Actualización:  10 de agosto de 2004

  Entrada..

English version..English 

 Mi e-mail  es avhoys@yahoo.es

Curriculum

 Si a la paz

¡No al terrorismo!

 

                 

 

 

           

       ¡¡¡CARPE DIEM ¡¡¡


    

  Madrid de luto

¡¡¡VADE  RETRO¡¡¡¡¡¡ORTER EDAV¡¡¡

  (   erbmon ut oczonoc )
Principal

 LA MAGIA DE LAS CUENTAS Y DE LOS COLGANTES DE VIDRIO FENICIOS 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9, 10

ANA MARÍA VÁZQUEZ HOYS

Universidad Nacional de Educación a Distancia. Madrid.

Selección del material gráfico: Raquel Castelo Ruano (Universidad Autónoma de Madrid)

 

Este artículo vio la luz, lamentablemente, cuando la Dra. Dña. Encarnación Ruano, una de las editoras, nos había dejado. 

A ella, a su alegría, dedicación a la investigación  y  a su recuerdo imborrable que dejó en mí, durante los treinta años que fuimos amigas y compañeras de investigación en el Instituto Arqueológico Alemán y la Asociación Española de Amigos de la Arqueología,  dedico con todo cariño este trabajo, que sin ella no hubiese publicado. S.T.T.L.A

----------------------------------------------------


 LAS LEYES DE LA MAGIA

¿Cuáles son las leyes de la magia?.

"Para los adeptos a la magia, e¡ mundo puede ser manipulado por los conceptos o leyes mágicas de. contacto, continuidad,

similitud y contraste"                               .                                                                     <*

En esencia, para los que utilizan las leyes de la magia, ésta consiste en una "energía" que se manifiesta, se esconde o es utilizada por los "expertos" de mil diferentes formas. Para bien o para mal. De ahí que suela distinguirse, según el propósito final de la acción mágica, entre magia buena o mala, magia blanca o magia negra, positiva porque ayuda, cura y sana, o negativa, porque daña, enferma o mata.Teurgia, la alta magia y Goetia, la magia de encantamientos y embrujamientos que persiguen un fin ruin serían unas de las vanadas distinciones que se pueden hacer de esta, llamémosle, "disciplina"

1.La primera Ley de la magia es la de la simpatía universal, la interacción cósmica o la unidad de la materia.

Hay que tener en cuenta que se cree que todo mago es un iniciado. El conocimiento le viene de su encuentro con el espíritu superior: El Cosmos. Como el sacerdote, el "elegido", el mago, se identifica con el dios para llevar a cabo sus actos. En ese sentido, su poder es infinito. Tiene su poder porque conoce las leyes de la naturaleza y se adapta a ellas. Lo expresa en la cuerda, el árbol o la montaña, presentes en todas las mitologías, símbolo que representan la simpatía universal. La fuerza participante del Cosmos. Así, si el mago amenaza a los dioses en sus encantamientos, es porque, tomando un fragmento del Universo, actúa sobre la totalidad, dominándolo y dominando odas las demás fuerzas.

2. De aquí deriva la segunda ley: La del contagio o contacto, continuidad o contigüidad: La parte representa el todo. Así, para evocar a un muerto, el mago actuará sobre sus cabellos o sobre algo que haya estado en conta cto con él; o utilizará la cuerda de un ahorcado. El contacto incluía el roce físico directo y la relación indirecta mediante la ingestión de hierbas en las que hubiese caído la sombra de la persona que hiciera al caso, el uso de talismanes, el mal de ojo y el consumo de partes y desperdicios del cuerpo.

3. La tercera ley de la magia es la ley de la similitud: Lo semejante produce lo semejante. Por eso el mago podrá producir lluvia con unas gotas de agua.Y el tratamiento mágico por transferencia hace alusión a estas diferentes leyes. La similitud era un concepto endémico en el pensamiento de la Antigüedad que aún encontramos en las prácticas mágicas actuales. Se utilizaba el principio de la semejanza, es decir, lo que se hacía a un determinado objeto se hacía recaer en la persona a la que hubiese pertenecido o cuya figura se hubiese hecho, a ser posible con algo de su propiedad. Así, era posible volver impotente a un hombre atando nudos en alguna prenda que le hubiese pertenecido, como los cordones de las sandalias.

4. La ley de los contrastes se basaba en el concepto de antipatía, por el que se creía que el mal podía neutralizarse por medio del mal. La mecánica de esta magia dependía de la utilización de los procedimientos correctos, ya que se creía que las palabras tenían sus poderes propios y de nada servían los ritos sin los conjuros exactos.

Un ejemplo de la magia de contraste podemos verlo en los amuletos mágicos, que utilizan como protección figuras de seres mitológicos de formas irreales y monstruosas, demonios, figuras obscenas e incluso animales malignos, como la serpiente o el escorpión, de los que se cree que "asustan" a los malos espíritus, protegiendo con ellos a las personas y las propiedades. Uno de ellos se fundamenta en la magia de la mirada, en el ojo y su poder mágico.