Actualización:  30 enero de 2005

  Entrada..    

English version..English 

   

Mi e-mail  es avhoys@yahoo.es

 

   

     

Curriculum

  ¡No al terrorismo!  
  ¡¡¡CARPE DIEM ¡¡¡  
   
 

                 

 

 

 

           

 


Y con las recientes afectados de Asia  y África

 Si a la paz     

 
 

  Madrid y el mundo de luto

 

¡¡¡VADE  RETRO¡¡¡¡¡¡ORTER EDAV¡¡¡

 
  (   erbmon ut oczonoc )
 

Historia Antigua Próximo Oriente  y Egipto I. Ed.Sanz y Torres.

Ha salido el volumen II de mi libro del Próximo Oriente y Egipto ISBN 84-96094-29-4

Los Pueblos del Mar( Cuadro sinóptico) y Los Pueblos del Mar, un enigma histórico

Próximamente saldrá el III Tomo: El mundo mediterráneo I ( Grecia desde siglo IV-

Alejandro Magno- Mundo helenístico-Cartago-República romana).

 Complemento bibliográfico:-POYATO HOLGADO.C. VÁZQUEZ HOYS, A.Mª-:  Arqueología del II milenio en el Próximo Oriente. Ed.Ramón Areces, Madrid 1988

 

ENTRADA

 

LA CONQUISTA DEL IMPERIO PERSA POR

 

 

ALEJANDRO MAGNO

 

 

 

 

 

 

 


 

 

 

 

 Spear

 Página anterior

1.4.Preliminares de la batalla de Gaugamela

 

Tras su derrota en Issos, Darío III consiguió ponerse al mando de un formidable ejército. Así, congregó cerca de 500.000 hombres de a pie y 45.000 de caballería, entre los que se incluían los famosos soldados de la caballería bactriana y los jinetes acorazados escitas, procedentes de las estepas del Asia Central. Para darle aspecto más terrorífico, Darío III dispuso una vanguardia de 15 elefantes traídos expresamente de la India y 200 carros de combate, tirados por cuatro o dos caballos y conducido por un solo auriga, con ambas ruedas guarnecidas de haces preparadas para segar líneas enteras de la formación enemiga. El impresionante ejército persa lo completaba un grupo selecto de infantería persa, constituida por leales y espléndidamente pagados mercenarios griegos, y la propia guardia real de Darío III, de brillante trayectoria y fama militar.

 

 

    1.4.1. Los respectivos ejércitos

 

Los efectivos de ambos ejércitos fueron los siguientes:

 

Alexander Arriano estima (3.12.5) que el ejército de  Alejandro tenía  7000 caballeros y unos  40.000 soldados de infantería en esta batalla.
   

 

En el campo, la Armada macedonia estaba dividida en dos alas:

 -La izquierda, mandada por Parmenio,

-La derecha por Alejandro.

 Pero Parmenio y Alejandro parece que controlaron menos la caballería que la infantería  y a veces se cita que existían bajo ellos otros mandos intermedios. Así, justo como en  Issos, Kratero es recordado en  Gaugamela como habiendo mandado el ala izquierda de la infantería (Arriano 2.8.4, 3.11.10), y tal vez pasó lo mismo en el ala derecha.

Éste sería Koinos (Coenus), que estaba a cargo (el mayor del IE, verArriano 1.28.3) de la unidad de derecha de los pezetairoi, y más tarde mandó  comandos independientes de  pezetairoi.

 

 Se mencionan las unidades siguientes, sobre todo en Arriano 3.11.8 a 3.12.1):

 

1.Caballería mercenaria  bajo Menidas
2.Los  prodromoi (Macedonios)  Aretas (4 esquadrones, 1.12.7 and 4.4.6)
3.Los prodromoi Paionios  bajo Ariston (dados como con  Aretas en 3.13.3)
4.La mitad de los  Agriaos bajo Atalo
5.Los Arqueros  Macedonios bajo Brison
6. Los  mercenarios veteranos bajo Kleandro (presumiblemente como en  2.20.5)
7. El Escuadrón Real de Alejandro bajo Kleitos
 8. El Escuadrón de los Compañeros de Glauko
9.  El Escuadrón de los Compañeros de  Aristo
10. El Escuadrón de los Compañeros de Sopolis
11.  El Escuadrón de los Compañeros de   Herakleides
12.    El Escuadrón de los Compañeros de Demetrio
13. El Escuadrón de los Compañeros de Meleagro
14. El  Escuadrón Real de Hegelecho
15.La otra mitad de los Agrianos (presumiblemente descritos como recién llegados por  Curcio en  Issos)
16. La otra mitad de los arqueros
17. (Illirios) tiradores de jabalina con Belakro
18.El  Agema de los  Hypaspists bajo Nicanor
19.Los otros  Hypaspistes (incluyendo los " hypaspistes reales', 3.13.5?)
20.Los asthetairoi del battalion de Koino (Arriano 2.22.2 por asthetairoi más que  pezetairoi)
21. El batallón de Perdikkas de pezetairos
22. El batallón de pazetairos de Meleagro
23.El barallón de pezetairos de Poliperconte
24.La segunda línea de falange,  (presumiblemente también aliados griegos no mencionados, posiblemente mercenarios)
25. Los Pezetairos de Amyntas bajo Simmias (bajo Filipo en Diodoro y Curcio)
26.Los Pezetairos de Cratero
27.La caballería aliada  bajo Erigyios (3 essquadrones en Diodoro)
28. Los tesalios de Parmenio bajo Filipo
29.Los Arqueros cretenses  (Diodoro 17.57.4, omitidos por Arriano, pero estaban en el ala izquierda en Issos, Arriano 2.9.3)
30.Los mercenarios de Acaya (Diodoro 17.57.4, no en Arriano)
31. Tracios lanzadores de jabalina bajo Sitalkes
32.La caballería aliada bajo  bajo Koiranos
33.La caballería odrisia bajo bajo Agathon
34.La caballería mercenaria bajo Andromacos
35.Los Ilirios con la 2ª línea (solo Curcio)
 

Diodoro hace a Filotas mandar  el escuadrón de los  Compañeros y Amigos del Rey , suponiendo que  Hegeloco mandó una escuadrón normal(da 9 en total, y Arriano 8 probablemente equivocadamente.

 

De la caballería, los Compañeros en 250 por la escuadrilla (excepto el Escuadrón Real de 300 ) ahora numeraron algunos 2300 en la fuerza completa, y los prodromoi macedónicos otros 1000. Los Thessalios eran 1800  en el comienzo de la campaña, y aunque no  dudaron  tuvieron  algunas pérdidas, fueron reforzadas por 200 hombres en Gordion (Arrian 1.29.4) y por lo tanto serían probablemente hasta fuerza completa si no más

De la caballería griega aliada, Diodoro (17.57.3) da  3 escuadrones  de  Erigyios como originales de Achaia y (el resto de?) el Peloponeso, el Phthiolis, Malis,  Lokris y el Phokis; él también dice que los aliados eran orginalmente una fuerza de 600 hombres  antes de Granico; Arriano menciona Beocios (2.7.8) y 150 Eleians como refuerzo  bajo Alkias (1.29.4) . En esta etapa, los escuadrones no -Macedonios era poco probable que estuviesen  organizados como macedonio  (pero, según Curcio, pronto después de  la batalla  estaban  reorganizados),  así que no podemos decir que un ile griego era también formado por hombres  macedonios.

Sin embargo, si se asume que los 150  Eleians era parte del ' Peloponneso (más bien que de bajo Koiranos), ésto implicaría que  un ile aliado podría ser tan  grande como el macedónico.

 

Of the mercenaries, Menidas' command is said to be small in comparison with the 1000 Bactrians that countercharged it (Arrian 3.13.3). The 300 horsemen detailed off according to Arrian at Issos to watch the Persians on the heights were according to Curtius two squadrons' worth (using the latin 'ala'); these are unlikely to have been allies or Thessalians, since these were posted on the left wing, or Companions, who charged forwards, so were presumably mercenaries. At Gaugamela, at first glance we also have two mercenary squadrons mentioned (Menidas' and Andromachos'), but in fact it is not stated they commanded only one each (despite Brunt's tranlsation in the Arrian Loeb at 3.13.3), and there is more than a strong hint that Menidas at least commanded more, since his troops, plus Ariston's Paionians charged 'squadron after squadron' (Arrian, 3.13.4).

De los mercenarios, se dice el comando de Menidas de ser pequeño en comparación con el Bactrians 1000 que countercharged lo (Arrian 3.13.3). Los 300 jinetes detallados apagado según Arrian en Issos para mirar a los persas en las alturas eran según Curtius dos escuadrillas digno de (con el ' ala latino '); éstos son poco probables haber sido aliados o Thessalians, puesto que éstos fueron fijados en el ala izquierda, o los compañeros, que cargaron remite, era tan probablemente mercenarios. En Gaugamela, en el primer vistazo también hacemos dos escuadrillas del mercenario mencionar (Menidas y Andromachos), pero en hecho no se indica que ordenaron solamente uno por cada uno (a pesar de el tranlsation de la parte más recia en el Arrian Loeb en 3.13.3), y haya más que una indirecta fuerte que Menidas ordenó por lo menos más, desde sus tropas, más escuadrilla cargada Paionians de Ariston la ' después de la escuadrilla ' (Arrian, 3.13.4).

 

These Paionians almost certainly constituted just a single squadron (see my notes). Of the other Balkan cavalry, there were (together with the Paionians) 900 Thracians according to Diodoros before Granikos, presumably mostly Odrysians. Another 500 more Thracians bajo Asklepiodoros had arrived not long before the battle (Arrian 3.5.1).

Este Paionians constituyó casi ciertamente apenas a sola escuadrilla (véase mis notas). De la otra caballería balcánica, había (junto con el Paionians) 900 Thracians según Diodoros antes de Granikos, probablemente sobre todo Odrysians. Otros 500 más bajo Asklepiodoros de Thracians habían llegado no mucho antes de que la batalla (Arrian 3.5.1).

 

Returning to the mercenaries, both Menidas' and Andromachos' men are stationed in front of the 'whole' of their respective rear supports. This could refer to their being very far in advance, or it could refer to them being spread out to cover a wide area. In this second case, each force would have to be comprised of more than a single squadron if it was to screen four or more other squadrons, even assuming they drew up in a shallower formation than normal.

Volviendo a los mercenarios, colocan a los hombres de Menidas y de Andromachos delante del ' entero ' de sus ayudas posteriores respectivas. Esto podría referir a su ser muy lejano por adelantado, o podría referirles que eran separada hacia fuera para cubrir un área amplia.

 En este segundo caso, cada fuerza tendría que ser abarcada más que una sola escuadrilla si era defender a cuatro o más otras escuadrillas, incluso asumiendo ellos elaboró en una formación más baja que normal.

 

Assuming Arrian's 7000 horse is correct, 2300 Companions, 1800 Thessalians and some 1000 Macedonian prodromoi leaves 1900 horse to be split between 1400 Thracians and Paionians and 500 allies and mercenaries. Since clearly there were more than 500 allies and mercenaries all told, either there were more than 7000 horse, or some had been left behind on unreported garrison duties, or casualties were much higher than anybody relates, even allowing for the reinforcements. I favour Arrian's figure being slightly too low for several reasons.

El caballo de Arrian que asume 7000 es correcto, 2300 compañeros, Thessalians 1800 y algún caballo 1900 de 1000 del macedonio hojas del prodromoi que se partirán entre Thracians 1400 y Paionians y 500 aliados y mercenarios. Puesto que claramente había más de 500 aliados y mercenarios dichos todo, o había más el caballo de 7000, o algunos habían sido dejados detrás en deberes no denunciados de la guarnición, o las muertes eran mucho más altas que cualquiera se relaciona, incluso teniendo en cuenta los refuerzos.

 

Firstly, no cavalry are known to have been left behind on garrison duties. This is of course a traditional infantry role - why waste expensive mobile forces on low-risk static duties? It is true that allied horse were among those left behind in Koele-Syria when Alexander marched for Egypt after Issos. This is almost certainly however the 'exception that proves the rule', for in this case, it was certain Alexander would return through the area in the future so he could pick them again and add them to the field army.

Favorezco la figura de Arrian que es levemente demasiado baja por varias razones. En primer lugar, no se conoce a ninguna caballería para haber sido dejado detrás en deberes de la guarnición. ¿Esto es por supuesto un papel tradicional de la infantería - por qué fuerzas móviles costosas inútiles en deberes estáticos poco arriesgados? Es verdad que el caballo aliado era entre esos izquierda detrás en Koele-Siria cuando Alexander marchó para Egipto después de Issos.

Éste es casi ciertamente sin embargo la ' excepción que prueba la regla ', para en este caso, él estaba segura que Alexander volvería con el área en el futuro así que él podría escogerlos otra vez y agregarlos al ejército del campo.

 

 

 

Secondly, there is no reason to think casualties had been so astonishingly high as to be greater than the known cavalry reinforcements since Granikos (at least 800 Macedonians, 200 Thessalians, 150 Eleians, 500 Thracians, and there may have been others we are not told about - this is certainly true with the infantry). While battle losses may be routinely minimized by our sources, the victorious side (as the Macedonian cavalry had always been) invariably had comparitively light casualties. Losses due to sickness and other such causes are almost impossible to quantify, but are unlikely to have numbered a thousand men - such attrition rates are only heard of in extreme circumstances (such as the worst desert or crossings), and not the mild conditions the army had so far encountered.

En segundo lugar, no hay razón de pensar que las muertes habían sido tan asombrosamente altas en cuanto a sean mayores que los refuerzos sabidos de la caballería desde Granikos (por lo menos 800 macedonios, 200 Thessalians, 150 Eleians, 500 Thracians, y allí pudieron haber sido otros que nos no dicen alrededor - éste es ciertamente verdad con la infantería). Mientras que las pérdidas de la batalla se pueden reducir al mínimo rutinariamente por nuestras fuentes, el lado victorioso (como la caballería macedónica había estado siempre) tenía invariable muertes comparitively ligeras. Las pérdidas debido a la enfermedad y otras tales causas son casi imposibles cuantificar, sino ser poco probables haber numerado a mil hombres - tales índices de desgaste se oyen hablar solamente en circunstancias extremas (tales como el desierto o las travesías peor), y no las condiciones suaves que el ejército había encontrado hasta ahora.

 

 

Thirdly, Arrian relied heavily on Ptolemy as a source for his figures. From comparisons in Plutarch and other sources, we can see Ptolemy consistently recorded rather low Macedonian troop numbers (and losses) compared to other sources.

I would estimate the Greek allies and mercenaries as being some 1500 strong - Menidas' and Andromachos' mercenary ilai, probably at least 2 each, 3 allied ilai bajo Erigyios, and at least another bajo Koiranos. Arrian records (2.20.5) one 'Menoitas' arriving with 400 Greek mercenaries, and it is usually assumed that this is a mistake for Menidas, since Menoitas is otherwise unknown, and Menidas appears for the first time after this. If these 400 mercenaries are horsemen, then they can be added to the 200 (likley mercenary) horsemen mentioned at 1.23.6.

En tercer lugar, Arrian confió pesadamente en Ptolemy como fuente para sus figuras. De comparaciones en Plutarch y otras fuentes, podemos ver que Ptolemy registró constantemente los números macedónicos algo bajos de la tropa (y las pérdidas) comparados a otras fuentes. Estimaría a los aliados y a mercenarios griegos como siendo algunos 1500 fuertes - el ilai del mercenario de Menidas y de Andromachos, probablemente por lo menos 2 por cada uno, 3 alió el bajo Erigyios del ilai, y por lo menos otro bajo Koiranos. Arrian registra (2.20.5) un ' Menoitas que llega con 400 mercenarios griegos, y se asume generalmente que esto es un error para Menidas, puesto que Menoitas es de otra manera desconocido, y Menidas aparece para la primera vez después de esto. Si estos 400 mercenarios son jinetes, después pueden ser agregados a los 200 (jinetes del mercenario del likley) mencionados en 1.23.6.

 

Los  Macedonios formaban escuadrones de unos 250 hombres y se pueden conjeturar la siguiente división y mando de las unidades:

 Al mando directo de Alejandro  estaban 49 escuadrones

2 x Reg Cv (I) - Mercenarios de Menida
4 x Reg LH (O) - Prodromoi Macedonios
1 x Irr LH (O) - Prodromoi Peonios
2 x Reg Ps (S) - Agrainos de Attalo
2 x Reg Ps (O) -  Macedonian Arqueros macedonios con  Brison
16 x Reg Ax (O) -4000 mercenarios Peloponesios con Kleandro
1 x Reg Kn (F) CinC - Alejandro con el Escuadron Real de Kleitos
1 x Reg Kn (F) - El (nuevo) escuadrón bajo Philotas
7 x Reg Kn (F) - Los otros siete escuadrones de  Compañeros
2 x Reg Ps (S) - Los otros  Agrianios
2 x Reg Ps (O) - Los otros arqueros (incluyendo algunos no mencionados ?)
2 x Irr Ps (S) -  Portadores de jabalina con Belakro
12 x Reg Pk (S) - Hipaspistes mandados por Nicanor

Koino comandaba  60 escuadrones

1 x Reg Pk (O) Sub-general - Koinos
7 x Reg Pk (O) - Koinos' phalanx
8 x Reg Pk (O) - Falange con Pérdicas
8 x Reg Pk (O) - Falange de Meleagro
8 x Reg Pk (O) - Falange de Poliperconte
28 x Reg Sp (I) - Infantería aliada

Kratero mandaba  36 escuadrones

8 x Reg Pk (O) - La falange del ausente  Amintas  1 x Reg Pk (O) Sub-general - Krateros
7 x Reg Pk (O) - La Falange con Cratero
4 x Irr Ax (S) - Ilirios
16 x Irr Ax (O) - Tracios
16 x Irr Bg (I) -  Bg inmobil

Parmenio mandaba  40 escuadrones

3 x Reg Cv (I) - Los aliados griegos con Erigyio
1 x Reg Cv (O) Sub-general - Parmenio y los Farsalios
6 x Reg Cv (O) - Otros Tesalios bajo  Filipo
2 x Reg Ps (O) - Arqueros cretenses
4 x Reg Sp (O) - Mercenarios de Acaya
4 x Irr Ps (S) -  Los Tracios con Sitalkas
1 x Reg Cv (I) - Los aliados griegos con Koirano
2 x Irr LH (O) - Los Odrisios de Agaton
2 x Irr LH (O) - La ora caballería  Tracia
2 x Reg Cv (I) - Mercenarios de Andromaco
16 x Reg Ax (O) -Otros mercenarios griegos

Este total hace aproximadamente  8000 caballeros , 40000 infantes, 185 ee y 1030 AP.

 


 

Los persas son más dificiles de cuantificar. De Arrian tenemos una orden bastante completa de la batalla, mencionando el siguiente (sobre todo a partir del 3.8.3-6 y de 3.11.3-7): En el ala izquierda

Los Indios vecinos de los Bactriano, bajo Bessos
Los Bactrianos bajo el mando de su sátrapa Bessos
Los Sogdians también bajo  Bessos
Los Scythians Dahai
Los Aracosios bajo su sátrapa  Barsantes
Los montañeses indios bajo Barsantes
Los Persas, mezclados caballeros  e infantes
 Los Medos bajo Atropates (probablemente el mismo que arriba los Persas)
Persias de  Susa
Kadusios comandados con los Medos

En el frente del ala izquierda:

Los arqueros a caballo  Sakai Escitas , bajo Mausaces, con caballos con armaduras
1000  Bactrianos má
100 carros escitas

En el centro:

Mercenarios griegos bajo  Patron el Foceo
Los Parientes del Rey bajo  Dario
Los guardias personales a pie
Más mercenarios griegos bajo Glauko el Etolio
Indios
Deportados Carios
Arqueros Mardos

Detrás del centro:

Varias tribus del Mar Rojo  bajo Orontobates, Ariobarzanes y Orxines
Babylonios bajo Bupares
Sittakenianos alineados con los Babilonios
Uxianos and Susianianos bajo Abulites

En el frente del centro:

15 (?) Elefantes
50 Carros escitas

En el ala derecha:

Albanians  y Sakesinianos  formados con los Medos cerca del centro
Medos (de los que se dijo que estaban a la derecha de los Sirios pero parece que estaban a la izquierda)

 -Posiblemente la caballería Persa, que atacó los bagajes, con alguna caballería india


Sirios (Koilos  y Mesopotámicos) bajo Mazaios
Areianos bajo su sátrapa Satibarzanes
Partos, Hircanios y  caballería de Topeirianos bajo Phrataphernes
Otros Sakai

En el frente del ala derecha:

50 carros escitas
Armenios bajo Orontes y Mithraustes
Capadocios bajo  Ariakes

 

Arriano  da un total de 40 000 caballeros y exagerando bastante hasta  1 000 000 de infantes  (3.8.6); otros totales de infantería  son también increíblemente enormes: Didoro da 800 000 (17.53.3), Justino 400 000 (11.12.5) y Curtius 200 000 (4.12.13). Curtius da un número  posible  de caballeros de 45 000, pero los números de  caballeros de  Didoro (200 000) y de Justino (100 000) son  tan increíbles como el número de sus tropas de infantería.

La infantería alineada tras la línea persa no tomó parte en la batalla , por lo que su número no es relevante - se les representa como Hd (O). Los Guardias a pie persas eran 1000  en época de Herodoto y podían ser los mismos ahora.

. Mazaios had a few days earlier commanded 3000 horse and an unknown number of foot, including 2000 Greek mercenaries (Arrian, 3.7.1, Curtius instead gives 6000 horse), so this would fit in well with each of the two Greek mercenary contingents being 2000 strong.

 

Después de la batalla, 2000 mercenarios griegos se escaparon con Darío junto con ' pocos ' de estos protectores (Arriano, 3.16.2); los mercenarios eran claramente mucho más numerosos (los fijaron contra el falange macedónica específicamente para oponerlos a ella); mientras que Curtio menciona  4000  escapados de   Issos    con Dario (4.1.1-3) así que habría sido por lo menos ése  número, , pero probablemente no más - Darío  habría tenido dificultad  reclutando a más mercenarios ahora  después de Issos.

 Mazeo había mandado  algunos días antes  a 3000  caballeros y un número desconocido de a pie, incluyendo 2000 mercenarios griegos (Arrian, 3.7.1, Curtio en  cambio da  6000 caballeros),  y todos ellos cabrían dentro  de los dos  contingentes de mercenarios griegos que eran unos  2000 .

 

Asumamos que Let us assume that Arrian's total of 40 000 horse is correct, and that the Persian foot totalled 100 000 including all the levy rabble (their exact numbers have little effect at 2000 men per ee). The Persians, at the usual 250 men per element (but 1000 per Horde), can then be conjectured as:

.. Asumamos que el total de Arriano de a caballo , 40 000, es correcto, y que el número de infantes  persas sumó 100 000 incluyendo todos los cuerpos auxiliares (sus números exactos tiene poco efecto en 2000 hombres por ee).

Bessos' command - 86 ee

4 x Irr Cv (S) -  Escitas de Mausaces
4 x Irr LH (S) - 1000 Bactrianos
4 x Irr Exp (O) - 100 carros escitas
1 x Reg Cv (S) Sub-general - Bessos
5 x Irr Cv (S) -Caballería pesada Bactriana de  Bessos
8 x Irr LH (S) - Otros Bactrianos de Bessos
6 x Irr LH (O) - Parapamisades Indios bajo Bessos
8 x Irr LH (F) - Sogdianos nativos con Bessos
8 x Irr Cv (I) - otros Sogdianos bajo Bessos
8 x Irr LH (F) - Dahai
6 x Irr LH (O) - Aracosios con Barsantes
6 x Irr Ax (X) - Indios monteñeses con Barsantes
8 x Irr Cv (O) -  Caballeros Medos y Persas con Atropates

4 x Irr Ax (O) - Tabakera Medos y Persas con Atropates
4 x Irr Ps (O) - Arqueros de a pie  Medos y Persas con Atropates
20 x Irr Hd (O) - Persas, Susianos y Kadusios

Bajo el mando de Dario - 76 ee

1 x Irr El (O) - Elefantes indios
2 x Irr Exp (O) - 50  carros escitas
8 x Reg Sp (O) - Mercenarios griegos de Patron
1 x Reg Cv (O) CinC - Dario en su carro
2 x Reg Kn (F) - Persian Kinsmen rearmed in the Macedonian fashion
4 x Reg Sp (O) - Persian apple-bearers
8 x Reg Sp (O) - Glaukos' Greek mercenaries
8 x Reg Sp (I) - Karian deportees
4 x Irr Bw (S) - Indian mercenaries
8 x Irr Bw (I) - Mardian archers
66 x Irr Hd (O) - Babylonians, Uxians, Susianians, Sittakenians and Red Sea peoples

Mazaios' Command - 98 ee

4 x Irr Ps (O) - Sakesinians
4 x Irr Ps (S) - Albanian javelinmen
4 x Irr Ps (O) - Albanian archers
16 x Irr LH (F) - Orontes' and Mithraustes' Armenians
12 x Irr LH (O) - Ariakes' Kappadokians
2 x Irr Exp (O) - 50 scythed chariots
4 x Irr Cv (I) - Indian cavalry
11 x Irr Cv (O) - Median and Persian cavalry
1 x Reg Cv (O) Sub-general - Mazaios
16 x Irr Cv (I) - Mazaios' Syrians and Mesopotamians
8 x Irr Cv (I) - Satibarzanes' Areians
8 x Irr LH (F) - Phrataphernes' Parthians
4 x Irr Cv (I) - Phrataphernes' Topeirians
4 x Irr Cv (S) - Phrataphernes' Hyrkanians
4 x Irr LH (F) - other Sakai

This totals 250 ee and 1281 AP.

 

Spear
Fighting the battle:

The battle was probably fought on the last day of September, or Autumn in DBM terms. Determine the weather randomly as normal, re-rolling any result that calls for the Persians to be the invader. Determine the time of battle as normal - according to tradition, Parmenio urged Alexander to mount a night attack. As both armies had been encamped for several days resting prior to the battle, no flank marches are allowed.

The battlefied should be aligned so that the Macedonians face east and the Persians west. The only significant 'terrain' on the battlefied was the especially cleared ground in the center of the battlefield (the more lightly shaded green on the battlefield map) that the Mcedonians moved towards when edgeing right.

 

Battlefield

 

The battlefield is scaled for a 1.2m x 3m table (4' by 10') in 15mm scale, which gives a battlefield 4500m wide.

Victory and defeat:

Fight the battle until one side is broken.

To gain an overwhelmimg victory, the Macedonians must not be broken themsleves, Alexander's element must not be destroyed, and Darius' element must have been destroyed with an enemy mounted element in frontal contact with it at the time it was destroyed (in which case Darius is either captured or killed, and Alexander can mount the thrown immediately).

The Macedonians gain a decisive victory if the Macedonians are not broken themsleves, Alexander's element has not been destroyed, and the Macedonians have at least 12 mounted elements left undemoralised (the battle is decisive, and there are enough Macedonians to mount an effective pursuit so that Darius must flee Persia - the historical outcome).

The Macedonians gain a marginal victory if the Macedonians are not broken themselves and Alexander's element has not been destroyed, but have less than 12 mounted elements left undemoralised (Alexander takes Babylon, but the Persians are able regroup in Persia, meaning at least another battle before Alexander can claim the throne).

The Persians gain an overwhelming victory if they are unbroken, Darius' element is not destroyed, and they have at least 20 undemoralised mounted elements left (The Macedonians will be all but wiped out in the retreat), or, Alexander's element is destroyed while Darius' element is not destroyed and the Persians remain unbroken (Alexander is killed, his army beaten, and Darius' reign is secured).

The Persians gain a decisive victory if both Alexander's and Darius' elements are destroyed, and the Persian army is unbroken (The Macedonians are almost wiped out in the rout, but the conquered territories will not be reclaimed easily as a power struggle develops for the Persian throne).

The Persians gain a marginal victory if both Alexander's and Darius' elements are destroyed, and the Macedonians have less than 12 mounted elements left undemoralised (the leaderless Macedonian army retreats to the Mediterranean, having failed to completely eliminate the Persian army, which will soon reform bajo a new leader).

Any other result is a draw.

Special rules:

Darius had cleared the centre of the battlefield of all obstacles so that his scythed chariots woud be able to have an unimpeded field of action. To repesent the especially favouable terrain thus created, any scythed chariots within the cleared area that have a tied combat outcome, rather than be destroyed as normal, reroll their combat die roll, taking this second result in its place. This gives the chariots a slightly better chance of success, though not a huge one.

In such a large battle as this, it is not feasible to use the standard DBM PiP-dice swapping mechanism. It makes no sense to allow generals to react to events of the other side of such a huge battlefield, given no telescopes, radios, or even an organised system of aides-de-camps. It is recorded that Parmenio sent a message to Alexander saying he was in danger of being over-mastered by the Persian right wing (Arrian 3.15.1), but by the time Alexander received the meassage and responded to it, the situation had changed, and the Thesalian cavalry had gained the upper hand. Therefore generals can only swap PiP dice with other generals that are both within sight, and within 1800p.

Persian Cv (S) may not receive rear support from Cv (O), as these represent separate national contingents who would not be capable of close cooperation due to a lack of training, even those that spoke the same language. This also ensures the Thessalian cavalry, graded (O), will have a frontal combat factor at least as high as their best Persian rivals by fighting double-ranked.

 

Spear

Notes:

Classing Darius and his guards as a chariot element might seem odd at first, since his was the only chariot in the contingent, but it does produce the pleasing result that Darius will recoil further from combat than an opposing Macedonian Companion element can follow-up, so giving him an historically realistic chance of escaping from combat.

The apple-bearers I have classified as Sp rather than Bw, given the hoplon-bearing figure being trampled by Darius' chariot on the Pompeii mosaic, as as (O), rather than (S), partly because he wears no helmet, and partly because there is no evidence they were particularly brilliant fighters.

I have graded some of the Greek mercenaries on the Macedonian side as hoplites. The present DBM Macedonian list grades them all as peltasts, whereas the same type of men in the Persian list are almost all hoplites. While it has been argued that Persians were more in need of heavy infantry than light, since they had more than enough lights of their own, but no quality foot, and while this seems reasonable, it must be pointed out that of course the Macedonians also had more than enough light troops of their own, just taking Thracians and what-not into account, let alone native Macedonians (the pikemen could fight as peltasts if need be, as recorded at the siege of Halikarnassos). There seems to me to be little to recommend making all Greek mercenaries serving with the Macedonians peltasts, even if the majority were. Given the position of the Achaian mercenaries in the front line at Gaugamela (Diodoros, 17.57.5), these at least are likely to have been hoplites.

The Allied and Greek mercenary horse are classified as (I). Although Allied horse could be Athenians, which are graded (O) in their own list at this date, the Athenians were only there bajo compulsion (like the Allied Hoplites, graded (I) since they were, to quote the rules, 'dragooned into reluctant obedience by a... ...foreign tyrant'), so I have no qualms about grading them as (I) like the others; especially since the Thessalians are mentioned by one and all as being far better than the other Greek horse, and these only rate an (O).

The notes section on Macedonian numbers and unit organisations has become so long, I have had to put them elsewhere! Follow this link...

References:

-P. Green: Alexander of Macedon,  Uni.Cal.Press, 1991
Diodorus Siculus, esp. Libro 17

PlutarcO, Vida de Alejandro
Justino,  Epitome of the Philippic History of Pompeius Trogus. Translated by J.C.Yardley, American Philological Association, Classical Resources Series, Scholars Press, Atlanta GA, 1994, ISBN 1-55540-951-2. Introduction and Notes by R.Develin.
Arriano, Historia de Alejandro
Polyainos' Strategems and Excerpts. Translated by Peter Krentz and Everett Wheeler, Ares Publishers, 1994, ISBN 0-89005-503-3
Quinto Curcio, Historia de Alejandro
 

Spear

 

 

 

 

 

Con este ejército tan numeroso, Darío III se dirigió hacia el norte, partiendo de Babilonia, tras lo cual pasó a la orilla izquierda del río Tigris para proseguir su camino hacia la ciudad de Arbela (ciudad de los cuatro dioses), donde estableció sus almacenes y su harén. Desde allí continuó en dirección a Gaugamela, en la ribera del Bumodos.

 

 

Darío III, aprovechando la lección de Issos, eligió una vasta llanura de la zona para que facilitase los movimientos de su caballería y, sobre todo, el uso de sus carros con hoces, lo cual acabó siendo fatal para sus planes de batalla, ya que sus movimientos se vieron muy limitados y supeditados al terreno, lo que permitió a Alejandro Magno variar sus ataques en plena batalla y desbaratar la estrategia persa.

 

 

Alejandro, procedente de Tiro, llegó a las inmediaciones del Éufrates, en Tampsaco, a comienzos del mes de julio, tras de lo cual, sin resistencia alguna, se dispuso a cruzarlo, al igual que hizo después con el Tigris, con un ejército de 40.000 hombres de infantería y 7.000 de caballería. Darío III, como ya hemos referido anteriormente, decidió jugarse la suerte del envite en un terreno liso elegido por él mismo, con un ejército en el que puso todas sus esperanzas por el gran número que lo componían.

 

El 20 de septiembre Alejandro Magno se hallaba con su ejército descansando en la orilla oriental del Tigris.

 

 Unos días más tarde el macedonio se dispuso para la batalla, no sin antes hacer que sus exploradores le informaran de los movimientos de las tropas de Darío III, por lo que organizó una fuerza de caballería veloz con la que se adelantó rápidamente hacia la posición del enemigo, tras haber ordenado al resto de su ejército que lo siguiera en marcha ordinaria. Gracias a la captura de unos prisioneros persas, Alejandro Magno supo que Darío III se hallaba en Gaugamela y que estaba nivelando el terreno de la batalla.

 

Entonces, Alejandro Magno mandó descansar a su ejército durante cuatro días al tiempo que fortificaba un campamento con fosos y estacadas alrededor. A la cuarta noche, en el transcurso de la segunda guardia, Alejandro Magno levantó el campamento y cruzó el Tigris en dirección a su oponente para poder enfrentarse a él al amanecer. Al llegar a unos 5 kilómetros de distancia de las tropas enemigas, Alejandro detuvo la marcha para celebrar un consejo con sus generales.

 

Por consejo de su segundo, Parmenio, Alejandro mandó acampar allí mismo y reconocer el terreno y al enemigo, mientras que también se fortificaba el campamento. El joven general macedonio, acompañado de un reducido grupo de caballería y de sus Compañeros (los famosos homoioi  o "iguales"), observó in situ el terreno en el que iba a celebrarse tan decisiva batalla. A su regreso, volvió a convocar una nueva reunión en la que descubrió las tácticas a adoptar en la batalla, recalcando la necesidad de una concienzuda ejecución de las mismas para vencer a un ejército diez veces más numeroso.

 

El 30 de septiembre, la noche antes de la batalla, y cuando Darío III estaba celebrando una especie de fiesta militar, los soldados de Alejandro descasaron.

 

Parmenio intentó aprovechar la situación, por lo que propuso a Alejandro Magno un ataque nocturno, pero éste rechazó de plano la idea. Sus planes eran descargar un golpe decisivo durante la batalla, el cual no podía llevarse a cabo durante la noche cerrada.

1.4.2.Desarrollo de la batalla de Gaugamela

  a. LOS PERSAS

 

Darío III utilizó la llanura de Gaugamela como si se tratase de un inmenso terreno de maniobras, en el cual colocó a su ejército en el siguiente orden de batalla:

 

-El ala izquierda formada por la caballería bactriana y, junto a ella, la tribu de los dahaus (tribu escita) y los de Aracosia, seguidos a continuación por los persas (infantería y caballería mezcladas), los susianos y los cadusianos;

 

-El ala derecha lo formaban las tropas de la Siria baja y de Mesopotamia, con los medos, partos, etc.; en el centro, donde se hallaba el propio Darío III con su carro, estaban formados los persas propiamente dichos, los arqueros y una vanguardia de 50 carros con guadañas y los elefantes, conformando la línea de choque más profunda del ejército persa; y por último, y a la vanguardia del ala izquierda, figuraba la caballería escita y unos mil jefes bactrianos y un centenar de carros con guadañas, mientras que en el ala derecha estaba la caballería de Armenia y de la Capadocia, más cincuenta carros.

 

      b. ALEJANDRO Y LA LÍNEA OBLICUA

 

 

Por su parte, Alejandro Magno desplegó su ejército de un modo muy distinto, no sólo por la gran diferencia numérica, sino también por su propia concepción militar y estratégica.

 

 

-El ala derecha estaba formada por los Compañeros, los hipaspistes y, probablemente, tres taxeis de la falange.

 

Hacia la derecha se hallaba el escuadrón real de Clito;

 

Un poco a su izquierda, los escuadrones de Glamias, Sópolis, Heráclides, Demetrio, Meleagro y Hageloco.

 

El total de la caballería se hallaba bajo el mando de Filotas, hijo de Parmenio.

 

A continuación, venían la Agema y los hipaspistes, bajo el mando de Nicanor.

 

 

            La falange iba ordenada como sigue:

 

-La brigada de Como, a la derecha; luego las de Pérdicas, Meleagro, Polisperconte,  Simmias y Crátero.

 

Como de costumbre, Crátero mandaba la infantería del ala izquierda.

 

También en dicha ala se encontraba la caballería griega, bajo Eriginio, y la de Tesalia, bajo las órdenes de Filipo.

 

Toda el ala izquierda iba mandada por Parmenio, a cuyo alrededor se alineaban los jinetes de Farsalia.

 

La novedad de Alejandro se basó en aplicar una segunda línea de refuerzos detrás de la línea frontal para duplicar a su falange, dejando así un espacio vacío entre ambas. Esta segunda línea de reserva consistía en dos columnas volantes, una tras de cada ala, colocadas formando ángulo con el frente, a las que Alejandro cursó orden de que en caso de ataque lateral, realizaran un movimiento oblicuo para parar al enemigo.

 

Si tal cosa no sucediese, su misión era la de replegarse al centro para reforzar el frente. Esta segunda línea estaba compuesta por ilirios, mercenarios griegos y tracios.

 

 

 

 

 

La táctica de la "Línea oblicua" o de tijera, inventada en Tebas por Epaminondas

 

http://www.historialago.com/leg_alex_bat_gaugamela_01.gif

 

 

 

Antes de entrar en batalla, Alejandro dio otra orden más: Menidas, al frente de la unidad de flanqueo de la derecha, tenía que derivar hacia la derecha y cargar contra cualquier unidad de caballería enemiga que pudiera intentar rodear el ala derecha.

 

El resto de las órdenes por parte del macedonio fueron de tipo general, pero imprescindibles a la hora de llevarlas a rajatabla:

 

-que cada hombre mantuviese su posición, permaneciese en absoluto silencio durante el avance y que diesen un grito conjunto sólo en el preciso momento de atacar; que cada mando intermedio recibiese, transmitiese y ejecutase cada una de las órdenes recibidas; y, finalmente y más importante, que cada hombre cumpliese con su deber.

 

Conocedor del dispositivo de Darío III, Alejandro Magno dejó la impedimenta en el campamento que había utilizado la noche previa bajo la custodia de parte de la infantería tracia, tras lo cual desplegó a sus hombres en formación de combate en las laderas descendentes de las colinas, algunas horas después de que lo hubiesen hecho las tropas de Darío III, aumentando así el tiempo en que sus enemigos permanecieron armados y formados. Cuando llegó lo suficientemente cerca como para distinguir a Darío III y la disposición de las unidades enemigas, Alejandro Magno cambió repentinamente la dirección de su marcha, haciendo que toda su fuerza se desplazara hacia el ala izquierda del enemigo.

 

Conforme el ejército macedonio se aproximaba al persa, con su parte derecha avanzada y su izquierda rezagada, a modo de cuña, tal como inventó el general estratega griego Epaminondas, la respuesta lógica de Darío III fue la de extender su línea de vanguardia en dirección al ala derecha enemiga; pero, al disponer de menor capacidad de maniobra debido a lo profundo de su formación, se movió con una gran lentitud, excepto el frente de la caballería escita, que se apresuró a entablar combate.

 

 Alejandro Magno siguió su avance oblicuo hasta que logró situarse más allá del terreno nivelado previamente por los persas para los carros.

 

Deseoso de mantener a Alejandro Magno dentro del alcance de éstos, Darío III ordenó que la caballería de su ala izquierda avanzase para rodear el ala derecha de Alejandro, quien reaccionó con prontitud mandando a Menidas que cargase contra las primeras tropas que iban a rodearlo.

 

El contraataque macedonio fue rechazado por los Escitas y Bactrianos, pero Alejandro volvió a demostrar una gran rapidez de reflejos y de visión del combate, ordenando a los peonios de Aristón y a los viejos mercenarios griegos de Cleandro un ataque con el objeto de extender su ala derecha, tal y como había previsto que sucedería.

 

El general persa Besso mandó hacía ese lugar fuerzas de refresco compuestas por el resto de los jinetes bactrianos y escitas, los cuales rompieron las filas de los compañeros de Alejandro, causando graves pérdidas, puesto que los caballos escitas estaban mejor protegidos por una armadura defensiva.

 

A pesar de ello, la disciplina y el orden demostrado por los macedonios en su repliegue posibilitó que éstos se volviesen a reagrupar en perfectos escuadrones que acabaron por romper las líneas enemigas.

 

A su vez, Alejandro Magno siguió inexorable en su avance hacia la derecha, provocando que cada vez más tramos de su línea quedasen fuera del alcance del terreno preparado y, por lo tanto, de los peligrosos carros con guadañas.

 

Darío III, cada vez más alarmado por el desarrollo del combate, decidió lanzar sus tres grupos de carros para sembrar el desorden en la falange macedonia, pero al aproximarse éstos fueron recibidos con una nube de jabalinas y de flechas de los Agrianos y de los de Bacro, situados ahora delante de la caballería de los compañeros, que acabaron por desmontar a la mayoría de los aurigas y mataron a un gran número de caballos; otros carros no causaron daño alguno porque los macedonios abrieron filas y los caballos fueron detenidos por detrás por oleadas de la caballería de los compañeros y por algunos hipaspistas de la guardia real que había llegado al lugar para reforzar el ataque macedonio.

 

El ruido de los gritos y de los golpes que Alejandro Magno había ordenado previamente hizo que muchos caballos persas se asustasen y volviesen sus grupas hacia sus propias filas.

 

Junto con la carga de los 200 carros, Darío III había ordenado un avance general de todas sus líneas. Su línea se movió hacia delante, con la caballería avanzada y con la intención de rodear al ala izquierda macedonia, muy rezagada, por lo que tuvo que echar mano de nuevos contingentes de caballería, de nacionalidad persa.

 

Alejandro ordenó que los lanceros, al mando de Aretes, cargaran contra ellos en el punto de inflexión con su línea principal, mientras que él proseguía su avance por la derecha. Cuando los lanceros de Aretes lograron desbaratar la línea principal y abrieron una gran brecha, Alejandro Magno se puso a la cabeza de sus compañeros y les hizo dar media vuelta, formándoles en cuña junto con las cuatro taxeis de la derecha de la falange, con los que cargó a toda velocidad contra la brecha, al tiempo que todos los hombres entonaban el grito de guerra.

 

Rota la parte izquierda de la línea de Darío III, Alejandro Magno galopó en dirección al rey persa.

 

   Entonces, Darío III giró su carro y se dio  a la fuga, como hiciera en Issos.

 

 Entre tanto, la caballería persa, en un principio situada a la derecha de Alejandro, viendo su retaguardia amenazada por Aretes, emprendió la huida seguida por los macedonios, que les causaron un gran número de bajas.

 

Mientras se libraba esta batalla en el lado derecho de Alejandro, tenía lugar otra igual de cruenta en el ala izquierda.

 

A causa de la marcha acelerada de Alejandro en sentido oblicuo, aquélla se encontraba retrasada respecto de la vanguardia de ataque, creándose una importante brecha entre ambas, lo que fue aprovechado por la caballería india y persa que irrumpió galopando hacia el tres de bagajes macedonio para rescatar a la familia de Darío III, la cual había quedado atrapada en medio.

 

Según la narración de Arriano (la fuente más verídica), el combate adquirió allí caracteres épicos. Los comandantes de la segunda línea de la falange, ejecutando órdenes preestablecidas por Alejandro Magno, hicieron dar media vuelta a sus tropas, apareciendo en la retaguardia persa, tras lo cual acabaron con la mayor parte de la caballería.

 

Mientras tanto, la parte izquierda de la línea macedonia empezó a ser atacada por el frente y la izquierda, expuesta por la retaguardia y por la derecha.

 

Ante tal coyuntura, la unidad de flanqueo retrocedió, la segunda línea dio media vuelta y el batallón de Simmias cerró el flanco derecho, de modo que el enemigo halló oposición en todos los lados.

 

No obstante, Parmenio se encontró totalmente rodeado y en una posición francamente delicada, por lo que envió varios mensajeros al galope hasta llegar a Alejandro Magno, el cual se hallaba a punto de iniciar un definitivo ataque al ala izquierda persa.

 

Rápidamente giró con la caballería de los Compañeros, a la que lanzó contra la derecha persa, para acabar chocando con algunas formaciones persas intactas, formadas por excelentes jinetes y, en particular, de lo más granado y selecto de las tropas de Darío III. La caballería de Darío III, que se estaba retirando, luchó denodadamente al ver su movimiento amenazado. Tras una serie de ataques sin cuartel por uno y otro bando, por fin los persas fueron derrotados.

 

Una vez libre Parmenio, Alejandro Magno y su caballería de compañeros iniciaron la persecución de las tropas persas, prolongándose hasta la entrada de la noche. Cuando Alejandro llegó a las inmediaciones del río Lico (19 kilómetros de distancia de la batalla), se detuvo para que bebieran los caballos y descansasen sus hombres hasta media noche. Parmenio fue enviado al campamento persa, en Arbela, para capturarlo y a ser posible apresar a Darío III, el cual consiguió zafarse de la persecución macedonia, dirigiéndose hacia el este, hacia Media, acompañado por la selecta caballería bactriana, los familiares y unos cuantos portadores. Posteriormente, unos 2.000 mercenarios griegos que también lograron escapar se reunieron con Darío III. Por lo demás, el mayor ejército que Darío III había conseguido reunir había sido totalmente aniquilado por uno de los mayores genios militares de todos los tiempos.

 

 

   

 

 

La batalla de Gaugamela vino a confirmar, una vez más, que el más poderoso ejército, el mejor armamento y el lugar más favorable para el desarrollo de una contienda de poco sirven cuando el mando se manifiesta totalmente inoperante e incompetente, como fue el caso del ejército persa, formado por una amalgama de individuos reclutados a la fuerza y sin verdadera cohesión. En cambio, la seguridad y precisión de que dio pruebas el ejército macedonio durante toda la campaña fueron admirables, amén de tener un mando previsor de todas las contingencias posibles, liderado por Alejandro Magno, vigoroso, valiente, poseedor de unas cualidades excepcionales y con una gran confianza en sí mismo y en sus triunfos; cualidades sin las que no habría podido, bajo ningún concepto, llevar a cabo una empresa tan ingente por inverosímil: la conquista de un imperio inmenso con tan sólo un puñado de helenos.

El número de bajas de la batalla es imposible de calcular, al igual que pasa con el número de participantes en la misma. Según el historiador Arriano, murieron por parte persa en torno a los 300.000 (cifra del todo punto exagerada), y cayeron un gran número de ellos prisioneros, a lo que se sumó la pérdida del tesoro real de Darío III, valorado en unos 4.000 talentos de oro, de su arco, sus flechas y su carro laminado en oro. Por parte griega, las pérdidas fueron casi testimoniales: unos 100 hombres y 1.000 caballos.

La importancia de la última victoria de Alejandro sobre su enemigo tradicional, Darío III, y sus consecuencia no se hicieron esperar. Las dos ciudades más importantes de Persia, Babilonia y Susa, abrieron las puertas al vencedor. El sátrapa de Babilonia, Mazeo, salió al encuentro de Alejandro Magno para ofrecerle las llaves de la ciudad, tras de lo cual, el joven rey macedonio entró en la antigua capital de los soberanos babilónicos y persas por un camino adornado con flores y fuegos sagrados. En el propio palacio real de Babilonia, Alejandro Magno encontró enormes sumas de dinero con las que pudo gratificar espléndidamente a cada uno de sus soldados. Alejandro Magno también realizó sacrificios al dios persa Marduk, al igual que hiciera antes en Egipto. Antes de partir hacia Susa, Alejandro, dando muestras de una gran sutileza política, nombró por primera vez a un persa para gobernar una ciudad conquistada, en un claro intento por atraerse a la nobleza enemiga, tratando por igual a los persas adictos que a los oficiales macedonios.

Alejandro Magno dejó Babilonia para encaminarse hacia Susa, la cual guardaba tesoros aún mayores, concretamente la fabulosa suma de 50.000 talentos de oro, cifra exorbitante pero aún menor que la hallada más tarde en la tercera capital persa importante, Pasagarda, donde posiblemente recogiera unos 120.000 talentos.

En Persépolis, auténtico corazón de Persia, Alejandro Magno mandó incendiar los antiguos palacios reales del rey Jerjes.

Fue en ésta última ciudad donde Alejandro supo por Antípatro que en una gran batalla librada frente a Megalópolis aquél había derrotado y muerto a Agis, rey de Esparta, disolviéndose de una vez por todas la temida Liga del Peloponeso.

 

LA MUERTE DE DARÍO Y LA USURPACIÓN DE BESSOS

 

Alejandro no empezó a perseguir a Darío III hasta haber entrado en la residencia de verano de éste, la tranquila ciudad de Ecbatana. Sin embargo, el desesperado rey persa volvió a escapársele de las manos. Finalmente, cuando más desesperada era la situación para Darío III, perseguido muy de cerca por las tropas de Parmenio, fue asesinado en el invierno del año 330 por el sátrapa Besso, que se proclamó sucesor del rey difunto con el nombre de Artajerjes.

Con la muerte de Darío III, Alejandro Magno pudo conseguir su objetivo político más imperioso: la eliminación total del Imperio aqueménida. La fuerza de su espada y de su determinación lo habían convertido en Rey de Reyes, y ante sí tenía abiertas las puertas de la sugerente India, la cual sería su siguiente objetivo.

LA CONQUISTA DE LA INDIA