Curriculum

                            E-mail de la profesora Vázquez Hoys
E-mail

 
  Actualización:  7 mayo       2005           Nedstat Basic - Free web site statistics

English version..English 

             

       

.NOTICIAS HISTORIA- ANTIGUA _ARQUEOLOGÍA

  Escrituras megalíticas(IV-III milenio)  en Huelva

 

Principal Chakras  



 
 
 
 

  Ankh
  Behedety
  Pilar Djed
  Escarabajo
  Gato
  Ojo de Horus
  Corazón
  Shen
  Tit
  Vasos Canopos
 

 

Piedras preciosas utilizadas como amuletos.
Ágata Coral Coralina
Diamante Lapislázuli Sanguinaria



 
 


ESCARABAJO ALADO

.Amuletos con esta forma se solían colocar sobre el pecho de las momias en el lugar del corazón, ya que creían que era una fuente de vida eterna, ya que su nombre es la misma raíz del verbo KEPER que significa vivir. Para consagrar el amuleto hay que invocar el nombre del dios Thot.

 



 
 


OJO DE HORUS

o también llamado Oudjat. Protege contra todas las influencias negativas. Aporta seguridad, fuerza y salud. Era colocado entre las vendas de las momias.


 



 
 

ankh.gif - 2,29 K
ANJK
 o Llave de la Vida. Protege y da seguridad a quien lo lleva, dándole la vida eterna.

La cruz ansada, junto con el ojo de udjat y el escarabajo, compone la trilogía de amuletos más característicos del antiguo Egipto. Su imagen es similar a la cruz cristiana; únicamente varía la parte superior, que presenta una forma ovalada a modo de argolla o asa.
Los egipcios consideraban a esta cruz como el símbolo de la vida, y era uno de los principales atributos de la diosa Isis, que fue quien consiguió devolver la vida a su esposo y hermano Osiris. Aunque, en realidad, la mayoría de los dioses, en su calidad de inmortales, la llevaban.
Son muy numerosos los grabados y esculturas en los que aparece un dios o diosa con la cruz en la mano, acercándosela a la nariz de algún otro dios o protegido. Con este gesto el portador de la cruz insuflaba aliento de vida al otro, quien a su vez, lo recibía a través de las ventanas de su nariz.
La cruz ansada representa la vida en un amplio concepto. Es la vida con mayúscula, la que no acaba con la muerte, la que resurge y continúa. Por eso, se aplicaba a la frente de los faraones, para que su visión de la eternidad prevaleciera durante todo su mandato por encima de cualquier contratiempo.
Por tanto, como amuleto, favorece la longevidad y la sabiduría de quien ha vivido muchas vidas.




 



 
 


SHEN

u órbita del disco solar. Hace inmortal a quien lo lleva. Simboliza la vida eterna.




SHED, DJED

Este amuleto asegura a su poseedor, longevidad, proteccion y estabilidad.
Por analogia con la espina dorsal de Osiris, refuerza la columna vertebral.
Simboliza el arbol en que Isis escondio el cuerpo de su esposo, para protejerlo de los celos de Seth.Las 4 barras horizontales representan los cuatro puntos cardinales.


 
 


SHABTI

Son figuritas pequeñas que se solian colocar en las tumbas, llevan inscripciones del Libro de los Muertos.




TIT
o Nudo de Isis.Simbolo de la Diosa Isis, que representa un nudo de cinturon de color rojo, contrapartida femenina del pilar Dyed.
amuleto que proteje las momias.




BEHEDETY

Forma de Horus, Sol provisto de dos Ureos que simbolizan el dominio del astro sobre el conjunto del mundo.
Su efigie protectora presidia los lugares de paso, como las puertas, pero tambien ciertas escenas rituales.




 
 


GATO

Protector del Hogar.como simbolo de la eficacia y la feminidad del ama de casa, aparece representado el las paredes de las capillas funerarias, bajo el asiento de la difunta.




 
 


Vasos Canopos


Estos cuatro vasos, con cabeza de hombre, de cinocéfalo, de halcón y de chacal.
Contenían las vísceras del difunto, que se confiaban a las cuatro entidades protectoras que representaban estos vasos.

 
 
 

Amuleto del corazón

El corazón sede de la voluntad y la razón, y centro de la personalidad, era sometido a examen por los Dioses en el mas allá.
El amuleto rojo con forma de corazón ayuda al difunto a pasar el juicio.



 
 

Ágata

                                                          Agata, piedra semipreciosa

 

 

Esculpida en forma de escarabajo, era útil contra cólicos y diarreas.


Coral


Para combatir la esterilidad.

Cornalina

Cornalina

La cornalina es una variedad de calcedonia translúcida de naranja a rojo. Los tintes rojos los causan las impurezas de óxido de hierro. Es muy común su uso en forma de perlas, cabujones y grabados.Como la cornalina es bastante común, no es una gema cara. La mejor cornalina es translúcida. Algunas cornalinas se tiñen. La cornalina se suele grabar y la calidad del grabado es un factor clave para determinar su precio.

La cornalina ha sido una gema importante en casi todas las grandes civilizaciones del mundo. Desde la realeza de Ur (la capital de Mesopotamia en tiempos pre-bíblicos) hasta Napoleón y los budistas tibetanos, la cornalina ha sido venerada por sus cualidades curativas, espirituales y creativas.

   

El nombre de cornalina, también conocida como Piedra de Sadoine o de la Meca, deriva de carne, que en latín también significaba carne, por el colorido de la piedra.
La cornalina, una piedra profundamente religiosa, que usaba la diosa egipcia Isis para proteger a los muertos en su viaje después de la muerte; es el símbolo del apóstol Felipe; era una de las piedras del peto del juicio de Aaron (Éxodo: xxviii, 15-30); y el sello de Mahoma era una cornalina grabada engastada en un anillo de plata. Incluso en la actualidad los budistas de China, India y Tibet creen en los poderes protectores de la cornalina y suelen retoman la práctica egipcia de engastar esta piedra junto con turquesa y lapislázuli para intensificar su poder.

La cornalina se recomienda a aquellos con mala memoria, bloqueo creativo, mente confundida, voz débil y falta de valentía. Se dice que es benéfica en el tratamiento de la impotencia, infertilidad, insomnio, calambres menstruales, neuralgia, reuma, asma, mala uva, letargia, problemas digestivos y las afecciones de la piel como acné y psoriasis tanto en seres humanos como animales. La cornalina también ayuda a la gente impetuosa a superar la cólera y retomar el control de sí mismo e incluso protege al que la lleva de la envidia y de la caída de objetos.

Es la piedra del equilibrio, de la paz del espíritu, la que aleja la cólera y las fuerzas agresivas. Antiguamente, era común que los grandes señores confeccionaran sus sellos con cornalina, ya que la tradición asegura que atrae a los buenos espíritus. Para los turcos es la piedra que libra de todo tipo de hechizos. Para los Árabes, infunde valor en las batallas y otorga coraje al enfrentar una situación de peligro. También es eficaz contra el mal de ojo y la envidia. Se asegura que quien la lleve jamás padecerá pesadillas ni trastornos de salud durante las horas de sueño. Ayuda a controlar las hemorragias y evita los riesgos de infección. Su influencia se concentra en los nativos de Aries y en las personalidades de cualquier signo que se manifiesten temidas o melancólicas. Obra sobre las heridas, cicatrizándolas, aún las del corazón. Con ella se preparaba en la antigüedad el famoso polvo de la simpatía. Actualmente se le sigue atribuyendo el poder de crear afecto.

En el famoso “Lapidario” de Alfonso X el Sabio, se dice de la cornalina que tiene “tres virtudes grandes y buenas”. Además se afirma que su color es expresión de las fuerzas misteriosas del alma.

Son tres las virtudes de esta piedra según el "Lapidario". "La una, que ayuda a los oradores cuando la traen consigo, pues les da esfuerzo para razonar sin miedo y ayúdales también para que lo hagan apuestamente. La otra, que es buena para estancar la sangre que corre mucho, mayormente a las mujeres cuando les sale más de lo que debe. Y la tercera virtud es que sirve para los dientes cuando la hacen polvos y la frotan sobre ellos, pues los limpia, hácelos claros y crece la carne entre ellos, y hace también las encías muy bermejas".
Conforme se ha podido confirmar en los hallazgos arqueológicos, esta gema era un amuleto muy apreciado por los seres de la prehistoria.
Fue muy popular entre los antiguos egipcios para confeccionar cuentas mágicas y amuletos. Los judíos la tuvieron por un preventivo importante contra la enfermedad, especialmente la peste y también contra los venenos.
En la antigua Roma estas gemas eran muy codiciadas por las damas de alta sociedad, que se las ofrecían a los dioses para conseguir algún favor de importancia. Con ella, se hacían unos camafeos, considerados como potentes talismanes contra depresiones nerviosas y otras enfermedades.
Los hindúes creen que esta piedra de virtud es un remedio especial para las fiebres nocturnas. Por ello, frotan con cornalina las plantas de los pies del paciente, desde el talón hasta los dedos.
Entre los musulmanes, la cornalina es un talismán muy popular. Se dice que Mahoma llevaba un anillo de plata con una de estas gemas. Así que el Islam se sirven de ella para grabar los versículos del Corán. Algunos autores árabes señalan que el color de esta gema es expresión de las fuerzas interiores del alma y de la humana inclinación hacia lo sobrenatural.
Signos del Zodiaco: Aries, Virgo y Capricornio.
Correspondencias planetarias y metálicas: Saturno y plomo; y Mercurio planeta y mercurio metal.
Apóstoles a los que se asocia: Santiago y Felipe.
Hora más propicia: 8:00 de la tarde.
Conexiones bíblicas: Sexta piedra fundacional de la nueva Jerusalén, y primera piedra del pectoral del segundo templo.
Chakras relacionados: Entrecejo y Sacro.

Amuletos protectores
De todos los amuletos que la imaginación mágica ha concebido con la cornalina como materia prima, destacan los llamados de "las dignidades" y de "las tempestades".
El primero, lleva grabada en la superficie de la gema un caballero, sosteniendo en su mano un instrumento musical. Se asegura que concede honores a su portador.
El segundo, lleva tallada la imagen de un hombre con una espada en su mano, y se cree que preserva el hogar del rayo y de otras consecuencias de las tormentas.

La gema de los mártires
Los primitivos cristianos, no se atrevían a manifestarse por miedo a la persecución. Sin embargo, idearon ciertos signos para identificarse entre ellos. Con este fin eligieron las gemas de cornalina, en las que grabaron alguno de los primeros símbolos de la nueva religión: barcas, peces, palmas o la cruz. Esta práctica se prolongó siglos después de que los cristianos disfrutasen de libertad de culto.
La razón de la elección de la cornalina fue debida a que, dada su coloración intensamente roja, creían que sus gemas eran sangre petrificada de los mártires. Precisamente recibieron el nombre de "piedras de Santiago" por suponer que algunas procedían del martirio del apóstol.

Oráculo de cristal
La interpretación que ofrecen los libros de mancias mediante gemas, cuando se tira un puñado sobre un tapete de adivinación, y la cornalina cae cerca del centro, es el siguiente: "Usted es lo que importa. Se halla en situación de efectuar un avance o cometer una equivocación. Seguramente querrá tomar las riendas, y para ello deberá ponderar las condiciones con realismo. Mire las cosas como son en realidad, no como a usted le gustaría que fuesen. Base sus decisiones y actuaciones en el presente, y no en el pasado o en el futuro".
 

 


Protegía a los vivos y a los muertos.

Diamante

 


Contra los problemas de la vista.

Jaspe

 

Los especialistas en magiahan venido asegurando durante siglos, que el jaspe reúne las preciadas virtudes de reconfortar el espíritu; procurar éxito y poder devolver a un ser taciturno la alegría.

En Islandia, se creía que el jaspe protegía contra brujas y hechiceras, y que aquel que llevase la piedra podía considerarse a salvo de sus encantamientos.
Los griegos llegaron incluso a asegurarse que el jaspe, en determinadas condiciones, tenía la propiedad de atraer la lluvia, y que llevando colgado al cuello una de sus gemas, que tuviese grabada la imagen de un hombre, hacía invencible a su portador. Muchos dioses y objetos de culto fueron cincelados en jaspe. Precisamente, entre las reliquias que reivindica la ciudad de Zaragoza, destaca un pilar sobrenatural, hecho de una gran pieza de esta gema, y que se asegura fue esculpida por los propios ángeles.
Con frecuencia, las virtudes de la gema se han visto potenciadas con imágenes mágicas. Una de las más socorridas fue el dragón del cielo, que grabado sobre una superficie de jaspe rojo, engarzado en un anillo, se daba por el remedio más eficaz contra los dolores estomacales, antes de descubrirse el bicarbonato.
Los romanos, por su parte, le tomaron mucho aprecio a un anillo con un sello de jaspe, que llevaba grabada la efigie de su poseedor, para que las deidades de su panteón celestial le procurasen mayores beneficios materiales y espirituales que al resto de los humanos.
Piedra fundacional de la ciudad sagrada y del pectoral del primer sumo sacerdote de los judíos, Aarón.
Signo del Zodíaco: Escorpio.
Correspondencia con planetas y metales: Marte y hierro.
Relaciones celestiales: Se la asocia con la jerarquía de los Tronos, y en especial con el ángel Barchiel.
Apóstol relacionado: Simón Pedro.
Hora propicia: 10 de la noche.

Sangre petrificada


El jaspe rojo es muy apreciado para cortar hemorragias o para favorecer la regla menstrual, por lo que recibe el nombre de sanguina
Es curioso observar que, en distintas áreas culturales, se relaciona con la sangre, debido a que su color se asemeja tanto al líquido del torrente venoso, que puede llegar a parecer una petrificación de ancestrales minerales, impregnados con este suero vital.
En Egipto, por ejemplo, se identificó con la sangre de Isis y fue utilizado en los misterios dedicados a esta diosa.

Piedra del embarazo


El jaspe rojo se ha utilizado como amuleto para favorecer a las mujeres gestantes con el fin de que tuviesen un embarazo y parto felices. En efecto, se sabe que babilonios, griegos y romanos utilizaron la gema con este fin. En el siglo XI, Marbodio, obispo de Ruán, aconsejaba a las mujeres que se pusiesen una gema de jaspe sobre el vientre para aliviar los dolores del parto. Y todavía a principios del siglo XV, el erudito mago  Enrique  de Villena aseguraba que el jaspe era bueno para traer un nuevo ser al mundo.
La razón de tal asignación se encuentra en el hecho de que al romper una de sus gemas, parece como si hubieran nacido innumerables cristales en su interior, pareciendo que la piedra esta preñada. Otras veces suena dentro de su seno una pieza, como si escondiese un ser en gestación.

Influencia mediática

 


Entre las profesiones o actividades que los expertos en gemología mágica creen que pueden beneficiarse más del jaspe, destacan aquellos que trabajan en medios de comunicación social, ya sean escritos o audiovisuales, o aquellos que por su trabajo deben hablar mucho en público a lo largo del día, porque se cree que esta gema favorece la elocuencia y que facilita el contacto y el entendimiento entre diversas personas o grupos.
 

 

Lapislázuli
Contra los impulsos incestuosos.

 

Obsidiana

 
   

La obsidiana tiene la virtud de guiar al espíritu por las zonas más oscuras del subconsciente, por lo que aconsejan que sólo sean utilizadas por personas de sólido equilibrio emocional.

Los eruditos de la antigüedad dan cuenta de una misteriosa bebida que se preparaba a partir de polvo de obsidiana y que ingerida antes de conciliar el sueño, permitía "ver el origen de todas las cosas".
Especialmente, las piezas de este mineral, que presenta un color negro intenso, dicen que son muy adecuadas para alcanzar las experiencias más profundas, si el psiquismo humano se aventura a navegar por sus entrañas, absorbiendo la energía necesaria para arrojar al exterior, todo lo negativo de nuestro ser.
La llamada obsidiana nevada, de color blanco y negro, se dice que sintetiza los opuestos: día y noche; luz y sombra; bien y mal; femenino y masculino; ying y yang... Según los ocultistas, el negro absorbe las energías negativas y los copos blancos proyectan los potenciales positivos.
Desde muy antiguo, los magos, han venido recomendando llevar una piedra de obsidiana en una bolsita o colgada del cuello, para atraer la buena suerte y alejar a los vampiros psíquicos, que son esas personas que supuestamente viven de la energía que succionan a los demás.
Para paliar los daños que se creía producían los eclipses en los embarazos, desde muy antiguo, las mujeres utilizaban un trozo pulido de obsidiana. Se lo aplicaban al vientre para que su frío contacto neutralizase los efectos "calientes" de la ocultación transitoria del Sol. Esto ocurría en Europa, mientras que en el México anterior al descubrimiento, curiosamente las mujeres encintas se ponían un pedazo de esta piedra en la boca para alumbrar felizmente.
Estas utilidades maravillosas de la obsidiana datan de la prehistoria. En el interior de los monumentos megalíticos, se han encontrado objetos mágicos de obsidiana, destinados a ritos mágicos y religiosos.
Todavía hoy, son muy apreciadas las pulseras tibetanas, tan de moda en la actualidad, que están hechas de obsidiana, dado que la vieja cultura china cree que este mineral tiene la virtud de potenciar la sabiduría de aquellos que las portan.

La higa es uno de los amuletos en forma de mano que más se ha utilizado en Europa y en América del Sur y Central. En Brasil, por ejemplo, recibe el nombre de figa.
Su imagen es la de un puño cerrado en el que el dedo pulgar aparece y sobresale entre los dedos índice y corazón.  Representa los dos sexos unidos, masculino y femenino y protege contra el mal de ojoCómo amuleto una de sus virtudes principales es la de ahuyentar el mal de ojo, aunque también se utilizaba contra la envidia y los celos y para protegerse de algunas enfermedades como la de la rabia y la alferecia (epilepsia).
Las higas suelen estar hechas por orfebres de forma artesanal, utilizando materiales semipreciosos entre los que destacan el azabache, el coral o el cristal de roca, y se usan, por lo general, como colgante personal. Las de azabache estaban especialmente indicadas para neutralizar el mal de ojo y los maleficios.
Hoy por hoy su uso no goza de tanto auge como años atrás, pero aún sigue siendo un amuleto de fuerte arraigo popular. En España, sin ir mas lejos, son muy apreciadas en regiones como Galicia y Castilla-León.

 

Ojo de gato

 

En la India se cree llevando consigo una gema de ojo de gato, su poseedor verá aumentadas su fuerza física, su felicidad, y sus riquezas. Esta civilización cree, además, que esta piedra puede otorgarles la victoria sobre sus adversarios. Y puestos a atribuirles virtudes maravillosas, aseguran que tiene la facultad de salvar al guerrero herido, mediante la estratagema de hacerle aparecer como muerto ante sus enemigos.
Signos astrológicos: Esta gema tiene la rareza zodiacal, de que sintoniza con Géminis y Piscis, dos signos tan poco afines.
Chakras que activa: el de la coronilla, de la garganta y del tercer ojo.

El anillo hindú de la suerte
Los directores espirituales de la India han elaborado un anillo de la suerte que aseguran es de gran eficacia para cambiar las leyes del azar a favor de su poseedor.
La gema debe comprarse en miércoles, jueves o viernes, cuando la Luna se encuentre en fase creciente. Deberá montarse en el anillo, de tal manera que por la parte inferior toque la piel. En el aro del anillo debe grabarse el mantra de Ketu en hindú, que se pronuncia como "Aum Kaim Ketave Namah Aum".
Antes de utilizar el anillo, debe ser lavado con agua pura de manantial o que haya sido dejada al relente de la noche en un recipiente de cobre.
Después hay que colocar el anillo sobre una tela gris en que se haya pintado el mantra de Ketu en rojo. Encima, debe colocarse un cuadrado mágico cuyos números sumen 39 en cualquier dirección.
Esta especie de altar debe permanecer una noche con una lamparilla de aceite, pétalos de flores e incienso.
Para finalizar el rito, el anillo debe ponerse por primera vez, dos horas después de la puesta de sol.

Se dice que esta gema favorece la capacidad de observación, la perspicacia, la sagacidad, la habilidad y el control de los propios intereses; al tiempo que proporciona serenidad y paz interior y potencia las fuerzas para superar dificultades. Dicen los expertos en gemología mágica que basta con apretar fuertemente entre los dedos, una de estas piedras pulidas para beneficiarse de todos estos aspectos benéficos que se le atribuyen.
 

Esta piedra tornasolada debe su nombre a que parece refulgir desde su interior un ojo de gato, gracias a la vena sedosa de luz que se mueve como un relámpago mágico, al girar la piedra.

Este destello felino que parece contemplarnos desde las entrañas de la gema, no dejó de inquietar a los primeros pobladores de la Tierra, que optaron por transformarlo en amuleto para canalizar estas fuerzas mágicas en favor de su poseedor.
Su característica primordial es que logra reunir en su seno el color de la Tierra con el del Sol. Es pues un símbolo ambivalente, que se dice proporciona respuestas positivas o negativas según las características de la persona que la lleva.
Se trata de un amuleto utilizado en todo el globo terráqueo contra el mal de ojo, para alejar a los malos espíritus y neutralizar los encantamientos, especialmente en Suramérica, países árabes e India.
También es un talismán muy socorrido para asegurar buenos resultados en asuntos de fortuna y de azar. Por ello se recomienda su uso a las personas que se dediquen a los negocios o a aquellos que quieran probar suerte en la ruleta, el bingo o los naipes.

Ópalo

 

Se dice que el ópalo goza de las virtudes de las demás gemas porque ofrece todos sus colores. Los viejos libros de magia afirman que tiene la virtud de concentrar energías, ayudar a controlar la cólera y de dar poder al que lo porta.
 

Colores y partes del cuerpo
Los expertos en medicina ayurvédica y de la radiónica, aseguran que se pueden conseguir ciertas mejoras psíquicas colocando, en diversas partes del cuerpo, ópalos de los siguientes colores:
Rojo o naranja sobre la garganta, calma los nervios y mejora la depresión y la apatía.
El incoloro sobre el abdomen, sosiega el estado de ánimo y favorece la meditación.
El blanco, amarillo o rosado, en el chakra de la corona, el tercer ojo y el del plexo solar, aseguran que aumenta la intuición.
El negro, puesto sobre el órgano correspondiente, dicen también que mejora las depresiones derivadas de las frustraciones sexuales.

También aseguran, que no hay nada mejor que un ópalo pasado por agua para atrapar al amor esquivo. Llamada a veces la piedra de firmamento, se estima que su poder sobre los elementos está en relación directa con la belleza y tamaño de la pieza.
Los orientales consideran que el ópalo es la llave de la esperanza y que su portador está protegido de todos los males, al ponerlos en las manos de Dios. Creen que su mayor efecto lo consigue en aquellas personas que han tenido la fortuna de recibirlo como regalo de un ser querido.
Dado que los griegos y romanos de la antigüedad apreciaban mucho el ópalo, por asociar con la Gloria su brillo e iridiscencia, los generales acostumbraban a llevar unos bastones rematados con ópalos para obtener buena fortuna en las campañas militares.

Prueba del apego personal que puede suscitar esta gema, es la increíble historia de Nonius. El senador romano poseía un ópalo de gran belleza y tamaño, del que estaba tan prendado, que prefirió exiliarse antes que venderlo. En efecto, el emperador Marco Antonio, que la deseaba para regalársela a Cleopatra, estaba dispuesto a pagar la suma de dinero que fuera necesaria para hacerse con la piedra. Y Nonius, conociendo el tesón y el poder de Marco Antonio, optó por abandonar sus prebendas y poner tierra por medio, huyendo a Alejandría con su ópalo del alma. En esta ciudad egipcia murió sumido en la pobreza, pero con su gema entre las manos.
El ópalo llegó a mitificarse tanto, que en la Edad Media se consideraba que quien llevase una de estas piedras envuelta en una hoja de laurel podría alcanzar, en ciertas circunstancias, la invisibilidad. Naturalmente, que nadie se aventuró a ofrecer pistas acerca de las misteriosas circunstancias que tenían que darse.
Signo del Zodíaco: Libra.
Estación y hora más propicias: Verano, a las seis de la tarde.

Correspondencias planetarias y metálicas: Luna y plata; Mercuro planeta y Mercurio metal; y sol y Oro.

Ángel relacionado: Nibra Ha-Rishon.

Cuando la gema se vuelve loca
Entre los joyeros se habla de la locura del ópalo cuando se producen fisuras irreversibles en la estructura de la gema, que pueden llegar a disgregarla completamente. Este accidente suele ser interpretado por su poseedor como un signo de mal augurio. En todo caso, es una verdadera pena.

Mala suerte
Hubo un tiempo nefasto para el ópalo en que llegó a estar prohibida su venta o exhibición por los daños que pudiera causar.
La culpa de tan mala consideración de imagen la tuvo Walter Scott. En efecto, el escritor escocés, en el año 1829, publicó una novela, Ana de Geierstein, en el que narraba la extraña historia de la bisnieta de un chamán persa, que llevaba siempre en su cabello un broche con un ópalo misterioso, y que al caerle encima una gota de agua bendita, éste se desintegró y con él su dueña, que quedó reducida a cenizas.
Como consecuencia, la familia real española atribuyó a una de estas gemas la muerte de cinco de sus príncipes. La pieza maldita fue colgada del cuello de la imagen de la Virgen de la Almudena, con el fin de que el inocente ópalo se regenerase.

Sanguinaria
Llevada sobre el pecho contra todos los males.

Sardónice

Aseguran los expertos en cuestiones mágicas que basta con llevar una bolsita con un sardónice para que la buena suerte te acompañe y puedas conseguir tus deseos más íntimos. Además protegerá a tu familia de cualquier maleficio.

Desde la antigüedad clásica, hasta la Edad Media, épocas en que la sardónice conoció su mayor esplendor, esta gema fue considerada el amuleto ideal para evitar las malas vibraciones y todo tipo de sufrimientos.
Llegó a asegurarse que si se ponía frecuentemente una gema de sardónice sobre la piel o se colocaba en la boca hacía desaparecer la estupidez, fortaleciendo el intelecto y el entendimiento, a la vez que agudizaba los sentidos corporales.
En el terreno amatorio, los expertos en magia sexual han llegado a asegurar que esta gema tenía la virtud de fortalecer las relaciones de pareja. No en balde, Emanuel Swedenborg, el gran místico, teólogo y científico sueco, decía que la sardónice era un símbolo del "amor, del bien y de la luz".
Todavía a principios de la Edad Contemporánea, era muy usual regalarse entre amantes una pieza de sardónice para que la piedra se encargase de mantener viva la sagrada llama del amor.

Se cuenta que Isabel I de Inglaterra regaló a Robert Devereux, segundo conde de Essex, un anillo de sardónice en el que estaba grabado el retrato de la reina, para sellar el romance tenido entre ambos, cuando el noble gozaba de su favor real. Después el conde fue condenado a muerte como consecuencia de haber encabezado una rebelión. En la seguridad de que Isabel I lo salvaría, entregó el anillo a un mensajero para que se lo hiciese llegar a la reina. Pero el pérfido emisario se lo llevó en su lugar a la condesa de Nottingham, que odiaba a Essex e impidió fuese entregado a su destinataria. La reina interpretó el silencio de su ex-amante como un gesto de soberbia, y se abstuvo de otorgarle una clemencia no solicitada, y la condena se ejecutó. Finalmente, cuando la condesa estaba en su lecho de muerte, confesó su pecado a la reina. Cuenta la historia que Isabel cogió a la moribunda y la sacudió gritándole, entre lágrimas: "¡Dios podrá perdonarte, pero yo no puedo!"

Principales relaciones mágicas y sobrenaturales
Signo del Zodíaco: Leo
Planetas: Saturno y Marte; así como las alas derecha e izquierda de la estrella fija Raven, a 8 grados de Libra.
Hora más propicia: Siete de la tarde.
Número en sintonía: Tres.
Ángel asociado: Derdekea, un poder femenino celestial que desciende a la Tierra para la salvación de la humanidad.
Connotaciones bíblicas: Quinta piedra de los fundamentos de la ciudad sagrada, y una de las que figuraban en el pectoral del sumo sacerdote. Es la gema de los apóstoles Santiago, Felipe y Pablo.

Topacio

 

La historia de los topacios está envuelta en un romántico perfume de aventura. En muchas culturas de la antigüedad se aseguraba que su primer yacimiento se encontraba en una isla desierta, cubierta permanentemente por un espeso velo de niebla.
Se trataba de una propiedad intocable de los reyes, guardada por serpientes. Eran los esclavos quienes se encargaban de extraer las gemas de la tierra, con peligro de sus vidas. Se decía que los topacios ofrecían por la noche el brillo revelador de su ubicación, pero que, sin embargo, tenían que buscarlos a la luz del día para protegerse mejor de las serpientes. Este misterioso paraje ha recibido muchos nombres y localizaciones, pero ahora ya se sabe que se encuentra en el Mar Rojo, a unas treinta y cinco millas de la costa de Egipto, y es conocida como Isla de San Juan.

 

Asociación celestial: Ángeles Ashmodel y Mateo.
Connotaciones bíblicas: Novena piedra de la Jerusalén celestial y segunda del pectoral del sumo sacerdote.
Apóstoles afines: Santiago el Menor y Mateo.
Mes, día y hora más propicios: Diciembre, jueves a las cuatro de la tarde.
Relaciones zodiacales: Sagitario, Tauro, Géminis, Escorpio y Leo.
Correspondencias planetarias y metálicas: Saturno y plomo.
Chakras armónicos: Coronilla, entrecejo, área ventral y plexo solar.
Numerología propicia: 6

 

                                                                                                  Turmalina

Poder de atracción
La consideración mágica de la turmalina no es ajena a sus cualidades magnéticas. En efecto, cuando se calienta ligeramente, al frotarla con una gamuza, la piedra se carga de electricidad, siendo un extremo positivo y el otro negativo.
Por ello, los holandeses usaban esta gema para atraer las cenizas de los cuencos de sus largas pipas de tabaco, y el nombre que le dan en su idioma tiene que ver con esta utilidad.
Se sabe que Benjamín Franklin, le gustaba jugar con esta propiedad de las turmalinas y que, incluso, se mandó hacer un anillo giratorio con esta gema engarzada, para frotarla más fácilmente. Seguramente este juego le dio la idea por la que terminaría inventando el pararrayos.

Amplio espectro mágico
La gran variedad de las turmalinas permite muy diversas aplicaciones mágicas, según el color que presenten. Por ejemplo, las rosáceas se utilizan para estimular amores apasionados, mientras que las verdes amarillentas, se aplican para favorecer ciertas virtudes, como castidad, templanza y austeridad.
Pero como un cristal en ocasiones presenta en sus extremos colores diferentes, con una sola gema su poseedor puede usarla en distintas utilidades mágicas.

Ángel relacionado: Tadhiel, también llamado "la justicia de Dios", por haber impedido a Abraham sacrificar a su hijo Isaac, tal como Dios le había ordenado.
Hora más propicia: Seis de la mañana.

 

Según los especialistas en gemología mágica, un simple trozo de turmalina puede cambiar la vida de su dueño. Llevada en el bolsillo, favorece la comprensión del entorno cotidiano. Si está en contacto con la mano, la gema atrae belleza y paz interior hacia su poseedor, a la vez que le procura la realización de progresos personales en su capacidad paciencia, en su sentido de la armonía y en su potencial de meditación. Montada en un pendiente, la turmalina aseguran que trasmite las fuerzas necesarias para realizar los nuevos objetivos que emprenda su portador.
En la Roma antigua, se daba por hecho que la turmalina era capaz de disipar el miedo y melancolía, de atraer los favores hacia su dueño y de reunir a los amigos en su entorno. En esta cultura, algunos escritores la tenían como la piedra de las musas, para alcanzar la inspiración.
Durante siglos se creyó que esta gema otorgaba a su poseedor los poderes ocultos que puede ofrecerles la divinidad, por lo que en algunos países, como Brasil, su mayor extractor, acostumbran a llevarla las personas dedicadas al culto religioso, y en algún tiempo los obispos en sus anillos pastorales.
Todas estas maravillas, se dice que las produce porque la turmalina es una piedra con efluvios muy activos, que tranquilizan la mente y favorecen la pasión amorosa para todos aquellos que sintonicen con esta gema y no hayan podido sustraerse al influjo irresistible de adquirirla.
Tanto se espera de esta modesta piedra que son muchos los que aseguran que favorece la comunicación telepática entre dos personas, a la vez que hace de puente de energía entre ellas, para que la más débil reciba el ánimo de la más fuerte. Así que los incondicionales de esta gema acostumbran a frotar la turmalina con los dedos, para seguidamente intentar enviar un mensaje mental al receptor deseado.
Signo astrológico: Libra.

nfluencia en los chakras
El doctor William Thomas Fernie, a principios del siglo XX, aseguró que la turmalina puede influir en los siete chakras primarios, según el color que presente su estructura.
-La negra, o schorl, en el chakra primero (base).
-La rosa, o rubelita, en el segundo (genitales)
-La blanca, o uvita, en el tercero (ombligo).
-La verde, o esmeralda del Brasil, en el cuarto (corazón).
-La azul, o indigolita, en el quinto (garganta).
-La irisada, u ojo de gato, en el sexto (tercer ojo).
-La trasparente, o acroíta, en el séptimo (coronilla).

                                                                                                                 Turquesa

Según los egipcios, esta gema era un antídoto contra las cataratas, mientras que Aristóteles la consideró un amuleto preventivo contra las víboras, por creer el famoso filósofo griego, que la proximidad de la turquesa desactivaba el veneno.
En amplias zonas geográficas se considera un efectivo amuleto contra el mal de ojo y otras desgracias. Antiguamente la turquesa era el talismán de los marineros, a los que preservaba de tempestades y naufragios. En otras partes del globo, ha sido utilizada para prevenir caídas de los caballos desbocados, así como otros daños que pueda producir el animal.

Un dicho popular asegura que “la mano que lleva una turquesa no conoce nunca la pobreza”. Y es que secularmente ha adquirido reputación de piedra de buena suerte, a la que se le atribuyen potentes valores.


Y es que, esta piedra es el amuleto más antiguo de la humanidad. Cuatro brazaletes de turquesas, engarzadas en oro, son las joyas mágicas más antiguas que se conocen.
Por regalar a la vista el color del cielo azul de primavera, esta gema fue relacionada en muy diversas culturas con la morada de los dioses. En el cristianismo, fue consagrada a San Jorge, el caballero celestial, y por esa misma razón, la tomaron como talismán los caballeros de Oriente.
Signo del Zodíaco. Fundamentalmente, se relaciona con los nacidos bajo el signo de Sagitario, aunque también con los Capricornio y Virgo.
Correspondencias planetarias y metálicas: Júpiter y cinc; Mercurio, planeta y metal; además de Venus y cobre.
Ángel relacionado: Verchiel.
Hora más propicia: Cinco de la mañana.
Chacras afines: Primero, cuarto y séptimo, de las áreas de los genitales, del corazón y de lo alto de la cabeza.


En algunos lugares, se considera a la turquesa, como guardián de la virginidad de las jóvenes, y por ello recibió el apelativo de piedra de las doncellas.
No en balde es una de las gemas fundacionales de la Ciudad Sagrada, según la Biblia, formaba parte del pectoral del primer sumo sacerdote de los judíos y fue explotado el primero de sus yacimientos, por Isaac, después de que Dios le salvase del puñal sacrificial de su padre Abraham.

Caballo del Sol
En las antiguas culturas prehispánicas de América, la turquesa se relacionó con el fuego. Por ello, una máscara azteca cuajada de turquesas, que se conserva en el Museo Británico, representa a Xiuhtecuhtli, el dios del fuego: En algunos textos se dice que el astro diurno expulsa del cielo a la Luna y a las estrellas ?con sus armas de turquesa?. El folclore de los indios conserva todavía viejas canciones que hablan del caballo de turquesa sobre el que cabalga el Sol con una serpiente de esta gema, como arma.

El sexo de la piedra
El género femenino atribuido a esta piedra es debido a que en un principio se denominaba "piedra turquesa", mientras que hoy la primera parte de la locución se sobreentiende. Se llamaba así en honor de Turquía, sin tener este país un solo yacimiento, dado que era el mayor mercado de turquesas, por encontrarse en el estratégico lugar llamado "camino de la seda?.

Anillos fecundos
En la vieja Rusia era costumbre regalar un anillo con una turquesa a los recién desposados para que ningún hechizo pudiera frustrar su primer acto sexual, sobre todo la temida ligadura de la agujeta, que inhibía los deseos del varón. Después de propiciar el principal cometido de la noche nupcial, la piedra se encargaba de asegurar una sana y abundante descendencia.

Barómetro del espíritu
Los que estudian las virtudes mágicas de las gemas, aseguran que la turquesa languidece cuando su poseedor sufre un desengaño amoroso o enferma, y cambia de color si su dueño llega a morir. El gabinete secreto de la historia, da cuenta de un monarca que fue advertido de su fallecimiento inminente al observar que la tonalidad de la turquesa que llevaba en el anillo iba virando de un azul cielo a un verde suave.