ENTRADA, Curriculum     English version..English
                 
E-mail Ecrivez-nous Actualización:  24 junio

2016 

Chronologie Tempus fugit  Nedstat Basic - Free web site statistics

 

 Noticias mías

.NOTICIAS HISTORIA- ANTIGUA _ARQUEOLOGÍA

  Escrituras megalíticas(IV-III milenio)  en Huelva, ( 2)  Publicaciones UNED http://apliweb.uned.es/publicaciones/busq-articulo/index.asp.

Actualidad

Cabeceras Temas

15/6/05

Mis último libros
libreria@sanzytorres.com

Historia del Mundo Antiguo , volumen I, I: Próximo Oriente;

I, II: Egipto, fenicios, Israel

Volumen II El mundo mediterráneo hasta Augusto


 

              

                         

LEX MUNICIPII MALACITANI AD 81-84

(Lex Malacitana)

La romanización de Málaga fue, como en la mayoría del sur de la Hispania Ulterior, pacífica y llevada mediante un pacto, Foedus aequum, de amistad e igualdad. Durante esta época, el Municipium Malacitanum era punto de tránsito dentro de la Vía Hercúlea, dinamizadora de la ciudad tanto económica como culturalmente, al comunicar ésta con otros enclaves desarrollados de la Hispania Interior y con los demás puertos del Mediterráneo.

Tras las guerras civiles que estallan en Roma en el año 69, a la muerte de Nerón, salió vencedora la dinastía Flavia, aliada de Hispania.

                            

                          

                      

                                IMPERATOR CAESAR AUGUSTUS TITUS FLAVIUS VESPASIANUS (69-79 )

En el año 74 el Emperador Vespasiano otorgó a Malaca la Lex Flavia Municipal  al amparo de la concesión de la latinidad a toda Hispania.

 

                       

                                           Tito Flavio Domiciano (81-96)

Dinastía Flavia, lque reinó desde el año 69 hasta el 96, y abarcó los reinados de  Vespasiano (69–79), su hijo mayor Tito (79–81) y finalmente Domiciano (81–96).                                 

                                    

Sin embargo, esta concesión de ciudadanía no entró en vigor hasta algún momento entre los años 81 y 96, ya bajo el mandato del Emperador Domiciano.

Las  5 tablas de bronce en que estaba escrita  se hallaron en el año 1851, en la zona del Monte de El Egido, en la ciudad de Málaga por unos trabajadores de la zona cuya pretensión inicial era la venta de estas piezas al peso como metal viejo (su peso estaba en torno a los 90 kg) a la familia Luque, broncistas. Antes de que fuesen fundidas, la noticia de la existencia de dichas tablas llegó a oídos del matrimonio malagueño formado por Amalia Heredia Livermore y Jorge Loring Oyarzábal, quienes adquirieron las tablas con el fin de iniciar así una colección arqueológica.

 Con posterioridad, Manuel Rodríguez de Berlanga y Rosado, cuñado de Jorge Loring, estudió, tradujo y divulgó entre los especialistas la Lex Flavia Malacitana, trabajos por los que fue nombrado caballero de la Orden de Isabel la Católica.

Estaba compuesta por cinco tablas de bronce y se conserva la que contienen las rúbricas de la 51 a la 69, y actualmente se encuentra depositada en el Museo Arqueológico Nacional de Madrid.

Físicamente mide unos 89 cm de alto y 122 cm de ancho y tiene un grosor entre 0.9 izquierda y 0.5 derecha. Los bordes superior e inferior son irregulares, mientras que los laterales son lisos, aunque las medidas totales con el marco son de 94 por 130 cm y su peso de 90kg. La grabación del texto parece haber sido realizada antes de montar el marco porque hubiera sido un estorbo a la hora de manejar el cincel.

Cada capítulo va precedido por su título, sangrado e introducido por una rúbrica. La primera línea de cada capítulo sobresale por la izquierda y empieza casi con una o dos letras más grandes o entrelazadas. Debajo de ellas está el número del capítulo.

Abundan las letras grandes. A veces es complicado distinguir letras como la I, T y L. Algunas palabras olvidadas se añadieron en letras más pequeñas sobre “comillas”. El nombre de Domiciano fue borrado después de su muerte y así aparece su damnatio memoriae. Los signos de interpunción son pequeños triángulos blancos, colocados de manera poco sistemática.

Durante años, estas tablas fueron expuestas en el museo Loringiano de la finca de la Concepción, pero los Loring decidieron vender su colección de bronces jurídicos al Estado español para evitar de este modo que este valioso hallazgo se dispersara tras su muerte. Así pasaron a formar parte de los fondos del Museo Arqueológico Nacional de Madrid.

Actualmente, el Ayuntamiento de la ciudad  de Málaga posee una copia de dichas tablas que expone en su Salón de Plenos. También puede contemplarse una copia expuesta en el Palacio de la Aduana de Málaga.

La Lex Flavia Malacitana tiene un contenido semejante al de la Lex Salpensana, conservamos diecinueve capítulos de la ley dada al municipium Flavium Malacitanum. A diferencia de aquélla, el nombre de Domiciano fue borrado en la tabla de Málaga, cuyo tratamiento de los temas municipales refiere la mecánica global de accesos a las magistraturas.

En ella se aprecia las disposiciones-leyes  relativas al procedimiento de elección y votación de los magistrados por las asambleas populares municipales; la designación de patronos municipales, así como normas de gestión de fondos públicos dirigidas a los magistrados municipales. Con esta ley, se establece una organización censitaria que distribuye las obligaciones y los derechos en función de la capacidad económica de los individuos.

Una parte de la ley de Málaga coincide casi literalmente con los dos fragmentos hispalenses de las leyes de Salpensa e Irni, que tratan de la obligación de restituir los fondos que se tuvieran de la caja municipal, así como de la rendición de cuentas ante los decuriones por negocios hechos con fondos públicos.

Como en la ley de Salpensa, son frecuentes las interpolaciones al texto primitivo.

             El carácter urbano de Roma está latente en ella, por ello sus leyes ciudadanas recogen diversas disposiciones en pro del interés urbanístico. Así, por ejemplo, establecía que los propietarios de edificios destruidos sin motivo suficiente deberían reconstruirlos en un año o afrontar una multa; o que las obras iniciadas serían objeto de información pública mediante tablillas o carteles en las calles.

El carácter de las ciudades federadas, de hacer uso de su propio ordenamiento jurídico, se puede ver en el hecho de que los malagueños podían presentar a sus candidatos a ediles locales sin necesidad de tener en cuenta las designaciones imperiales.

También mencionaba aspectos como la religión o el culto al emperador divinizado.

Estas tablas de la ley se colocaban en un lugar destacado de los edificios públicos, que eran el centro político y religioso de las ciudades, con el objetivo era que todos los ciudadanos conocieran las normas que regían su municipio.

Stylow, Armin. U. (2001). «La Lex Malacitana, descripción y texto». Mainake. Las Leyes Municipales en Hispania. 150 Aniversario del descubrimiento de la Lex Flavia Malacitana. (23). 39-50.

 

 Pérez, Carmen; Salas, S.; González, F.; Moret, C. (26). «La Lex Flavia Malacitana, cuya copia se exhibe en la Aduana, fue salvada de la fundición por la familia Loring». Sur Digital. Consultado el 22 de julio de 2008.

 Chueca Goitia, Fernando (1998). «Cartas enviadas a Fita». Madrid, pieza clave de España. Real Academia de la Historia. p. 117. ISBN 84-89512-20-5.

 Leucona, Emilio. «Jornadas de estudio por el 150 aniversario del hallazgo de la Lex Flavia Malacitana (26-27 de octubre de 2001)». Consultado el 24 de julio de 2008.

Curso de historia del derecho, Fuentes e Instituciones Político-administrativas de José Antonio Escudero.

Rodríguez de Berlanga, Manuel: "Lex Flavia Malacitana" Málaga 1969.

León, R.; Canales, A: "Lex Flavia Malacitana" Del. Cultura, Excmo. Ayto. Málaga 1978.

 

NUEVA TRADUCCIÓN DE LA LEX FLAVIA MALACITANA* Miguel del Pino Roldán (†) Universidades de Granada y Málaga

 

51 52 53 54 55 56 57 58 59 60 61 62 63 64 65 66 67 68 69


51. De nominatione candidatorum.

 

* Este artículo  de Miguel del Pino Roldán constituye una reedición parcial del publicado en su momento en J á b e g a, 27 (1979) 3-14. Hemos seleccionado, además de la traducción, algunas partes de indudable vigencia histórica e historiográfica. Sirva, pues, de homenaje al que fue amigo y compañero, además de un pionero en las cuestiones epigráficas y jurídicas de la Hispania romana (Nota de la Redacción).

Si ad quem diem professio fieri oportebit, nullius nomine aut pauciorum, quam tot quod creari oportebit, professio facta erit, sive ex his, quorum nomine professio facta erit, pauciores erunt quorum hac lege comitiis rationem habere oporteat, quam tot quot creari oportebit: tum is qui comitia habere debebit proscribito, ita ut de plano recte legi possint, tot nomina eorum, quibus per hanc legem eum honorem petere licebit, quod derunt ad eum numerum, ad quem creari ex hac lege oportebit. Qui ita proscripti erunt ii, si volent, apud eum, qui ea comitia habiturus erit, singuli singulos eiusdem* condicionis nominato, ique item, qui tum ab is nominati erunt, si volent, singuli singulos aput eundem eademque condicione nominato; isque, aput quem ea nominatio facta erit, eorum omnium nomina proponito, ita ut de plano recte legi possint, deque is omnibus item comitia habeto, perinde ac si eorum quoque nomine ex hac lege de petendo honore professio facta esset intra praestitutum diem petereque eum honorem sua sponte coepissent neque eo proposito destitissent.

Capítulo LI SOBRE LA DESIGNACIÓN DE CANDIDATOS

Si, dentro de la fecha que se haya establecido, para que, en virtud de la presente ley, deba hacerse la manifestación de los interesados en alcanzar un cargo, no se hubiera hecho manifestación en nombre de nadie; o si se hubiese hecho en nombre de unos cuantos, en número inferior a cuántos deban elegirse; o si éstos, a quienes, a tenor de la presente ley, sea lícito incluir en el recuento de votados en los comicios, resultaran en número inferior a cuántos deban ser elegidos: en cualquiera de tales casos, el que deba reunir los comicios fije, de manera que puedan leerse claramente, tantos nombres de ciudadanos, de entre aquéllos a quienes según esta ley les sea lícito aspirar al cargo, cuantos falten para el número exacto que, de acuerdo con esta ley, se deban elegir. Quienes por tal procedimiento hayan sido anunciados, si lo desean, ante quien ha de re u - nir los comicios, nombren cada uno a uno de su misma condición social; y, a su vez, los que por los anteriores hayan sido nombrados, si lo desean, ante la misma persona del caso anterior y en idénticas condiciones, nombren cada uno a uno; y aquél ante quien se haya efectuado tal designación proponga al público, de manera que puedan leerse claramente, los n o m b res de todos estos últimos y, en consecuencia, celébrense las elecciones también s o b re todos éstos, como si la presentación de candidatura se hubiera hecho, de conformidad con la presente ley, en su propio nombre, dentro de la fecha establecida, y del mismo modo que si hubieran por propia voluntad pretendido desde un principio alcanzar el cargo en cuestión sin haber desistido de su propósit o

                                                 0000000000000---------00000000000

52. De comitiis habendis.

Ex IIviris qui nunc sunt, item ex is, qui deinceps in eo municipio iiviri erunt, uter maior natu erit, aut, si ei causa quae inciderit quo minus comitia habere possit, tum alter ex his comitia IIviris, item aedilibus, item quaestoribus rogandis subrogandis hac lege habeto; utique ea distributione curiarum, de qua supra conprehensum est, suffragia ferri debebunt, ita per tabellam ferantur facito. Quique ita creati erunt, ii annum unum aut, si in alterius locum creati erunt, reliqua parte eius* anni in eo honore sunto, quem suffragis erunt consecuti.

Capítulo LII. SOBRE LA CELEBRACIÓN DE LOS COMICIOS

 De los duumviros que en la actualidad están en e j e rcicio e igualmente de los que en un futuro sean duumviros de este municipio, el que de los dos sea mayor en edad o, si en él concurre cualquier impedimento para poder celebrar los comicios, el otro, en tal caso, reúna los comicios para designar o sustituir a los duumviro s , así como a los ediles e igualmente a los cuestores, de conformidad con la presente ley; y, al igual que deberán los votos ser emitidos de acuerdo con la precisa distribución de curias de que antes se trató, en consecuencia, hagan que se emitan mediante tablillas. Los que por este procedimiento resulten elegidos permanezcan en el cargo, que gracias a los votos hayan conseguido, por espacio de un solo año o, caso de haber sido elegidos en sustitución de otro, durante el período que reste del año en curso.

                     000000---------0000000000

53. In qua curia incolae suffragia ferant.

Quicumque in eo municipio comitia iiviris, item aedilibus, item quaestoribus rogandis habebit, ex curiis sorte ducito unam, in qua incolae, qui cives Romani Latinive cives erunt, suffragium ferant, isque* in ea curia suffragi latio esto.

 

Capítulo LIII. EN QUÉ CURIA VOTARÁN LOS RESIDENTES

 Quienquiera que en este municipio reúna los comicios, para designar a los duumviros, así como a los ediles e igualmente a los cuestores, de entre la totalidad de las curias elija una mediante sorteo; en ella emitirán su voto los residentes que sean ciudadanos romanos o latinos; y en dicha curia podrán éstos hacer uso de la facultad de emitir su voto.

                                            00000000------------000000000000

54. Quorum comitis rationem haberi oporteat.

Qui comitia habere debebit, is primum IIviros qui iure dicundo praesint ex eo genere ingenuorum hominum, de quo hac lege cautum conprehensumque est, deinde proximo quoque tempore aediles, item quaestores ex eo genere ingenuorum hominum, de quo hac lege cautum conprehensumque est, creandos curato; dum ne cuiius comitis rationem habeat, qui IIviratum petet, qui minor annorum XXV erit, quive intra quinquennium in eo honore fuerint item qui aedilitatem questuramve petet, qui minor quam annorum XXV erit, quive in earum qua causa erit, propter quam, si civis Romanus esset, in numero decurionum conscriptorumve eum esse non liceret.

Capítulo LIV. A QUIENES DEBE INCLUÍRSELES EN EL RECUENTO DE VOTADOS EN LOS COMICIOS

Quien deba reunir los comicios ocúpese de que elijan en primer lugar los duumviros que pre s i - den la jurisdicción precisamente de entre la categoría de hombres que nacieron libres de toda esclavitud –sobre lo cual, en esta misma l e y, se han fijado toda clase de garantías y se han hecho puntualizaciones–; en segundo lugar, y en el momento inmediato, que se elijan los ediles y, asimismo, los cuestores precisamente de e n t re la categoría de hombres que nacieron libres de toda esclavitud –sobre lo cual, en esta misma ley han fijado toda clase de garantías y han hecho puntualizaciones–; sin que en ningún momento se incluya en el recuento de votados en los comicios a aquél que aspire al duumvirato siendo menor de veinticinco años o que haya permanecido en dicho cargo en un espacio de tiempo comprendido en los últimos cinco años; como tampoco al que aspire a la edilidad o a la cuestura siendo menor de veinticinco años o que se encuentre en alguna circunstancia de aquellas por las cuales, aun siendo ciudadano romano, no le sea lícito estar incluido en el conjunto de decuriones o conscriptos.

 

55. De suffragio ferendo.

Qui comitia ex hac lege habebit, is municipes curiatim ad suffragium ferendum vocato ita, ut uno vocatu omnes curias in suffragium vocet, eaeque singulae in singulis consaeptis suffragium per tabellam ferant. Itemque curato, ut ad cistam cuiiusque curiae ex municipibus eius* municipi terni sint, qui eius* curiae non sint, qui suffragia custodiant, diribeant, et uti ante quam id faciant quisque eorum iurent: se rationem suffragiorum fide bona habiturum relaturumque. Neve prohibito, quo minus et qui honorem petent singulos custodes ad singulas cistas ponant. Iique custodes ab eo qui comitia habebit, item ab his positi qui honorem petent, in ea curia quisque eorum suffragium ferto, ad cuiius curiae cistam custos positus erit, eorumque suffragia perinde iusta rataque sunto ac si in sua quisque curia suffragium tulisset.

Capítulo LV SOBRE LA EMISIÓN DEL VOTO

 El que de acuerdo con la presente ley reúna los comicios convoque a los munícipes para votar según la distribución por curias; de tal forma que mediante llamamiento único convoque a sufragio a todas las curias; y emitan éstas su voto, cada cual en su respectivo recinto, por medio del sistema de tablillas. Asimismo, ocúpese de que junto a la urna de cada curia se sitúen tres munícipes de este municipio, que no pertenezcan a dicha curia, para que controlen los votos y hagan el escrutinio; y de que, antes de cumplir dicho cometido, preste cada uno de ellos juramento de que hará el recuento y dará cuenta de los votos con buena fe. Y no se ponga obstáculos a que quienes aspiren a un cargo coloquen sendos interventores: junto a cada una de las urnas. Y, tanto los interventores que hayan sido colocados por el que reúna los comicios, como los que lo fueron en nombre de quienes aspiren a un cargo, emitan su voto cada cual en la curia junto a cuya urna fueron colocados en calidad de interventores; y serán sus votos tan justos y válidos como si cada cual lo hubiera emitido en su curia cor respondiente.

 

56. Quid de his fieri oporteat, qui suffragiorum numero pares erunt.

Is qui ea comitia habebit, uti quisque curiae cuiius plura quam alii suffragia habuerit, ita priorem ceteris eum pro ea curia factum creatumque esse renuntiato, donec is numerus, ad quem creari oportebit, expletus sit. Qua in curia totidem suffragia duo pluresve habuerint, maritum, quive maritorum numero erit, caelibi liberos non habenti, qui maritorum numero non erit habentem liberos non habenti; plures liberos habentem pauciores habenti praeferto prioremque nuntiato ita, ut bini liberi post nomen inpositum aut singuli puberes amissi virive potentes amissae pro singulis sospitibus numerentur. Si duo pluresve totidem suffragia habebunt et eiusdem* condicionis erunt, nomina eorum in sortem coicito, et uti cuiiusque nomen sorti ductum erit, ita eum priorem alis renuntiato.

Capítulo LVI. QUÉ CRITERIO DEBE SEGUIRSE ACERCA DE QUIENES RESULTEN EQUIPARADOS EN EL NÚMERO DE VOTOS

El que reúna los comicios, tan pronto como alguno haya obtenido de cualquier curia más votos que demás, proclame que por dicha curia ha sido elegido y nombrado con priori - dad frente a los demás, con tal de que se haya completado el número de votos que se necesitan para ser elegido. En la curia en que dos o más hubieren obtenido votos en igual número, se dará preferencia –y se le proclamará como elegido en primer lugar– al casado o al que se halle incluido en el grupo de casados, sobre el céli - be que no tenga hijos, que no se halla inclui - do en el grupo de los casados; al que tiene hijos sobre el que no los tiene; y al que tenga más hijos, sobre el que tenga menos, habida cuenta que cada dos hijos muertos después de que se les pusiera el nombre o cada hijo muerto después de haber llegado a la pubertad o cada hija núbil fallecida serán, a efectos de cómputo, tenidos en idéntica consideración que cada uno de los vivos. Si dos o más obtuvieren votos en igual n u m e ro y estuvieren dotados de idéntica suma de condiciones échense a suerte sus nombres; y tan pronto como el nombre de uno haya sido elegido por la suerte, se le proclamará como el primero en relación a otros.

                                                        000000--------00000000

57. De sortitione curiarum et is, qui curiarum numero pares erunt.

Qui comitia hac lege habebit, is relatis omnium curiarum tabulis nomina curiarum in sortem coicito, singularumque curiarum nomina sorte ducito, et ut cuiiusque curiae nomen sorte exierit, quos ea curia fecerit, pronuntiari iubeto; et uti quisque prior maiorem partem numeri curiarum confecerit, eum, cum hac lege iuraverit caveritque de pecunia communi, factum creatumque renuntiato, donec tot magistratus sint quod hac lege creari oportebit. Si totidem curias duo pluresve habebunt, uti supra conprehensum est de is qui suffragiorum numero pares essent, ita de is qui totidem curias habebunt facito, eademque ratione priorem quemque creatum esse renuntiato.

Capítulo LVII SOBRE EL SORTEO DE LAS CURIAS Y EN TORNO A QUIENES RESULTEN EQUIPARADOS EN NÚMERO DE CURIAS QUE LES VOTAN

Quien, de conformidad con la presente ley, reúna los comicios, una vez recogidos los registros de todas las curias, eche a suerte los nombres de las mismas, y al azar vaya cogien - do los nombres de cada una de las curias; y, tan pronto como en el sorteo haya salido el nombre de cada curia, ordene que se procla - men los que tal curia eligió; y a medida que alguno prioritariamente, haya conseguido reunir la mayor parte de la totalidad de las curias, –una vez que a tenor de esta ley, haya prestado juramento y ofrecido garantías res - pecto al caudal común–, se le anunciará como elegido y nombrado, hasta que los magistrados lleguen a ser tantos, cuantos, por 56 Miguel del Pino Roldán disposición de esta ley, sea preceptivo que se nombren. Si dos o más obtuvieran el voto de las curias en igual número, de la misma forma que antes se puntualizó respecto a los que resultasen equiparados en número de votos, opérese siguiendo idéntico criterio cuando se trate de quienes obtengan el voto de las curias en igual proporción; y publíquese quién en virtud de dicha norma ha sido elegido el primero.

                                    0000000---------0000000000

58. Ne quid fiat, quo minus comitia habeantur.

Ne quis intercedito neve quit aliut facito, quo minus in eo municipio hac lege comitia habeantur perficiantur. Qui aliter adversus ea fecerit sciens dolo malo, is in res singulas HS X (milia) municipibus municipii Flavi Malacitani dare damnas esto, eiusque* pecuniae deque ea pecunia municipi eius municipii qui volet, cuique per hanc legem licebit, actio petitio persecutio esto.

Capítulo LVIII . QUE NO SE PONGAN OBSTÁCULOS A QUE SE CELEBREN LOS COMICIOS

Que nadie se interponga ni realice otro tipo de actos tendentes a impedir que, de acuerdo con esta ley, se celebren y concluyan los comicios en este municipio. Quien de otra forma actuare, en contra de esta normativa, conscientemente y con procedimiento malintencionadamente fraudulento, será condenado a pagar a los munícipes del Municipio Flavio Malacitano diez mil sestercios por cada infracción. Y el munícipe de este municipio que lo desee, y a quien por esta ley le está permitido, tendrá la facultad de reclamar tal cantidad, así como la de ejercer la reclamación procesal o ante magistrados y la demanda contra el infractor en torno a la susodicha cantidad.

59. De iure iurando eorum, qui maiorem partem numeri curiarum expleverit.

Qui ea comitia habebit, uti quisque eorum, qui IIviratum aedilitatem quaesturamve petet, maiorem* partem numeri curiarum expleverit, priusquam eum factum creatumque renuntiet, iusiurandum adigito in contionem palam per Iovem et divum* Augustum et divum* Claudium et divum* Vespasianum Augustum et divum* Titum Augustum et genium imperatoris Caesaris Domitiani Augusti deosque penates, se quae ex hac lege facere oportebit facturum, neque adversus hanc legem fecisse aut facturum esse scientem dolo malo.

                                      Capítulo LIX. SOBRE EL JURAMENTO DE QUIENES OBTUVIEREN EL VOTO DE LA MAYOR PARTE DE LA TOTALIDAD DE LAS CURIAS

Quien reúna los comicios, una vez que cada uno de los que aspiren al duumvirato, la edi - lidad o la cuestura, haya obtenido el voto de la mayor parte de la totalidad de las curias, antes de proclamarle elegido y nombrado, exíjale públicamente, ante la asamblea del pueblo, juramento –por Júpiter y por el divino Augusto, así como por el divino Claudio y por el divino Vespasiano Augusto y también por el divino Tito Augusto, al igual que por la persona tutelar del emperador César Domiciano Augusto y por los dioses Penates– de que hará cuanto le cor responda, en virtud de esta ley, hacer; y de que ni ha actuado en con tra de la ley ni en un futuro lo hará conscientemente o de forma malintencionadamente fraudulenta.

                                      00000000----------00000000000

60. Ut de pecunia communi municipum caveatur ab is, qui IIviratum quaesturamve petet.

Qui in eo municipio IIviratum quaesturamve petent quique propterea, quod pauciorum nomine quam oportet professio facta esset, nominatim in eam condicionem rediguntur, ut de his quoque suffragium ex hac lege ferri oporteat: quisque eorum, quo die comitia habebuntur, ante quam suffragium feratur arbitratu eius qui ea comitia habebit praedes in commune municipum dato pecuniam communem eorum, quam in honore suo tractaverit, salvam is fore. Si de ea re is praedibus minus cautum esse videbitur, praedia subsignato arbitratu eiusdem*. Isque ab iis praedes praediaque sine dolo malo accipito, quoad recte cautum sit, uti quod recte factum esse volet. Per quem eorum, de quibus IIvirorum quaestorumve comitiis suffragium ferri oportebit, steterit, quo minus recte caveatur, eius qui comitia habebit rationem ne habeto.

Capítulo LX . QUE SE PRESTEN GARANTÍAS RESPECTO DEL CAUDAL COMÚN POR PARTE DE AQUELLOS QUE ASPIREN AL DUUMVIRATO O LA CUESTURA

 Los que en este municipio aspiren al duumvi - rato o la cuestura –y, en consecuencia, los que nominalmente hayan sido asimilados a la con - dición de candidatos, por haberse hecho la presentación de candidatura en nombre de personas inferiores numéricamente a las que se necesitan, dado que también se pueden emitir votos por ellos–, el mismo día en que se vayan a reunir los comicios, antes de que se empiecen las votaciones, al arbitrio de quien ha de reunir los comicios, presenten todos al 58 Miguel del Pino Roldán tesoro público de los munícipes fiadores de que se conservará íntegra la parte de los fon - dos públicos que en el ejercicio de su cargo llegarán a manejar . Si, aun con tales fiadores, pareciera que no hay suficientes garantías respecto a la cuestión tratada, hipotequen fincas al arbitrio de lo expresamente mencionado en el caso anterior . Y reciba éste los fiadores y las garantías hipotecarias de aquéllos sin fraude malintencionado, a fin de que con la suficiente seguri - dad, existan justamente las garantías que es de desear que se den. Si ha quedado establecido que por parte de alguno de aquéllos, sobre los que corresponde votar en los comicios para duumviros o cuestores, se ofrecen garantías sin la necesaria suficiencia, el que reúna los comicios no le incluirá en el recuento de votos.

                                         000000000000-----------00000000000000

61. De patrono cooptando.

Ne quis patronum publice municipibus municipii Flavi Malacitani cooptato patrociniumve cui deferto, nisi ex maioris partis decurionum decreto, quod decretum factum erit, cum duae partes non minus adfuerint et iurati per tabellam sententiam tulerint. Qui aliter adversus ea patronum publice municipibus municipii Flavi Malacitani cooptaverit patrociniumve cui detulerit, is HS X (milia) nummum in publicum municipibus municipii Flavi Malacitani dare damnas esto; et is, qui adversus hanc legem patronus cooptatus cuive patrocinium delatum erit, ne magis ob eam rem patronus municipum municipii Flavi Malacitani esto.

Capítulo LXI. SOBRE LA ELECCIÓN DE PATRONO

 Que nadie elija públicamente patrono para los munícipes del Municipio Flavio Malacitano ni haga a persona alguna ofrecimiento del patrocinio, a no ser por decreto de la mayor parte de los decuriones; tal decreto habrá de dictar - se siempre y cuando, como mínimo, estén presentes dos terceras partes y, tras prestar juramento, hayan emitido su determinación mediante el sistema de tablillas. Quien por cualquier otro procedimiento, en contra de estas prescripciones, eligiere públicamente patrono para los munícipes del Municipio Flavio Malacitano, o hiciere a alguien ofrecimiento del patrocinio, será condenado a pagar al tesoro público de los muní - cipes del Municipio Flavio Malacitano diez mil sestercios; y aquél que haya sido elegido patrono, o a quien se le haya hecho ofrecimiento del patrocinio, de forma contraria a Nueva traducción de la Lex Flavia Malacitana 59 esta ley, no estará capacitado, por tal razón, para ser en lo sucesivo patrono de los munícipes del Municipio Flavio Malacitano.

 

                                                          000000--------00000000

 62. Ne quis aedificia, quae restituturus non erit, destruat.

Ne quis in oppido municipii Flavii Malacitani quaeque ei oppido continentia aedificia erunt, aedificium detegito destruito demoliundumve curato, nisi de decurionum conscriptorumve sententia, cum maior pars eorum adfuerit, quod restituturus intra proximum annum non erit. Qui adversus ea fecerit, is quanti ea res erit, tantam pecuniam municipibus municipi Flavi Malacitani dare damnas esto, eiusque pecuniae deque ea pecunia municipi eius municipii, qui volet cuique per hanc legem licebit, actio petitio persecutio esto.

Capítulo LXII QUE NADIE DESTRUYA EDIFICIOS QUE NO TENGA INTENCIÓN DE REEDIFICAR

Que nadie desteje, destruya ni ordene que se demuela en la ciudad del Municipio Flavio Malacitano edificio alguno, ni los edificios que están cerca de esta ciudad, que no vaya a reconstruir en el término de un año, salvo por sentencia de los decuriones, siempre que se halle presente la mayor parte de ellos. Quien actuare contra estas normas será condenado a pagar a los munícipes del Municipio Flavio Malacitano una cantidad de dinero equivalente a la cantidad a que ascienda el edificio. Y el munícipe de este municipio que lo desee, y a quien por esta ley le esté permitido, tendrá la facultad de reclamar tal cantidad, así como la de ejercer la reclamación procesal o ante magistrados y la demanda contra el infractor en torno a la susodicha cantidad.

 

                                                 000000--------00000000

63. De locationibus legibusque locationum proponendis et in tabulas municipi referendis.

Qui IIvir iure dicundo praeerit, vectigalia ultroque tributa, sive quid aliut communi nomine municipum eius* municipi locari oportebit, locato. quasque locationes fecerit quasque leges dixerit, quanti quit locatum sit et qui praedes accepti sint quaeque praedia subdita subsignata obligatave sint quique praediorum cognitores accepti sint, in tabulas communes municipum eius municipi referantur facito et proposita habeto per omne reliquom tempus honoris sui, ita ut de plano recte legi possint, quo loco decuriones conscriptive proponenda esse censuerint.

Capítulo LXIII .SOBRE LOS ARRENDAMIENTOS, EL ANUNCIO DE CONDICIONES PARA LOS MISMOS Y SU INCLUSIÓN EN LOS EDICTOS DEL MUNICIPIO

El duumviro que presida la jurisdicción, en nombre común de los munícipes, arriende el cobro de impuestos, las obras públicas y cual - quier tipo de impuestos que cor responda ar rendar; hará que en edictos públicos se con - signen los arrendamientos que haya concertado, las condiciones que fijó, a cuanto ascien - de lo que se haya ar rendado, a quiénes se ha aceptado en calidad de fiadores, qué fincas han quedado sujetas a obligaciones, hipoteca - das como garantía o empeñadas y a quiénes se ha aceptado en calidad de garantes de las fin - cas. Lo que se ha detallado lo mantendrá expuesto al público durante todo el tiempo que de permanencia en el cargo le quede, de forma ininterrumpida, en condiciones tales que claramente se pueda leer y en el lugar en el cual los decuriones o conscriptos hayan convenido que se haga la exposición al público.

                                      000000--------00000000

                                               

64. De obligatione praedum praediorum cognitorumque.

Quicumque in municipio Flavio Malacitano in commune municipum eius* municipi praedes facti sunt erunt, quaeque praedia accepta sunt erunt, quique eorum praediorum cognitores facti sunt erunt: ii omnes et quae cuiiusque eorum tum fuerunt erunt, cum praes cognitorve factus est erit, quaeque postea esse, cum ii obligati esse coeperunt coeperint, qui eorum soluti liberatique non sunt non erunt aut non sine dolo malo sunt erunt, eaque omnia, quaeque eorum soluta liberataque non sunt non erunt aut non sine dolo malo sunt erunt, in commune municipum eius* municipii item obligati obligataque sunto, uti ii eave populo Romano obligati obligatave essent, si aput eos, qui Romae aerario praessent, ii praedes iique cognitores facti eaque praedia subdita subsignata obligatave essent. eosque praedes eaque praedia eosque cognitores, si quit eorum, in quae cognitores facti erunt, ita non erit, qui quaeve soluti liberati soluta liberataque non sunt non erunt aut non sine dolo malo sunt erunt, iiviris, qui ibi iure dicundo praerunt, ambobus alterive eorum ex decurionum conscriptorumque decreto, quod decretum cum eorum partes tertiae non minus quam duae adessent factum erit, vendere legemque his vendundis dicere ius potestasque esto; dum eam legem is rebus vendundis dicant, quam legem eos, qui Romae aerario praeerunt, e lege praediatoria praedibus praedisque vendundis dicere oporteret, aut si lege praediatoria emptorem non inveniet, quam legem in vacuom vendendis dicere oporteret; et dum ita legem dicant, uti pecuniam in fore municipi flavi malacitani referatur luatur solvatur. quaeque lex ita dicta erit, iusta rataque esto.

Capítulo LXIV SOBRE LA SUJECIÓN A OBLIGACIONES DE LOS FIADORES, LAS HIPOTECAS Y SUS GARANTES

Quienes en el Municipio Flavio Malacitano se han convertido o más adelante se conviertan en fiadores ante el tesoro público de los munícipes de dicho municipio, así como las fincas que se han aceptado o en un futuro se aceptaren como garantías y, finalmente, quie - nes se han constituido o en lo sucesivo llega - ren a constituirse en garantes de tales fincas: todos ellos y cuantos bienes sean propiedad de cualquiera de entre ellos en el preciso momento en que se constituyan en fiador o garante, al igual que los bienes que sean de su propiedad más adelante, a partir de cuando empezaron a estar sujetos a obligaciones o cuando empiecen luego a estarlo, quedarán a disposición del tesoro público de los muníci - pes de este municipio en los siguientes supuestos: los que ni han sido ni sean más tarde declarados libres de responsabilidades, así como los que han sido declarados tales o luego lo fueren gracias a pro c e d i m i e n t o malintencionadamente fraudulento; y tam - bién todos los bienes de su propiedad que ni han sido ni en un futuro sean declarados Nueva traducción de la Lex Flavia Malacitana 61 exentos de responsabilidades, así como los que han sido declarados tales o luego lo fureen gracias a procedimiento malintencionada - mente fraudulento; y en condiciones análogas a aquéllas bajo las cuales fiadores y garantes o sus bienes quedarían obligados a responder ante el pueblo romano, en el caso de que ante quienes en Roma están en la presidencia del erario se hubieran constituido tales fiadores o garantes o hubiesen quedado las fincas sujetas a obligaciones, hipotecadas como garantía o empeñadas. Las fianzas, las fincas y las garantías, en caso de que algo de esto, sobre lo cual los garantes se constituyeron en tales, no resulta - re ser tal garantía; los fiadores y garantes o sus bienes que ni han sido ni en un futuro sean declarados libres de responsabilidades, así como los que resulten declarados tales gracias a procedimiento malintencionadamente fraudulento: los duumviros que en el municipio presiden la jurisdicción, ya sean los dos o sólo uno de ellos, por decreto de los decuriones o conscriptos, –decreto que se dictará siempr e que, como mínimo, concurran dos terceras partes–, tendrán derecho y poder para venderlos y dictar las normas para este tipo de ventas, con tal de que, para la venta de dichos bienes, establezcan las normas que a los que en Roma presiden el erario –a tenor de la ley “prediatoria”– les correspondería dictar . Si por el procedimiento de la ley “predia toria” no se encontrara comprador, habría que declarar en suspenso, por lo que a las ven - tas se refiere, dicha ley; y, en consecuencia, dicten normas para que el dinero se entregue, pague y satisfaga en el foro del Municipio Flavio Malacitano. Serán legítimas y válidas las condiciones que, en tales circunstancias, fueren dictadas

                                                            000000--------00000000

 

 

65. Ut ius dicatur e lege dicta praedibus et praedis vendundis.

Quos praedes quaeque praedia quosque cognitores IIviri municipii Flavi Malacitani hac lege vendiderint, de iis quicumque iure dicundo praeerit, ad quem de ea re in ius aditum erit, ita ius dicito iudiciaque dato, ut ei, qui eos praedes cognitores ea praedia mercati erunt, praedes socii heredesque eorum iique, ad quos ea res pertinebit, de is rebus agere easque res petere persequi recte possit.

Capítulo LXV.QUE SE DICTE EL DERECHO DE ACUERDO CON LAS CONDICIONES FIJADAS PARA LA VENTA DE FIANZAS E HIPOTECAS

Una vez que los duumviros del Municipio Flavio Malacitano hayan vendido, de conformidad con esta ley, las fianzas, hipotecas y garantías que antes se tipificaron,  el que de ellos presida la jurisdicción, ante el cual corresponde la comparecencia para tratar de esta precisa cuestión, dicte el derecho y organice el juicio en tales términos, que se posibilite que quienes hayan comprado fianzas, garantías e hipotecas al igual que los fiadores de los compradores, sus socios y herederos y aquellos a quienes este asunto afecte, hagan la reclamación referente a tales bienes, ejerzan la reclamación ante magistrados y la demanda contra los anteriores propietarios.

                                                          000000--------00000000

66. De multa, quae dicta erit.

Multas in eo municipio ab IIviris praefectove dictas, item ab aedilibus quas aediles dixisse se aput IIviros ambo alterve ex iis professi erunt, IIvir, qui iure dicundo praeerit, in tabulas communes municipum eius* municipi referri iubeto. Si cui ea multa dicta erit aut nomine eius* alius postulabit, ut de ea ad decuriones conscriptosve referatur, de ea decurionum conscriptorumve iudicium esto. Quaeque multae non erunt iniustae a decurionibus conscriptisve iudicatae, eas multas IIviri in publicum municipum eius municipii redigunto.

Capítulo LXVI . SOBRE LAS MUL TAS QUE SE IMPONGAN

Las multas que en este municipio hayan impuesto los duumviros o el prefecto, e, igualmente, las que los dos ediles o uno de ellos hayan manifestado ante los duumviros haber impuesto, ordenará el duumviro que presida la jurisdicción que se inscriban en los edictos públicos de los munícipes de este municipio. Si aquel a quien se haya impuesto una multa, u otro cualquiera en su nombre, solicitase que acerca de ella se trate ante los decuriones o conscriptos, tendrá lugar el juicio de los decuriones o conscriptos. Las multas que por los decuriones o conscriptos no sean juzgadas injustas, harán los duumviros que se ingresen en el tesoro público de los munícipes de este municipio.

                                                            000000--------00000000

67. De pecunia communi municipum deque rationibus eorundem.

Ad quem pecunia communis municipum eius* municipi pervenerit, heresve eius* isve ad quem ea res pertinebit, in diebus XXX proximis, quibus ea pecunia ad eum pervenerit, in publicum municipum eius* municipi eam referto. Quique rationes communes negotiumve quod commune municipum eius municipi gesserit tractaverit, is, heresve eius* isve ad quem ea res pertinebit in diebus XXX proximis, quibus ea negotia easve rationes gerere tractare desierit quibusque decuriones conscriptique habebuntur, rationes edito redditoque decurionibus conscriptisve cuive de his accipiendis cognoscendis ex decreto decurionum conscriptorumve, quod decretum factum erit cum eorum partes non minus quam duae tertiae adessent, negotium datum erit. Per quem steterit, quo minus ita pecunia redigeretur referretur quove minus ita rationes redderentur, is, per quem steterit quo minus rationes redderentur quove minus pecunia redigeretur, referretur, heresque eius isque ad quem ea res qua de agitur pertinebit, quanti ea res erit, tantum et alterum tantum municipibus eius* municipi dare damnas esto, eiusque pecuniae deque ea pecunia municipum municipii Flavi Malacitani eius ea pecunia municipum Flavi Malacitani qui volet cuique per hanc legem licebit, actio petitio persecutio esto.

Capítulo LXVII . SOBRE EL CAUDAL COMÚN DE LOS MUNÍCIPES Y SUS CUENTAS

Aquél a cuyo poder haya llegado dinero del caudal común de los munícipes de este municipio, su heredero a aquél a quien corresponda esta gestión, en los treinta días siguientes a la fecha en que tal dinero llegó a su poder , devuélvalo al tesoro público de los munícipes de este municipio. El que hubiere manejado cuentas o administrado negocio alguno pertenecientes al caudal común de los munícipes de este municipio, su heredero o aquél a quien corresponda esta gestión, en los treinta días siguientes a la fecha en que dejó de manejar las cuentas o de administrar los negocios, y precisamente en días en los que los decuriones o conscriptos se reúnan, rinda cuentas y haga la correspondiente restitución a los decuriones o conscriptos o a quien por decreto de ellos -decreto que se dictará cuando estén presentes, como mínimo, dos terceras partes de los mismos- se haya encomendado el encargo de recibirlas y revisarlas. Aquél que por su voluntad persistiere en la actitud de no reunir y devolver el dinero o de no rendir las cuentas en la forma prescrita, así como su heredero e, igualmente, la perso - na a quien cor responda el asunto del que se está tratando, será condenado a pagar a los munícipes de este municipio una cantidad equivalente a cuánto la gestión ascienda y otro tanto más. Y de entre los munícipes del Municipio Flavio Malacitano, el que lo desee, y a quien por esta ley le esté permitido, tendrá la facultad de reclamar tal cantidad, así como la de ejercer la reclamación procesal o ante magistrados y la demanda contra el infractor en torno a la susodicha cantidad.

 

                                                                     000000--------00000000

68. De constituendis patronis causae, cum rationes reddentur.

Cum ita rationes reddentur, IIvir, qui decuriones conscriptosve habebit, ad decuriones conscriptosve referto, quos placeat publicam causam agere, iique decuriones conscriptive per tabellam iurati de ea re decernunto, tum cum eorum partes non minus quam duae tertiae aderunt, ita ut tres, quos plurimi per tabellam legerint, causam publicam agant, iique qui ita lecti erunt tempus a decurionibus conscriptisve, quo causam cognoscant actionemque suam ordinent, postulanto, eoque tempore quod is datum erit transacto, eam causam uti quod recte factum esse volet agunto.

Capítulo LXVIII SOBRE LA DESIGNACIÓN DE CENSORES CUANDO SE VAYAN A RENDIR CUENTAS

Cuando, en la forma preceptuada, se vayan a rendir cuentas, el duumvir que reúna a los decuriones o conscriptos presénteselas a los mismos, quienes dispondrán que se haga información pública; y tales decuriones o conscriptos, una vez que hayan prestado juramento, expresarán, mediante el sistema de tablillas, su decisión sobre este asunto, siempre que, como mínimo estén presentes dos terceras partes de ellos; de manera que los tres a quienes la mayoría, por procedimiento del voto mediante tablillas, hayan elegido harán la información pública. Los que así hayan resultado elegidos solicitarán de los decuriones o conscriptos un plazo, para examinar el asunto y reglamentar la actuación que les cor respon - da. Cumplido el plazo de tiempo que se les haya concedido, harán su informe con tanta precisión cuanta es la deseable para hacerlo.

                                                                  

                                                           000000--------00000000

 

69. De iudicio pecuniae communis.

Quod municipum municipii Flavi Malacitani nomine petetur ab eo, qui eius municipi municeps incolave erit, quodve cum eo agetur quod pluris hs cic sit neque tanti sit, ut de ea re proconsulem ius dicere iudiciaque dare ex hac lege oporteat: de ea re IIvir praefectusve, qui iure dicundo praeerit eius municipii, ad quem de ea re in ius aditum erit, ius dicito iudiciaque dato....

                             Capítulo LXIX . SOBRE EL JUICIO REFERENTE AL CAUDAL COMÚN

 Lo que, en nombre de los munícipes del Municipio Flavio Malacitano, reclamar e quien sea munícipe o residente de este municipio o lo que con él se trate, que ascienda a más de mil sestercios y no llegue a ser de tal cuantía que ..

                                                        000000--------00000000

 

El texto en español se ha tomado del artículo: "NUEVA TRADUCCIÓN DE LA LEX FLAVIA MALACITANA* Miguel del Pino Roldán (†) Universidades de Granada y Málaga  y se puede leer el Comentario del autor en el  PDF del siguiente link:

Dialnet-NuevaTraduccionDeLaLexFlaviaMalacitana-825439%20(1).pdf