  2   >> página. 3 ( 38)>> página.4 ( 39)>>página 5.(40)<<