Actualización:  3 agosto  2016 Nedstat Basic - Free web site statistics

  Entrada..

English version..English 

 Mi e-mail  es avhoys@yahoo.es

Curriculum

 Si a la paz

 

¡¡¡CARPE DIEM ¡¡¡

                            

¡¡¡VADE  RETRO¡¡¡¡¡¡ORTER EDAV¡¡¡

  (   erbmon ut oczonoc )    Nedstat Basic - Free web site statistics
Principal,      Hititas,  Gavurkalesi Dioses Yazilikaya

 

Principal   <<<Entrada general<<<  Textos mesopotámicos

                                                                                    

                      ENHEDUANNA, PRINCESA DE AKAD

     Y GRAN SACERDOTISA DEL DIOS LUNA SIN DE UR

 

 

                                                                      

 

2300-2225 a.C.

ca. 2285-2250 a. C sg. Roberta Winkley

35 años.

Su madre era sumeria de Mesopotamia del sur, tal vez una sacerdotisa.


[Enheduanna Chart]

 

 

 

                             

             

El zigurat de Ur y el Giparu, complejo del templo de Sin-Luna y lugar donde Enheduana vivió y fue enterrada.

Su otra obra más famosa es "La Exaltación de Inanna ' o" Nin-Me-Sar-Ra', que es una obra de devoción personal a la diosa Inanna, en la que entre otros detalles, narra su expulsión de Ur.

La mayoría de los trabajos de Enheduana están disponibles en la traducción de textos electrónicos en el Corpus de Literatura sumeria. 

 También han traducido y compilado en una narrativa unificada el erudito sumerio Samuel Noah Kramer y la poetisa Diane Wolkstein. Su versión, publicada con el título Inanna, la Reina del Cielo y de la Tierra: sus historias e himnos de Sumeria , fue publicado por Harper Perenne en 1983.

                        Cuadro de Enheduanna

Disco de calcita con la imagen de Enheduana de Akad. Museo Universidad de Pensilvania.

(From the British and University of Pennsylvania Museums' Expedition IV, 1925-26. Used with copyright permission from the University of Pennsylvania Museum)

En la fotografía del disco de Enheduanna, ella está colocada la segunda en una fila de cuatro personas, precedida por un sacerdote desnudo y seguida por dos criados varones. 

Enheduanna lleva un vestido de volantes y un turbante de ala laminado, la AGA, al que se refiere en la exaltación de Inanna como "el verdadero casqueteo / el signo de (apropiado) de la Gran Sacerdotisa (L.107). 

Ella fue efectivamente Suprema sacerdotisa ( en) del dios de la luna, Nanna-Sin de Ur.

La historiadora del arte de Harvard Irene J. Winter describe el disco como tallado en alabastro traslúcido. Mide aproximadamente 25,6 cm de diámetro y 7,1 cm de espesor. Durante las excavaciones de la Universidad de Pennsylvania 1927, se encontró en varios fragmentos en la zona de la giparu [santuario] del templo en Ur, en 1927. Ha sido muy reconstruido y ahora se exhibe como parte de la colección del Museo de la Universidad de Filadelfia. (190-192)

During the University of Pennsylvania excavations in 1927, it was found in several fragments in the area of the giparu [inner sanctum] of the temple at Ur in 1927. It has been heavily reconstructed and now is on display as part of the collection of the University Museum, Philadelphia.

Bibliografía

Binkley, Roberta (1998). "Biography of Enheduanna, Priestess of Inanna"

Elisabeth Meier Tetlow (2004). Women, Crime, and Punishment in Ancient Law and Society: The ancient Near East . Continuum International Publishing Group . ISBN 978-0-8264-1628-5 .

                                        http://www.cddc.vt.edu/feminism/Enheduanna.html

 

Nombre de Enheduanna  en  cuneiforme.

 En-hedu-Ana es un título y significa  "La Alta Sacerdotisa [llamada] Ornamento del Cielo"

'en'=Alta Sacerdotisa 'hedu'=Ornamento
'Ana'=del Cielo/Heaven
o del dios del Cielo/Heaven

The 'En-hedu-Ana Research Pages' is the only website solely devoted to unearthing En-hedu-Ana --the first known author of all literature. En-hedu-Ana was the great High Priestess of the Moon-god Nanna, at Ur (ancient Iraq). She was the first known author in recorded history to write in the first person. There were many anonymous scribes who wrote before her but she was the first to identify herself in her writings. En-hedu-Ana lived around 2300-2225 BCE and was revered as the most important religious figure of her day.
Through her powerful incantations/songs to Inanna, the goddess of Love and War she changed the course of history and was remembered for centuries after her death. Her writing is so intricate, scholars call her the "Shakespeare of Sumerian literature". Her hymns function as multi-layered incantations, interweaving political, personal, ritual, theological, historical and legal dimensions.

 

Two of her known works are hymns to the goddess Inanna, The Exaltation of Inanna  (Nin-Me-Sara ) o "Exaltatation of Inanna and  In-nin sa-gur-ra. A third identified work, The Temple Hymns, addresses the sacred temples and their occupants, the goddess or god to whom they were consecrated

NIN-ME-SARA: Lady of countless cosmic powers

This is the first english translation of Dr. Annette Zgoll’s german, academic translation of Nin-me-sara found at the beginning of her book, "Der Rechtsfall der En-hedu-Ana im Lied Nin-me-sara"(1997), "En-Hedu-Ana's Lawsuit in the poem Nin-me-sara". It is a combined effort between myself and Tatjana Dorsch, who has very accessibly translated the whole book for me. It is the most recent, updated translation of Enheduana’s most famous poem since Dr. William Hallo’s grounbreaking translation, "The Exaltation of Inanna" in 1968. Dr. Zgoll has generously given of her time and corrected it and allowed me to post it here.


 

          1. Queen of all the ME, too numerous to count,
          rising forth as resplendent light [1]
           

          2. Woman [2], most driven, clothed in frightening radiance,
          loved by An and Uras,
           

          3. An's nugig [3],
          you are above all the great SUHkese-breastplates,
           

          4. You, who love the right aga-crown [4],
          who is suited for the en-priest-hood,

          5. empowered with all of its all seven ME --

          6. my queen! You are the guardian of the great ME!

          7. You have uplifted the ME,
          you have held the Me in your hand.

          8 You have gathered the ME,
          you have clasped the ME to your chest.

          9 Like a dragon you cast venom upon the enemy land.

          10 In the regions where you thundered like Iskur,
          Asnan no longer exists because of you

          11 Flooding waters surge down on such an enemy land

          12 You are the supreme one in Heaven and Earth,
          you are their Inana!



           

[1] This can also connote through homophone and homonym: "Queen of the countless battles, (as) a raging storm rising"
 

[2] Or we can read the sign of 'munus-zi' as 'zirru': “female”( bird). This is a title of Ningal, that is of Enheduanna.
- Dr. Joan Westenholz has identified zirru as a title of the goddess Ningal, used by Enheduanna in her article, “Enheduanna, En-Priestess, Hen of Nanna,Spouse of Nanna”. In this article she deduces that Enheduanna is endowed with this title of zirru to convey that she is the human embodiment of Ningal.
 

[3] nugig is a title of Inanna in the context of the exercise of power or the broadening of power, important in the context of legitimization of rulers.
-One of Dr. Zgoll’s theories is that Enheduanna herself, as en-priestess of Nanna in Ur, is endowed with the power to legitimate a king’s rule.

[4] I.e., Inanna loves the aga-crown/cap (object). It can also be read as: the aga-crown/cap (subject) loves Inanna, whereby then the aga metonomycal stands for Nanna, compare chapter 3.4.-- The attribute “right” is the same word as in line 2 “driven” , it can be understood here also as a replacement for ‘thirst for creating’.
(dictionary definition of metonymy- one word is put for another that it suggests; as, we say, a man keeps a good table instead of good food; we read Virgil, that is, his poems; a man has a warm heart, that is, warm affections)





 

          13 Unceasing raging fire,
          you shower down upon the land of Sumer

          14 Queen, whom An gave the ME,
          you ride atop a beast

          15 Authorized by the fate-determining word of An,
          you utter words.[5]

          16 The great rites are yours--
          who else could fathom their meaning?

          17 Destroyer of enemy lands-
          you empowered the storm

          18. Beloved of Enlil,
          you let terror reign over the land of Sumer

          19. You stood prepared,
          waiting to fulfill the orders of An

          20. My Queen!
          All enemy lands bow down at the sound of your roar!

          21. Under your fearsome radiance,
          your terrible glare and storm, the people

          22. turned their steps toward you in mute dread

          23. -- of all the ME,
          you had grasped the most terrible and deeply stirring--

          24. Mankind [6] opened the gateway of tears, on your account [7]

          25. They must walk the path to the house of all the great laments,
          on your account.[8]



           
[5] Or: “Who, authorized through the fate-determining mouth of An, says words”.

[6] In reference to nam-lu-ulu (mankind, men) line 21.

[7] literally: “to you” (or because of you)

[8] literally: “to you” (or because of you)



 

 

 

          26. Because of you [9], all [10] had been ripped away
          even before the battle.

          27. My Queen! With your strength a tooth can even crush flint [11]!

          28. Like an invasive storm you barge in.

          29. With the howling storm you howl.

          30. With Iskur you thunder.

          31. With raging thunderstorm you do exhaust,

          32. while your own foot has never yet tired.

          33. With the harp of laments
          one [12] strikes up a song of lamentation

          34. My Queen! The Anuna, the great gods,

          35. Like terrified [13] bats,
          fluttered away from you to the top of the mounds of ruins.

          36. They could not withstand your devastating glance [14].

          37. They cannot stand up against the fright on your brow.



           
[9] Literally: “to you” . (or because of you)

[10] Arms, troups, idols, fighting strength etc...

[11] In Sumerian dictionary tooth--tartar.

[12] Referring to nam-lu-ulu (“mankind”, “men”).

[13 ] Literally: “flying around”.

[14] Variant writing: “they cannot withstand”.



 

 

 

 

          38. Who shall soothe your angry heart?[15]

          39. Your hostile heart has become too violent to pacify!

          40. Queen, has your soul [16] really been satisfied?
          Queen, is your heart really now filled with joy?

          41. Your rage does not cool, great daughter of Suen! [17]

          42. Queen, greater than the enemy land--
          who would dare take away any of your territory? [18]

          43 You take the ‘mountain range’ [19] into your territory:
          its Asnan is no longer.[20]

          44 Fire was set against its great gate. [21]

          45 Blood flowed in its river for you,
          its people had to drink it for you. [22]

          46 Their troops, all gathered together, [23]
          had to surrender themselves to you.

          47 Even their elite troups, united together,
          had to be struck down for you.

          48 Even their strong men- all of them,
          had to stand before you [24]

          49 In the town’s places of pleasure, a storm rages.

          50 They hunt down their best men as captives for you.



           
[15] Literally ‘cool’ with connotation ‘refresh’.

[16] Literally also “liver”, “stomach’.

[17] Another translation possibility: “Rage (glowing) and not cooling,
great daugher of Suen!”

[18] Literally: “your earth”.

[19] Compare chapter 3.6.2.

[20] Some texts: “When you.... the ‘mountain ranges’” LaC: “you looked angrily upon
the enemy land , ....”; UnH “When you looked angrily at the enemy land”.

[21] UrB: “in ihre (their, her, your) great temple”.

[22] 2 text segments: “they have nothing to drink”.

[23] Other translation possibility, also in the following lines” “in their fear”.

[24] NiW: “stood in front of you”.



 

 

 

 

          51. The city, which would not say “This land is yours!” [25]

          52. where the people did not say “He is your loving father!”--

          53. He has spoken your fate-determining word [26]:
          the territory is restored beneath your foot.

          54. Then care [27] disappears from within,
          from their stall.

          55. That woman there -
          she no longer speaks of love with her spouse.

          56. At night she no longer holds counsel with him.

          57. She no longer reveals her innermost self to him ,
          which holds the hope of future life[28].

          58. Aggressive wild cow, great daughter of Suen,

          59. Queen, greater than heaven-
          who would dare take any of your territories away from you?



           
[25] NiMM and LaB: “The enemy city, which has not said “To you

[26] Variant: “ spoken from your fate-determining word”.

[27] Another word variant yielded the translation: “from the mother love”.
Literal translation: “Then... the foot is slipped”.

[28] Literally: “the fate-determining thing of her insides”.



 
          60 The Great Queen (NIN.GAL) of queens,
          born for the rightful [29] ME,

          61 born of a fate-laden body,
          you are even greater than your own mother,

          62 full of wisdom, foresight, queen over all lands,

          63. who allows existence to many,
          I now strike up your fate-determining song!

          64 All powerful divinity, suitable for the ME,
          that which you have said magnificently is the most powerful! [31]

          65. Of unfathomable heart [32], oh highly driven woman [33],
          of radiant heart, your ME [34], I will list for you now!

          66. Into my fate-determining Gipar [35], I had entered for you.

          67. I, the en-priestess, I, En-hedu-Ana [36].

          68. While I carried the basket, I struck up the song of jubilation,

          69. as though I had not lived there [38],
          they offered the death sacrifice. [37]

          70. I came close to the light,
          there the light became scorching to me.

          71. I came close to the shadow,
          there it was veiled by a storm.

          72. My sweet mouth became venomous [39].

          73. That with which I gave delight, turned to dust.



           
[29] See the opening of line 4: the adjective “right” also comprises the connotation
of true powerfulness.

[30] The goddess Ningal. Literally: “as her own mother”.

[31] Simultaneously valid to the version: ”What you have spoken in as great a manner,
is the ‘most powerful’.”, i.e. “No one can become more praised than you”.

[32] By the use of “heart” the connotation of “Anger” from the context of line 38-41is
not to be overlooked.

[33] NiRR: ‘zirru’, “(bird)woman”; this version is also possible in the parallel text.
It is a title of Ningal, that is, Enheduanna; compare with chapter 6.1.

[34]NiRR: “the fate-deciding ME.” LaB, UnC: ”the rightful ME”.

[35] A part of the temple complex of the moongod in Ur, which encompasses the
residence of the en-Priestess and the shrine of Ningal.

[36] The name means translated “En,Ornament of An”. Compare to chapter 4.5.

[37] UrB, UrG, LaB, write euphemistically instead “the beautiful place”. NiRR: “One of
them has set down my meal (for the gods)”. NiA: “.....one of them offered, on his account
as if I had never lived there.”

[38] Literally: “Haven’t I not lived there?”

[39] This version is in Text NiC and Text NiHHH, all other texts have one of the
homophonic expressions. NiRR writes “bitter”.



 

 

 

 

          74. My fate with Suen and Lugal-Ane,

          75. report it to An!
          May An resolve it for me!

          76. Report it to An immediately.
          An will resolve it for us!

          77 "The Lady will tear away the destiny of Lugal-Ane.

          78. At her feet lie hostile land and flood.

          79. She is truly mighty-
          she will make the town tremble before her.

          80. Go (before the court),
          so that she will be calm in her heart for me!"[40]

          81. En-hedu-Ana am I,
          I will now say a prayer to you.

          82. My tears, like sweet beer

          83. I now shed them freely for you, fate-determining Inana,
          "Your judgement!" I will say to you. [41]

          84. As for ASimbabbar,
          concern yourself not!

          85. While changing the purfication rites of the fate-determining An,
          he [42:Lugalane] altered everything for him,

          86. he tore away the Eana from An!

          87. He showed no awe for the most venerable God (AN)!

          88. This house, whose abundance he [43:AN] was not sated with,
          whose beauty he had not tasted,

          89. he [44:Lugalane] turned this house into a despised home for him!

          90. All the while, upon entering, as if he were the companion,
          he approached me with envy! [45]

          91. My driven, divine, wild cow!
          You must drive away this 'someone',
          you must seize this 'someone'!

          92. In this place where life is made possible--
          what am I?

          93. This rebellious territory, despised by your Nanna:
          An should force them to surrender!

          94. This city-- An should strike it down!

          95. Enlil should curse it!

          96. The mother shall not soothe her crying child!



           
[40] In other texts: "so that she calms her heart for me."

[41] NiA, LaB: "Be hailed", UrD "The Judge!"/"Pass judgement!", Niff "(you) attacked".

[42] Meaning Lugal-Ane. see chapter 5.2 and 5.3.

[43] Meaning the God, An.

[44] Meaning Lugal-Ane .

[45] Literally:"his envy".



 

 

 

 

          97. Queen! The laments which were struck up over the land, [46]

          98. your ship of wailing should be left behind in the enemy land! [47]

          99. And because of my fate-determining song -- must I die? [48]

          100. I-- my Nanna has cared not for me [49].

          101. In the rebellious land,
          they completely and utterly destroyed me.

          102. ASimbabbar most certainly has not passed a final judgement upon me!

          103. Has he spoken it-- does it mean anything?
          Has he not spoken it-- does it mean anything?

          104. After he stood there in triumph,
          he expelled me from the temple.

          105. He made me fly like a swallow from the window-
          my life was consumed --[50]

          106. and so I must go to the thorny undergrowth of the enemy land.

          107. He tore the rightful aga-crown [51] of en-ship from me.

          108. Handing me a dagger, he said,
          "This is now your ornament!" [52]

          109. One and only Queen, beloved of An,

          110. Mighty is your fate-determining heart,
          for my sake, may it be turned to its place! [53]

          111. Beloved wife of Usumgal-Ana [54],

          112. From the base to the zenith of heaven,
          you are the great Queen (NIN.GAL),

          113. the Anuna have submitted to you.

          114. From birth you were the smaller queen,

          115. the Anuna, all the great gods--
          how you have surpassed them!

          116. The Anuna kiss the ground before you with their lips.

          117. My own trial is not yet over,
          but a stranger sentence surrounds me as though it were my sentence.



           
[46] Or: "the lamentations, which were established".

[47] LaB: "should be approached".

[48] LaB: "they will die".

[49] UrB: "has not decided [my] verdict".

[50] NiU, NiDD: "He consumed my life."

[51] UnB: "the right garment".

[52] 2nd Version: "This will be pushed against you (like horns of a bull)”.

[53] This turn (idiom) is a regular formula of the heart-soothing of the gods,
which in this context agrees with the similar sounding:
"may it be ... turned to its territories".

[54] NiRR:"The beloved wife of An [has...], beloved [ ] of Ama[-sumgal-Ana]".



 
          118. To the radiant bed [55],
          I did not stretch out my hand.

          119. Nor did I reveal the words of Ningal to that 'someone' [56].

          120. The radiant en -priestess of Nanna am I.

          121. My Queen, beloved of An [57],
          may your heart be calmed for me.

          122. It shall be known, it shall be known:
          Nanna has proclaimed no decree,
          "It is yours" is what he has said!

          123. That you are as high as heaven, shall be known!

          124. That you are as wide as the earth, shall be known!

          125. That you anhilate rebelling territiories [58], shall be known!

          125a. That you roar against the enemy lands, shall be known!

          126. That you crush the leaders, shall be known!

          127. That you devour corpses like a predator, shall be known!

          128. That your glance is terrible, shall be known!

          129. That you raise your terrible glance, shall be known!

          130. That your glance is sparkling, shall be known!

          131. That you are unshakable and unyielding, shall be known!

          132. That you always stand triumphant, shall be known!

          133. That Nanna has not proclaimed (the decree),
          that he has said, "It is yours",

          134. my Queen- it has made you greater,
          you have become the greatest!

          135. My Queen, beloved of An,
          I will announce all of your wrath![59]

          136. I have heaped the coals,
          prepared the purification rites,

          137. The Esdam-ku [60] stands ready for you-
          will not your heart calm down for me? [61]

          138. Since the heart was full, too full,
          great Queen, I birthed it for you. [62]

          139. What was said to you at midnight,

          140. the cult singer shall repeat it to you at midday:

          141. "Because of your captive spouse,
          because of your captive protégé,

          142. your anger has grown large,
          your heart has not calmed down."



           
[55] NiDD:"In my radiant bed".

[56] UrB:"I will not say anything to him".

[57] NiA, UnB: "You are the beloved queen of An"

[58] UrA, LaC: kur.

[59] NiYY:"before your throne".

[60] The name of the Inana-temple in Girsu/Lagas;
beside it is also professed a place in various Inana-temples.

[61] Other texts:"May your heart be calmed/refreshed for me!"

[62] The meaning is first of all the text of NMS itself;
for a broader translation compare with Chapter 7.2.



 
          143 The Queen, the strong one,
          the ruler over the gathering of the 'en' [63],

          144 she did accept her prayer and sacrifice [64] .

          145 The heart of fate-determining Inana has turned to its place.

          146 The light was sweet for her, delight was spread over her,
          full of abundant beauty was she.

          147 As the light of the rising moon (NANNA),
          she too was clothed in enchantment.

          148 Nanna came out [65] to rightfully gaze (at her) in awe,

          149 (he and) her mother Ningal blessed her,

          150 and then the gate post said unto her "Be hailed!"

          151 What each said to the nugig is exalted.

          152 Destroyer of enemy lands,
          endowed with the ME from An,

          153 My Queen, draped in enchantment,
          (to you) Inana be glory!



           
[63] 'en' is a title for priests and rulers.

[64] In Sumerian this is only one lexeme. (=word)

[65] Another possible translation: (he) "led her out".

I have added a few explanations of her research in italics beneath some of the footnotes. For those unfamiliar with the Sumerian terms, Dr. Zgoll’s literary paraphrase will be most helpful and I will be posting it in the near futur. I have also taken the liberty in presenting the long lines of the poem as shorter pairs of lines whenever possible, to facilitate reading the poem. ---------------------------------------



Bibliographic Roadmap
Back to Intro Page
Visual Evidence
 

The Concept Of Personal God(dess) In Enheduana's Hymns to Inanna



 

Revision---January, 2001

 



 

 

 

 

 

 

Enheduana is becoming known today as the first named author in all of world literature. She is credited by many as having written and compiled what is known as The Sumerian Temple Hymns, consisting of 42 hymns to the temples of Sumer and Akkad as well as a hymnal cycle to the goddess Inanna: 1) in-nin-me-hus-a,(INM), The Myth of Inanna and Ebih, 2) in-nin-sa-gur-ra, (INS),Stout-Hearted Lady, and 3) nin-me-sar-ra,(NMS), Lady of all the Me’s, which is her most famous poem. In addition, Joan Westenholz has also credited her as having written two hymns to the moon god, Nanna [Westenholz,1989].

Many Near Eastern scholars believe that Enheduana’s hymns were politically motivated to support the imperialistic ambitions of her father, King Sargon, who’s unparalleled control of Sumer and Akkad had known no predecessor and that her installation by Sargon as en-priestess of Nanna at Ur was also a political strategy [Hallo & Van Dijk,1968, p.9.]. And there are scholars who question Enheduana’s authorship of these hymns, like Miguel Civil, stating that there is no solid evidence- and especially since most Sumerian literature was anonymous. Those who disagree with Adam Falkenstein who was the first to identify the title ’en-hedu-Ana’ in the poem nin-me-sarra as positive identification of Enheduanna herself [Falkenstein, 1954] state that the title ’en-hedu-Ana’ was a generic epithet for Inanna or for Dumuzi. Then there is Annette Zgoll’s [Zgoll, 1997] newest research in which she adds to the work of Hallo and Van Dijk and many others who acknowledge Enheduana as the author based on many historical references in the poem nin-me-sarra that refer to actual events which occurred during Naram Sin’s, reign and during Enheduana’s later years as en-priestess of Nanna. There are also stylistic reasons for grouping these hymns together as being written by the same person in addition to a few other “Inanna hymns”. I will not list all of this rich historical and literary research in hopes to prove that Enheduana was the author, for as Miguel Civil pointed out to me, it will never be possible to definitively prove or disprove authorship of compositions written over 4,000 years ago! I will begin from the standpoint that Enheduana is the author and I will focus on the skill and complexity of her writing, specifically in the cycle of hymns to the goddess Inanna. As an example of late, third millenium Sumerian poetry, this cycle reveals a highly sophisticated literary style which interweaves the concept of the personal god/dess into the political/religious dimension.

** I’d also like to add that Annette Zgoll’s recent publication of her updated translation of nin-me-sar-ra reveals a legal dimension to the poem which has not been considered before. This new way of reading the poem (I have posted an english translation of the poem -see link below.) adds a whole new depth to the poem which I would like to include into this paper at some point. For now, I have simply updated this paper with her version of the poem and, not surprisingly, it has slightly altered the flavor of my arguments.

 

I will be drawing from Jacobsen’s definition of personal god/dess which he explains by differentiating between third and second millenium phases of Mesopotamian religion. In the third millenium, he identifies the concept of the gods as rulers who are worshipped appropriately in hopes that they will protect the Mesopotamians as a collective against their enemies. While in the second millenium, the concept of the personal god emerges who is called upon personally by the individual Mesopotamian to influence his/her fortune in such a way that these individual concerns swell in significance “until they rival those of communal economy and security”.[Jacobsen, 1976, p.21] Jacobsen further defines personal religion as “[a] religious attitude in which the religious individual sees himself as
standing in close personal relationship to the divine, expecting help and
guidance in his personal life and personal affairs, expecting divine anger and punishment if he sins, but also profoundly trusting to divine compassion, forgiveness, and love for him if he sincerely repents.”[Jacobsen,Treasures,p.147]
 

 

Let’s begin by observing how the concepts of personal god/dess and personal religion apply to Enheduana’s hymnal cycle. There is some display of personal religion in in-nin-me-husa (INM), “Inanna & Ebih” [Bottéro] in which Enheduanna reveals herself once in the poem by speaking anonymously in the first person :

“I, also, would like to celebrate
the good wishes of the queen of battle,
the eldest daughter of Sin”
[INM, l. 23].

Inanna dominates the poem and speaks for herself for fifty per cent of the poem: l. 26-51, 64-111, 154-166, 168-181. In fact, she is the one to introduce the main argument of the poem- that Mt. Ebih has not shown her the proper respect and that she will teach it to fear her:


“Since it [Ebih] didn’t kiss the ground infront of me,
Nor did it sweep the dust before me with it’s beard,
I will lay my hand on this instigating country:
I will teach it to fear me!” [INM, l.29-35]

This hymn may be an allusion to a historical event commemorating one of Sargon’s triumphs over a northern region that refused to relinquish its independance [Bottéro, p.220]. It would have then served as both political and religious propaganda, promoting the unequivocal domination of Sargon’s empire and personal goddess, Inanna. Inanna is portrayed as an unrelenting, warring devastatrix, characteristic of third millenium ruler metaphors:
 

“I’ll bring war [to Ebih], I’ll instigate combat,
I’ll draw arrows from my quiver,
I’ll unleash the rocks from my sling in a long salute,
I’ll impale it [Ebih] with my sword” [INM l. 98-102]

 

The marriage of politics and religion is further underlined, when after she has successfully overtaken Ebih she installs a throne and a temple and sets up rituals unique to her cult:
 

“Also, I erected a temple,
Where I inaugurated important events:
I set up an unshakeable throne!
I gave out dagger and sword to...(?),
Tambourine and drum to homosexuals(?),
I changed men into women!” [INM, l.172-176]

Inanna’s dominating presence in in-nin-me-husa and focus on her ruler aspect obscures any personal quality introduced by Enheduana’s one anonymous appearance. Not much is said about Enheduana’s relationship to Inanna, making this poem more of a 3rd millenium piece of religious writing.
 

 

However, a closer relationship is evidenced when Enheduanna speaks directly to Inanna and identifies herself by name in Stout-Hearted Lady: “I am Enheduana, the en-Priestess of Nanna.” [Sjoberg, INS, l. 219,] Unfortunately, the text breaks off afterwards for approximately twenty five lines in which Enheduana may have revealed more of her personal relationship to Inanna. The text picks up with:

 

“I am yours! It will always be so!
May your heart cool off for me,
May your understanding... compassion…
I have experienced your great punishment” [INS,l. 246-7 & 250]

Here, elements of personal religion such as punishment for sin and trust in divine compassion are illustrated. An act of repentance is described soon afterwards:

 

“My Lady, I will proclaim your greatness in all lands and your glory!
Your ‘way’ and great deeds I will always praise!”[INS,l. 254-5 ]
 

Enheduana also elaborates on the theme of Inanna’s wrath :

“...her wrath makes (people) tremble,
“her wrath (is) ..., a devastating flood
which no one can withstand” [INS, l. 17 & 29].

Thus, by including the anger that Inanna has toward her, “...may your heart cool off for me” [INS, l. 246] Enheduana juxtaposes divine wrath with personal wrath and bridges the gap between remote, all-powerful deity and personal goddess. Nonetheless, the poem emphasizes Inanna’s supremacy among the gods as evidenced by her possession of all the me’s (divine attributes or powers)– the ultimate sign of divine authority:

 

“the queen (performing) great deeds,
who gathers (for herself) the me’s of heaven and earth,
she rivals the great An” [INS,l. 3 & 213-14]

 

In fact, the me’s, are listed from lines 115-172. They range from the particular to the larger scheme of building a civilization :


“ To build a house, to build a woman’s chamber, to have implements,
to kiss the lips of a small child are yours, Inanna,
To give the crown, the chair
and the scepter of kingship is yours, Inanna” [INS, l. 138 & 142]
 

Yet by the end of the poem Enheduana writes:
 

“An and Enlil have in the entire universe determined for you a great destiny,
They have bestowed upon you the Lady-ship over the gu’enna,
You determine the destiny for the princely Ladies” [INS, l. 265-7]
 

So Inanna must take care of all of the universe as a ruler goddess would in the third millenium, as well as determine the fate of princesses, namely, Enheduana, as a personal goddess would:
 

“Mistress, you are great, you are important,
Inanna you are great, you are important,
My Lady, your greatness is manifest,
May your heart for my sake ‘return to its place’! [l. 268-271]
 

Thus, Inanna’s expansive ruler aspect now includes tending to the personal needs of Enheduana and, concomittantly, Enheduana’s significance has been elevated-- especially when compared to her near insignificance in Inanna & Ebih. According to Jacobsen, this is charateristic of the penitent communicating with her personal god[/dess].

“The penitent becomes so centrally important in the universe that [s/]he can monopolize [the] God[/dess’] attention, can involve [the] God[/dess] deeply and emotionally in anger, compassion, love for him[/her].” [Jacobsen, p.150]
 

 

This theme is far more explicit in nin-me-sar-ra, Lady of all the ME’s, in which she indulges in her personal plight– banishment from the temple– which she “not only [presumes] to matter, but matter supremely. [It] swell[s] to fill the whole picture” [Jacobsen, p.150].
 

“Into my fate-determining Gipar, I had entered for you.
I, the en-priestess, I, En-hedu-Ana,
While I carried the basket, I struck up the song of jubilation.
as though I had not lived there,
they offered me the death sacrifice.” [Zgoll, NMS, l. 66-69]
 

And yet, considerable emphasis is still given, as in Inanna & Ebih and Stout-Hearted Lady, to Inanna’s ascent to the top of the pantheon as exemplified by the incipit (the first line and title of the poem) which reads: “nin-me-sar-ra” or “Lady of all the me’s”. In addition, however, Enheduana manages to interweave herself into this theme by taking the following steps. She first appeals to Nanna to free her from the usurper, Lugalanne:


“My fate with Suen and Lugal-Ane,
report it to An! May An resolve it for me.
Report it to An immediately.
An will resolve it for us!” [NMS, l. 74-76]
 

However, he abandons her:


“I-- my Nanna has cared not for me.
In the rebellious land,
they completely and utterly destroyed me
Has he spoken it- does it mean anything?
Has he not spoken it- does it mean anything?
After he stood there in triumph,
he expelled me from the temple.
He made me fly like a swallow from the window-
my life was consumed--”[NMS,l.100-5]
 

Next, she lists Inanna’s me’s stating emphatically that she is not reciting those of Nanna:


“It shall be known, it shall be known:
Nanna has proclaimed no decree,
“It is yours” is what he has said!
That you are as high as heaven, shall be known!
That you are as wide as the earth, shall be known!”
That you anhilate rebelling territories, shall be known! “[NMS, l. 122-5]
 

Enheduanna mirrors Nanna’s inability to help her with Inanna’s superiority over Nanna:

“That Nanna has not proclaimed (the decree),
that he has said, “It is yours”,
my Queen- it has made you greater,
you have become the greatest!
My Queen, beloved of An,
I will announce all of your wrath![NMS, l.133-5]
 

Enheduanna elevates her personal experience to the level of divine matters while reinforcing the theme of Inanna’s supremacy.

 

 

Enheduanna employs different metaphors and techniques which underscore personal religion. According to Jacobsen, “the ‘metaphor’ under which the personal god was seen [was]... the image of the parent”. [Jacobsen, p.158] Inanna, however, is typically not endowed with divine motherhood and Enheduanna describes her relationship to Inanna as filial, only once:
 

“Because of your captive spouse, because of your captive protegé (child),
Your anger has grown large,
your heart has not calmed down.”[NMS, l.141-2]
 

However, the parental relationship is implied with Enheduanna’s appeals for Inanna’s “protection and intercession” [Jacobsen,p. 158] against Lugalanne:
“My driven, divine wild cow, drive out this ‘someone’, capture this someone!”[NMS, l.91]

 

A literary technique in which Enheduanna chooses to identify herself in similar terms to Inanna brings her ever closer to her goddess. She indicates their shared affilitation with the high-priesthood and with beauty. First, with regard to Inanna:

“Woman, most driven, clothed in frightening radiance,
loved by An and Uras,
An’s nugig, you are above all the great SUHkese-breastplates,
You, who love the right aga-crown,
who is suited for the en-priesthood.” [NMS, l. 2-4]

With regard to herself, she then recounts separately the loss of her crown and of her beauty:

“He tore the rightful aga-crown of en-ship from me.” [NMS, l.107]
“My sweet mouth became venomous.
That with which I gave delight, turned to dust.” [NMS, l. 71-2]

This technique reaches a climax at the end of the poem when Enheduanna seems to merge with Inanna and it is unclear who is “sumptuously attired” or if both of them are, we do not know who is who:


“The light was sweet for her, delight was spread over her,
full of abundanct beauty was she.
As the light of the rising moon (NANNA),
she too was clotherd in enchantment.”[NMS, l.146-7]

 

Perhaps this poem would be better named “The Exaltation of Enheduanna”!

 

One final approach to evaluating the theme of personal god(dess) in this poem is to compare it to the neo-Sumerian letter-prayer– a method of individual prayer to one’s personal god. The stylistic similarities established by Hallo consist of “(1) complaint (2) petitions(3) protests and (4) persuasion to reinforce the appeal.” [Hallo,JAOS, 1968,p.71] The complaint was mentioned above:

In the rebellious land,
they completely and utterly destroyed me
...
he expelled me from the temple.
He made me fly like a swallow from the window-
my life was consumed--”[NMS,l.100-5]

The petition(s) concern asking Inanna to intercede on her behalf:

“My driven, divine wild cow, drive out this ‘someone’, capture this someone!”[NMS, l.91]

The protests are characterized by Enheduanna’s arguing her cultic piety and high priestly rank:

 

“Into my fate-determining Gipar, I had entered for you.
I, the en-priestess, I, En-hedu-Ana,
While I carried the basket, I struck up the song of jubilation.
[ NMS, l. 66-67]

To further elucidate, the following citation illustrates all three of these categories, each identified in parentheses:

“My own trial is not yet over,
but a stranger sentence surrounds me
as though it were my sentence.(complaint)
To the radiant bed, I did not stretch out my hand.
Nor did I reveal the words of Ningal to that ‘someone’
The radiant en-priestess of Nanna am I,(protest)
My Queen, beloved of An, may your heart be calmed for me.(petition) [NMS, l.117-21]

The fourth category, persuasive tactics or acts of repentance, are the most emphasized by Enheduanna. First, she begins by reciting the me’s described above and which she refers to several times:

“you are even greater than your own mother,
full of wisdom, foresight, queen over all lands,
who allows existence to many,
I now strike up your fate-determining song!
All powerful divinity, suitable for the ME,
that which you have said magnificently is the most powerful!
Of unfathomable heart, oh highly driven woman,
of radiant heart, your ME I will list for you now!”[NMS, l.61-65]

Next, she offers a prayer or a lamentation:

“En-hedu-Ana am I, I will now say a prayer to you.
My tears, like sweet beer
I now shed them freely for you, fate-determining Inana,
“Your judgement!” I will say to you.” [NMS, l.81-3]

Later, she attempts to win over Inanna with pious acts of purification:

“I have heaped the coals, prepared the purification rites,
The Esdam-ku stands ready for you-
will not your heart calm down for me?[NMS, l.136-7]

And finally, she offers the ritualistic recitation and singing of this song (preferably in public): [Hallo, JAOS,1968, p. 79]

“Since the heart was full, too full,
great Queen, I birthed it for you.
What was said to you st midnight,
the cult singer shall repeat it to you at midday” [NMS, l.138-140]


All of this effort, ultimately succeeds in swaying Inanna:

“ The Queen, the strong one,
the ruler over the gathering of the ‘en’,
she did accept her prayer and sacrifice.
The heart of fate-determining Inanna has turned to its place”[NMS, l.143-5]

As the only point of contrast, a resolution is not inherent to the structure of a letter prayer which can be seen as a private request . A hymn, however, is intended for public recital and, therefore, this “happy ending” would have have served as positive reinforcement that a plea with earnest displays of worship and petition leads to the “appeasement” of Inanna’s heart. The similarities with letter-prayer are uncanny and may be an indication of the latter’s origins. As a theological tool, Exaltation of Inanna outlined a model of successful personal prayer in addition to a veneration of Inanna’s status as chief deity. Enheduanna presents Inanna as a supreme deity who controls the larger picture as well as individual needs of her fervent devotee, Enheduana. On a political level hegemony of prayer, both public and private, would serve as a religious counterpart to hegemony of Naram Sin’s empire uniting Sumer and Akkad.

Analysis of the theme of personal god(dess) in Enheduana’s cycle of hymns reveals a very clear theological progression from the simple, straightforward presentation of Inanna as a third millenium ruler goddess, in Inanna & Ebih, to a more complex presentation of Inanna as both ruler goddess and personal goddess in Exaltation of Inanna. Enheduana introduces herself briefly in “Stout-hearted Lady”, but the “principal theme is Inanna’s omnipresent and omnipotent role in human affairs” [Sjoberg, 1974, p.163] By the third hymn, nin-me-sar-ra, Lady of all the ME’s, special attention is given to Enheduana’s banishment from Ur, in addition to the theme of Inanna’s divine supremacy, such that Enheduana’s personal relationship to Inanna has assumed equal importance with Inanna’s ruler aspect. The level of complexity is enhanced in the latter, by a substantial inclusion of the details of Enheduana’s plight which lend dramatic tension and intrigue to the poem. Enheduana’s personality breathes life into the flat, predictable, iconic third millenium depictions of Inanna, achieving a feeling of closeness to the goddess. This may have been a political strategy to popularize and spread the cult of Inanna. In any case, it is highly effective from a literary perspective and it is no wonder that nin-me-sar-ra survived for several centuries after Enheduana’s death and was one of the most popular literary works of Sumerian literature.


BIBLIOGRAPHY:

Bottéro, Jean, “La Victoire d’Inanna sur l’Ebih”, Lorsque Les Dieux Faisaient l’Homme, Paris Gallimard, 1989

Cohen, Mark, Literary Texts From The Andrews University Archaeological Museum, Revue d’Assyriologie, 70, 1976-77

Hallo, W.W., “Individual Prayer in Sumerian: The Continuity of a Tradition”, Journal of the American Oriental Society 88 (1968)

Hallo, W. W. and J.J.A. Van Dijk, The Exaltation of Inanna, Yale University Press, 1968

Jacobsen, Thorkild, Treasures of Darkness, Yale, 1976

Sjoberg, Ake, “in-nin-sa-gur-ra A Hymn to the Goddess Inanna by the en-priestess Enheduanna”, Zeitschrift fur Assyriologie, #65, 1974

Zgoll, Annette, “Der Rechtsfall der En-hedu-Ana in dem Lied nin-me-sar-ra”, Ugarit Verlag, Munchen, 1997

Acknowledgements:

Thank you to David Alan Warburton for his suggestion to condense the footnotes and to Brian Cutean for suggesting I translate the french sections into the body of the paper.

Back to Introduction
Translation of Ninmesara poem
Enheduana Research Bibliography
Enheduana writings (notes)
Review of Meador's NEW book on ENheduana!!
 

 

 

 

 

Seal describing Enheduanna as a child of Sargon the Great.

The above picture is a cylinder seal which has recently been identified as having Enheduanna's name on it. It belongs to the Rosen, a private collection in NY .
The following is William Hallo's transliteration and translation of the inscription:
(column i)
En-he(2)-du(7)-an-na / dumu Shar-ru-GI //
(col. ii)
SAG.A.DU/dub-sar / ir(3)-zu

Enheduanna, "child" of Sargon, SAG.A.DU, the scribe, (is) your servant.

 

 

William Hallo's analysis:
"The name SAG.A.DU recurs, e.g., in Sargonic texts from Nippur such as PBS 9:5, 6, 13, 51, all edited by D.O. Edzard in SUMERISCHE RECHTSURKUNDEN DES III. JAHRTAUSENDS (Munich, 1968).
A reading SAG.ZA.DU is conceivable on the seal (but not in the Nippur texts).
The generic term for child is used here, as in one of the other seals dedicated to her, and in her own disc inscription, rather than the more explicit dumu-mi(2) = daughter. "

 

Thank you, William Hallo for this new information. It is very exciting that new information can still come in about Enheduanna while the excavations at Ur have ceased for the time being.We now have two seals of two different scribes of Enheduana. The first one is mentioned on the Visual Evidence page. It is not surprising for a high priestess running the temple of Ningal to have many scribes. Scribes recorded all financial and ritual transactions, of which there were many.
 

 



A picture of this seal is published in Minerva magazine-
The International Review of Ancient Art & Archaeology
Volume 9 Number 3
email: minervamag@compuserve.com

ENHEDUANA'S VISUAL EVIDENCE

 

 

     

  • 1)The Alabaster Disk: Restored and Unrestored
    2)The Inscription on the back of the Disk
    3)Three Cylinder Seals

 

 

 

The Alabaster Disk : Restored and Unrestored

 


 

 

The relief depicts Enheduana, standing behind a nude priest who is pouring a libation over a plant stand in front of a stepped structure. She is raising her right hand. This hand gesture can be found on most ritual scenes involving a deity. It has been coined "touching the nose" and is a gesture of deep devotion. [This reference can be investigated in Mayer Gruber's dissertation]

In this restored version of the disk (photo on the left), she is wearing a cap over her braids, however,

in the unrestored version (photo on the right ) she is wearing a high conical hat-reminiscent of the high polos hats of the priestesses of Mari. To the right of Enheduana stands a priestess holding up a stick or wand and a priestess carrying a handled jug or ritual basketas mentioned in line 68 of nin-me-sara.
 

 

The translucent, white alabaster disk was discovered in 1926 by Sir Leonard Woolley. The inscription on the back alerted the world of Enheduanna's existence. The disk was found in several pieces; this heavily restored version can be seen at the University Museum in Philadelphia. The disk was intentionally defaced in antiquity but that must have happened after 1900 B.C. as an Old Babylonian tablet copy of the inscription has also been found in its entirety.
 

 

The Inscription on the back of the disk

This inscription has been updated here with Dr. Joan Westenholz's input. In the inscription a raised small d appears which I can't reproduce here, so she has suggested I write out the word "dingir" which is what the small d represents in Sumerian philological notation. "Dingir" is a divine determinative found before the name of a god or goddess. Here it appears before Nanna's name to indicate that Nanna the Moon God is being referred to rather than the moon, which is also called "nanna".
 

I am not able to reproduce some of the other notations, so for a more accurate rendition, please see Frayne, 1993.

Here are the first 4 lines of cuneiform.
 

1) en-h[é]-du-an-na...........................En-h[é]du-ana,
2) MUNUS.NUNUZ.ZI. dingir NANNA......zirru priestess of Nanna
3) dam-dingir nanna.............................. wife of the god Nanna,
4) dumu-................................................child
 

The inscription continues:

5) [´sar-ru]-GI............................ of Sargon,
6) [ lugal]-............................... [king] of
7) [KIS]................................... the world (Kish),
8) [é-dingir INAN]NA.ZA.ZA..................... in [the temple of the goddess Inan]na- ZA.ZA
9) [ur]i.KI-ma-ka...................... in [U]r,
10) [bara]-si-ga........................ made a [soc]le (and)
11) [b]í-e-dù
12) bára bansur-an-na...........named it: 'dais, table of the god An (or heaven)'
13) mu-sè bi-sa


 

 

Seal #1: Adda, Enheduana's major- domo

This seal belonged to Enheduana's major domo, estate supervisor-- perhaps her "right-hand man". It depicts a bull attacked by a lion and a typical Kish hero armed with dagger. Enkidu, dagger in hand, and a bison. A second bison rampant. This is a mythological animal with the human face, splendid beard, and triple belt of Enkidu. Below the cartouche two small crossed lions. The Kish hero is a landmark in art. His flat cap, long hair and beard, and embroidered loin- cloth are here connected with the Sargonid period, but he is found before the time of Sargon, and is more properly traced back to the Pre-Akkadian school of Kish. The composition is simple and strong. Each figure is drawn separately on an open field.
 

    --------------------Legrain, Archaic Seals Impressions, UET vol III, p.358
     

The inscription reads as follows:
 

1) ad-da.............................. Adda,
2) ugula-é/sábra............... estate supervisor/majordomo
3) en-hé-du-an-na.............of En-hedu-ana
 

The seal is made of black and white diorite and bears the excavation no.U 9178. It measures 3.7cm in length with its copper caps. It was found loose in the soil of the Royal Cemetary at Ur at a depth of about 3.4m. [Frayne,1993]
 

 

 

Seal #2: X-kitus-du, Enheduana's scribe :

The seal depicts buffalo under a cartouche, and two crossed bulls. The water- buffalo with slanting lines on his horns is another landmark in art of the Sargonid period. The seal was rolled on sides and back and the complete scene (not shown here) showed the bulls attacked by the lion and the Kish hero. [Legrain, Archaic Seals Impressions, UET vol III, p.358]
 

The seal impression was found on a sealing, not the cylinder seal itself. It has the excavation no U 11684. The piece, which measures 4.2x2.5x2 cm, was found loose in the upper soil of the Royal Cemetary at Ur. [Frayne, 1993]
 

The inscription reads:
1)[en]-hé-[du]-[an]-na.....................[En]-he[du]-ana
2)[dumu-´sa]r-ru-GI.................... child of Sargon
3)[x]-ki-tus-du...................................[x]-kitus-du,
4)[dub-s]ar..........................................[scri]be, (is) [h]er [servant].
5)[ir-da-n]i
 

Dancing with En-hedu-Ana

Accessing the High Priestess En-hedu-Ana through Dance!



 
En-hedu-Ana: Ornament of the Sky


~En-hedu-Ana is the first known writer of all literature. Through her powerful incantations/songs to the Goddess Inanna she changed the course of history and became the most revered High Priestess in all of Mesopotamian history. This will be a fun, creative body centered learning experience about En-hedu-Ana.
 

 

 




 

Seal #3: Enheduana's coiffeur

This seal is made of lapis lazuli seal and was found broken and incomplete, only 2 fragments being found in the grave PG/503, lying apart, and the gold caps belonging to it also apart. It bears the excavation no. U 8988.
 

The scene depicts a Kish hero, lion rampant, bison, and other animals.

The half-preserved inscription reads:

1) en-hé-du-an-na................ En-hedu-ana
2) dumu-´sar-ru-GI.................child of Sargon:
3) DINGIR-IGI.D[U]................. Ilum-pal[il]is her coiffeur
4) kinda-[ni] [(x)]
 


 

*** A new seal has been discovered with Enheduanna's name on it.


 


Back to the Introduction etc...
To the Bibliography Roadmap
To Enheduana's Writings
 

 

 

 

The Giparu where Enheduanna lived and carried out her religious functions.

En-hedu-Ana is a title and means "The High Priestess [named] Ornament of the Sky"

'en'=High Priestess 'hedu'=Ornament
'Ana'=of the Sky/Heaven
or
of the God of the Sky/Heaven
 

The 'En-hedu-Ana Research Pages' is the only website solely devoted to unearthing En-hedu-Ana --the first known author of all literature. En-hedu-Ana was the great High Priestess of the Moon-god Nanna, at Ur (ancient Iraq). She was the first known author in recorded history to write in the first person. There were many anonymous scribes who wrote before her but she was the first to identify herself in her writings. En-hedu-Ana lived around 2300-2225 BCE and was revered as the most important religious figure of her day.
Through her powerful incantations/songs to Inanna, the goddess of Love and War she changed the course of history and was remembered for centuries after her death. Her writing is so intricate, scholars call her the "Shakespeare of Sumerian literature". Her hymns function as multi-layered incantations, interweaving political, personal, ritual, theological, historical and legal dimensions.


Table of Contents:

Introduction (below):
Enheduana: Shakespeare of Sumerian Literature
A Summary of En-hedu-Ana's Writings
Princess background
Giparu temple where she lived
En-hedu-Ana Today
 

Annette Zgoll Translation of Nin-me-sara poem: "Queen of countless divine powers"
 

Revision of paper on Enheduana's Writings
 

Visual Evidence
 

A Brief History of Writing
 

Roberta Binkley's First Impressions of Enheduanna's Disk in the Museum
 

Bibliographic Resource
 

New Visual Evidence/ Documentary Film
 

***Review of Betty De Shong Meador's NEW book on Enheduana
 

"Dancing with En-hedu-Ana" Workshop
 

"Enheduana's Use of Magic in Ninmesara"a work in progress (2005)
 

Sacred prostitute or High Priestess? Parallels between Mary Magdalene and En-hedu-Ana (article forthcoming)
 

www.oraculartree.com/artist_history20.html


 


Summary List of En-hedu-Ana's Writings:

What has been found of her writings so far, include 6 literary compositions:

The first three form a cycle of hymns to Inanna

1) nin-me-sar-ra "Queen of countless divine powers" more commonly knows as "The Exaltation of Inanna"
This translation comes from Dr. Annette Zgoll (2000) from the University of Munchen.
The first published translation of nin-me-sar-ra comes from Dr. William Hallo, "The Exaltation of Inanna", 1968.
You can find a very accurate translation also at the Electronic Text Corpus of Sumerian Literature at
http://www-etcsl.orient.ox.ac.uk/section4/tr4072.htm

2) in-nin sa-gur-ra "Stout-hearted Lady" was first translated by Ake Sjoberg, in 1974.
You can also find a very accurate translation at the Electronic Text Corpus of Sumerian Literature
Or you can find excerpts.

3) in-nin me-hus-a, "Inanna and Ebih"was first translated by Henri Limet, 1969.You can also find a very accurate translation at the Electronic Text Corpus of Sumerian Literature

4) "e-u-nir": is a Collection of 42 Temple Hymns written for the temples of Sumer and Akkad
Enheduana wrote manyof them and gathered others to make this collection.
You can find a very accurate translation at http://www-etcsl.orient.ox.ac.uk/section4/tr4801.htm
You can also read excerpts.

The last two have been published by Dr. Joan Westenholz in 1989. Dr. Westenholz suggests that these hymns were written by Enheduana about her High Priestess role.
5) e-u-gim e-a , "Hymn of Praise to Ekishnugal and Nanna on Assumption of en-ship"
 

6) title broken, "Hymn of Praise of Enheduana"

In addition, Dr. Zgoll and a few other Sumerologists have tied Enheduana's complex writing style to a few other Sumerian texts.

 

 



Princess:

She was the daughter of Sargon the Great, who was the first king to rule an empire joining Sumer and Akkad. He began a tradition that was to last 500 years, whereby the king installed his daughter as en, or High Priestess, of Nanna , the Sumerian Moon God, in the ancient Sumerian city of Ur (Southern Iraq). [She is often mistakenly called a Sumerian princess because she lived in the sumerian city of Ur as a high priestess but her father, Sargon of Akkad, was Akkadian and so was she.] Her high rank and royal background may explain why she is the first to include her name in her most popular hymn,nin-me-sara. As princess of the most prolific king up to that time in history, and installed as en of Nanna, she was in a very powerful position and possessed the clout and the pride to include herself in her writings. As you will see especially in nin-me-sara in which, she wove her own personal story into a hymn to Inanna, leaving us with a record of some details of her life.

 

According to Dr. Joan Westenholz, Enheduana lived ca. 2300-2225 B.C. and the first artifact discovered informing us of her existence is a translucent alabaster disk (above photo is the restored version) which was discovered in pieces by Sir Leonard Woolley in 1925 in section C of the giparu, where she lived.



THE GIPARU

The giparu was a joint building, containing the temple of Ningal, which is the lower section C on the floorplan, and the private, residential quarters of the en priestess- upper right section A. Directly below this section is section B which contains the cemetary where they buried the dead en-priestesses. There are records that show offerings were made to these dead ens, which shows how important they were. To the right of this cemetary is the dining area and below it is the kitchen area. For an excellent, detailed analysis of the giparu please read Penelope Weadock's article, listed in the bibliography.








En-hedu-Ana today:

Now, some 70 years after that discovery, she is becoming more known in scholarly writings as well as the "mainstream". As one of her many modern day scribes, I invite you to email me any questions you may have about Enheduana and I will try to answer them. "What I have done here no one has done before" to quote Enheduana! She wrote that at the end of the Sumerian temple hymns as it was the first time a compilation of hymns to all of the temples of Sumer and Akkad existed. For additional material, read Roberta Binkley's essays on Enheduanna

 

Links

Okeanos: Near Eastern Studies etc...
ABZU: Database for Near Eastern Studies
Diotima
Anahita Board: Study of Women in Antiquity
Oriental Institute at the Univ. of Chicago
Excellent Website on Enheduanna's writings
 

 


Limestone Disk from Ur of Enheduanna with a priest and two priestesses

[Enheduanna Detail]

Esheduanna

 

 

 

 

 


 

[Enheduanna Reverse]

Enheduanna Reverse

[Enheduanna Right Edge]

Enheduanna Right Edge

 

 

 


http://www.geocities.com/fegarc/Enheduana.html

 

Estos poemas fueron escritos sobre tablillas de arcilla, y lo que  se conserva  son las trascripciones de algún original, realizadas unos 2000 años antes de nuestra Era.

Se encontraron en las excavaciones realizadas en diversos templos, principalmente en Nippur , en Mesopotamia, sede del culto a Inanna.

Muchas tablillas  se fragmentaron, y sus partes tomaron rumbos distintos: algunas fueron rescatadas por arqueólogos profesionales, otras entraron en el mercado de antigüedades.

. Las colecciones principales quedaron en Estambul y en Filadelfia. Y casi un siglo entero de estudios debió transcurrir, para reflotar el asirio, el acadio y luego la lengua sumeria , e intentar en seguida la trascripción de esos fragmentos dispersos, y proceder a juntarlos.

Los poemas o cantos a Inanna son la culminación de un trabajo arqueológico y lingüístico muy fino y dedicado en donde destacan los nombres de Chiera y Kramer. Así desde los años 40 se contaba con trascripciones y traducciones al inglés de estas obras.

Son poemas en verso ritmado y rimado. El ritmo se construye en el manejo de consonantes o vocales muy marcadas, en el compás silabeante de esta lengua; la rima se reparte en ciertas zonas del verso, marcando un rimado al interior y al final del verso, en donde la repetición juega un papel armonizador y enfatizador;

 Las rimas tienden a independizarse, a conformar islotes de resonancia y sentido propios e invocan inevitablemente construcciones paradigmáticas en el imaginario mitológico..

Como ejemplo, los cinco primeros versos del Descenso:

  1. an gal-ta ki gal-ce jetug-ga-ni na-an /gub)
  2. dijir an gal-ta ki gal-ce jectug-ga-ni na-an-/gub)
  3. inana an gal-/ta ki gal-ce jectug-ga-ni na-an/gub)
  4. nin-ju an mu-un-cub ki mu.un-cub kur-ra ba-e-a-ed
  5. inana an mu-un-cub-ki mu-un-cub kur-ra ba-e-a-ed.
Inana's descent to the nether world: composite text

El énfasis muy sonoro de algunas terminaciones hacen suponer algo así como una presencia colectiva. Hay insistencias, repeticiones que dan a imaginar la presencia de un coro.

Manifiestamente estamos ante una forma poética que contiene muchos de los elementos que en la antigüedad habrían de culminar en la tragedia griega.. No se descarta en estos recitales medio orientales, un comentario actuado, con algún acompañamiento instrumental. Algo de eso ocurría en las representaciones rituales egipcias vinculadas al ciclo de Osiris-Horus.

Las obras a que aludimos, "El Descenso de Inanna al mundo de los muertos" y "La Exaltación de Inanna" tienen además otra doble importancia: son posiblemente, y hay fuertes probabilidades de que lo sea en el último caso, la primera obra de autor conocido, de la primera escritora que dejó su nombre: Enheduanna. Y no sólo son poemas: contienen estos textos mucha información de valor histórico, biográfico y religioso.
 
 

Las fuerzas mayores

El reino de Agadé o Akkad. es la culminación de una época de tiempos revueltos que sucede el tranquilo devenir de la cultura sumeria hasta los finales del tercer milenio. Para esta época se advierte la llegada de nuevos pueblos, y el desarrollo de verdaderas crisis en las diversas sociedades de Mesopotamia, así como un crecimiento del conflicto entre los diversos poderes. No parece haber sido una época en donde continuara linealmente el crecimiento agrícola y comercial. Hay fuertes caídas en la producción y las líneas de comunicación y los mercados lejanos también se ven afectadas. No es esta una situación que haya afectado sólo a Sumeria: también se observan cambios sustantivos en el Indo, en el Mediterráneo, en Anatolia, en Egipto. Para este último país se da la notable caída del Reino Antiguo y el comienzo del Primer Período Intermedio.

La indagación por determinantes mayores, se encuentra con datos que empujan a pensar en una serie de catástrofes de carácter más o menos local, o de carácter global que afectaron a la situación climática y que también tuvieron manifestaciones en la forma de grandes terremotos. Estos sucesos se habrían dado de una manera más o menos espaciada, a lo largo de un siglo o poco más, ubicándose los mayores hacia la época inmediatamente anterior al comienzo del reinado de Sargón. Otro evento en tiempos de Naram Sin y otro, hacia la muerte (como consecuencia del mismo), de Ur Namma. al menos un par de generaciones posterior a nuestra sacerdotisa. Rastros de estos acontecimientos se guardan en la caída de Agade en los "lamentos".(de Urin, de Nippur,etc)

La explicación que ha comenzado a prosperar, está algo marcada por la reciente experiencia del impacto de cometas sobre Júpiter, aunque en este caso, el modelo se construye sobre la hipótesis de choques con meteoritos más reducidos en tamaño. Eso, sin embargo, habría bastado para explicar las condiciones expuestas en los "Lamentos" por la desgracia de muchas ciudades sumerias, en donde se enumera, grandes vientos, el sostenido oscurecimiento del cielo y los temblores muy destructivos, amén del consecuente desastre en la producción agrícola. Algo parecido se relata en Egipto.

En este espacio se conducen también transformaciones políticas y sociales. De hecho, Sargón logra construir su gran imperio que alcanza desde el Golfo Pérsico a Chipre. Un movimiento en el que compite con estructuras más tradicionales que también empujan en ese sentido, formando confederaciones de ciudades.

El predominio de Akkad lleva consigo la hegemonía de sus cultos, que elevan sobre el panteón Sumerio la figura de Inanna, una diosa de la fertilidad mutada en diosa de un clan guerrero.

Akkad trató, a lo largo de casi un siglo, de mantener la integridad de su poderío, a través de la desgastante lucha de cuatro generaciones reales, desde Sargón a su bisnieto. Pero las mutaciones que se desarrollan en el Asia Central y en las zonas montañosas, producen la insurgencia de nuevos invasores, que modifican o readaptan la cultura sumeria, esta vez hacia otro amanecer.

Es en estos espacios, y entre los repliegues de esas fuerzas que emerge y vive con un estilo que la proyectará a otros tiempos, Enheduanna.

Enheduanna.

Enheduanna fue la hija de Sargón de Akkad (Sharkalisharri). Nacida poco antes del 2300 ac, forma parte desde una edad temprana, del juego político de su padre, y asume una posición estratégica en el espacio religioso, como gran sacerdotisa, vinculada a Nanna (el dios de la luna) y a Inanna (la diosa del cielo y de la fecundidad). Cogida en los movimientos de los estados en conflicto, Lugalzzagesi de Umma, ocupa su sede (no está claro si cuando la ocupación de Lagash, Nippur o Ur) es despojada de sus prerrogativas y desterrada. No tarda en triunfar el movimiento inverso y Enheduanna regresa, bien probablemente acompañando al ejército de Sargón, y debió presenciar el horrible castigo a que someten al "usurpador" Lugalzzagesi o Lugalanne, que es castrado, cegado, y colgado en una jaula de las murallas de Nippur.
 
 

Pero poco después muere Sargón (m/m 2280). Lo sucede su hijo Rimush que es asesinado tras un corto reinado, y es sucedido por su hermano Manishtushu, que a su turno, también es asesinado. Sucede a este último su hijo Naram-Sin, que poco tiempo después de ascender al trono, ve su reino prácticamente en el suelo, debido a un gran terremoto. Naturalmente, Enheduanna estuvo muy cerca de todos estos sucesos, y su sentido trágico debieron afectarla. La cronología relativa de estos hechos puede establecerse a través de las Listas Reales de Sumer. Hasta ahora no hay un acuerdo claro en cuanto a fechas exactas, entonces las que damos deben entenderse como aproximadas..










 

Enheduanna habría desaparecido como tantas sombras, de no ser por la recuperación de algunos pocos restos cerámicos en Ur- entre otros del disco en donde aparece en una procesión, vinculada a la realización de rituales propios de su cargo—y sobre todo, por la recuperación de sus himnos y poemas, en versiones sumerias y akkadias. En estos poemas hay un desgarrado proceso que va desde los cantos hierogámicos entre Inanna y Dumuzi (a todos los fines, "el pastor" de los rituales de fecundidad), y la épica del duelo y de la venganza, que vienen a implicar también profundas transformaciones en la construcción de los caracteres divinos, en el papel de la divinidad en el orden del mundo.

En la poesía de Enheduanna, que siempre maneja la presentación de su conciencia en una identificación muy intensa con la diosa, hay dos momentos (los himnos y poemas hierogámicos—principalmente los diálogos con "el pastor" Dumuzi), y la épica de la venganza y de la destrucción, así como también el juego político del "ascenso" o "restauración". El desplazamiento subjetivo entre los dos momentos –temas y estilos-en el más absoluto apasionamiento, no es fácil de entender. No es cuestión de un cambio de estaciones o de posiciones en el calendario ritual. Probablemente estos poemas –y momentos—están separados en el tiempo. Los rituales hierogámicos vienen a ser como una ocasión recurrente, y pueden ser aceptados como una ocurrencia circular—de tiempos normales—pero la brutal transformación de una diosa de la fecundidad en diosa terrible, de fuerza inconmensurable, que transporta el castigo, y de diosa restauradora del orden alterado por un movimiento revolucionario, es otra cosa: el ingreso de un nuevo dogma, en el espacio eclesial en que se desarrolla. Es otro mundo religioso, pero sobre todo psíquico, el que asoma con el "Descenso de Inanna" y "La exaltación" o como se nota en el Himno a Inanna ©.

Aparece una diosa que puede operar con toda la fuerza de la muerte, una muerte que Inanna en su afán de venganza desatraca de sus recintos celestes y subterráneos.("Como un dragón derramó el veneno en la tierra"). En esta visión, ambos poemas son coincidentes. La figura de Inanna queda de ahí en adelante contaminada por su expresividad destructiva.

Suponiendo cierta distancia entre los dos grupos de poemas, ¿cuándo pudo comenzar a echar raices y a encontrar su rumbo poético la furia (y el engrandecimiento) de Inanna? En los poemas del último grupo hay estancos que marcan ciertos tiempos: 1) el avance en la hegemonía de Sumeria de una familia (la de Sargón) vinculada con el culto de Inanna; 2)el asesinato de Dumuzi – que reenvía por una parte al Dumuzi de la leyenda, (un rey mítico, amante de Inanna en la obscuridad del pasado, y que es asesinado) que presta el argumento, y la tragedia que debió significar el asesinato de su hermano o hermanastro Rashmi, y la venganza que sigue; 3) la violenta confrontación con Lugalzzagessi, que en algún momento mantuvo en suspenso a la propia familia real de Akkad; 4) la gran tragedia nacional—y quizás global—relacionada con la catástrofe que inaugura el reinado de su sobrino Naram Sin. 5) el movimiento político marcado por la divinización de la cúpula reinante (del señor universal de las cuatro direcciones y de su pontífice)..
 
 

En lo que a la vida de Enheduanna se refiere.los sucesos debieron ser dramáticos:

La relación de Sargón con Inanna, según su propia historia, es intensa. Aparece como hijo de una sacerdotisa de Inanna que a poco de nacer lo arroja a un río en una canasta. Con el tiempo asciende al poder, y a su turno habría engendrado a Enheduanna de otra sacerdotisa de Inanna. Al crecer, Enheduanna entra a jugar en el esquema de poder de su padre, que la ubica en la cumbre de la jerarquía sacerdotal de la diosa.
 
 

Con respecto a la confrontación con Lugalzzagesi---que tras apoderarse de gran parte del país, se proclamó "señor de Su’hi"—del templo de Nanna y afrentó y desterró a Enheduanmna, ella deja su testimonio:

"Yo, la que alguna vez se sentó triunfante

fuí arrojada del santuario,

como una golondrina (Lugalanne) me hizo volar por las ventanas,

y mi vida se fué consumiendo.

El me hizo caminar sobre las breñas al borde del desierto

Me arrancó la corona

y me dió daga y espada: "esto es para tí" --me dijo.

Pero regresa y ejecuta una cruel venganza .Restaurada en su condición, Enheduanna eleva preces a la diosa que ella encarna en las hierogamias.

Al parecer, el breve período inmediato que sigue, es un tiempo feliz para ella, y deja rondar su imaginación en torno al tema del amor, si hemos de pensar que fue desarrollando su poesía de un modo más o menos impresionista, apoyada en su inspiración.

Esas hierogamias aspectaban el renacimiento vegetal, y la diosa --encarnada en su hierofante-- se juntaba con "el jardinero del templo" en un lecho de flores. Estas situaciones fueron tan históricas que en Sumer hasta hubo reyes que provenían de esos encuentros, como fue el caso de Gilgamesh y muy probablemente del propio Sargón.

Pero esta preocupación un tanto festiva, en donde continuaba representando y sintiendo a la diosa de la fertilidad, de pronto se quiebra, y el amor se topa con su expresión funeraria. Así nace, creemos que "más adelante" el desarrollo de una composición que recupera el mito del descenso de Inanna y le da su forma clásica definitiva (si dejamos de lado las estilizaciones del "descenso" de la Isthar babilónica, inspirada en el texto de Enheduana), Y que para su recitado, pudo haber encontrado un momento en el calendario ritual sumerio.

En esa pieza, Inanna desciende desde más allá del cielo, "el gran arriba", la morada de los dioses, y se presenta en "el gran abajo" ante las siete puertas del Mundo de los muertos, en donde reina su hermana-enemiga, Erekshiggal. Y en cada puerta se va despojando de una prenda, hasta que completamente desnuda y maniatada es llevada ante los jueces de ese Reino, los Anunnakis, que la miran con ojos de muerte y cuelgan su cadáver de una estaca. Pero en este mundo nuestro, y en el mundo de los dioses celestes, un amigo buscará cómo acudir a su rescate. Y lo logra. E Inanna se alzará de entre los muertos verdaderamente a hacerse justicia en la tierra . A donde llega "como un torrente descendiendo de su montaña". Como se ve, el reverso de ese juicio del Más allá de los cristianos. Aunque podría haber aquí una poderosa metáfora: la de la destrucción del templo, y la de su reconstrucción.,--otro hecho impresionante que viene a ocurrir

En la literatura sumeria anterior quedó el rastro de otro descenso, el de Enkidu, el amigo de Gilgamesh que baja a su desgracia en busca de un tambor, regalo de Inanna. Lo interesante de ese relato es la asociación de un instrumento musical en el culto de Inanna. (En otro poema se habla de "la canción de Inanna", como alusión a un son terrible). Después del descenso de Inanna hubo otros viajes en la literatura universal, el de Orfeo, el de Hércules, el de Cristo, el de Dante . Pero ninguno supo recuperar la tremenda y primitiva fuerza, el empuje de esas huestes de cadáveres y espectros que acompañaban a Inanna en su resurrección. Los cristianos nunca encontraron una versión literaria o pictórica para sus "Juicios Finales" de semejante grandiosidad. Hasta Miguel Angel luce ingenuo frente a este reaparecimiento sumerio. Que además contiene algo que después hizo falta: amor fiero, y un interesante episodio sobre la lealtad. Sin embargo, tales sentimientos quedan desplazados ante esta horrenda llamada de la imaginación poética, lo que hace pensar que algunos acontecimientos mayores de esa época estaban proveyendo alguna suerte de macabra inspiración.

.

El Antiguo Testamento debe mucho a la literatura Sumeria. Sin embargo, censuró casi para siempre otro hermoso e inspirador mensaje de Sumer, donde todos los poderosos se quedan frente a Inanna y sus huestes, "sentados en la inmundicia y con cenizas en las cabezas". ¿Pero es que habrá ocurrido que alguna vez se diera esa situación, tan plástica, de humillación y terror, de perplejidad, ante una fuerza indefinible, infinita y desconocida? Hay muchos indicios de que el final del Tercer Milenio, con sus fuertes signos de desorganización, hambruna y catástrofes directas, de las que queda algo de ceniza real sobre los ladrillos, y el prolongado cambio climático estuviera detrás de todo esto. Con ello las bases de la producción se habrían fracturado, como se indica en el caso de Sumer, de Egipto y de Harappa, en India. (en este último lugar el Saraswati se seca y el Indo se desvía). Y entonces, el debilitamiento del poder central se hace evidente: las invasiones menudean en los registros, las dinastías rotan en estos tiempos revueltos, los de abajo se levantan, y los nuevos caudillos deben transigir y consagrar derechos, como en el caso de las reformas de Urukagina en Sumer.. Pero está también el ímpetu de las restauraciones, y es allí donde parece inscribir su aporte Enheduanna , aunque en su escritura queden también plasmadas direcciones contrapuestas de la experiencia social.

A su muerte, bajo el reinado de su sobrino Naram-Sin, la habría sucedido en su alto cargo la hija de éste, una señal de la importancia del oficio.. Como Naram Sin reina entre 2260 y 2223, y como algunos acontecimientos que ella señala en sus poemas datan de la primera parte del reinado de Naram Sin, como la destrucción (la muerte) del templo de Inanna por un gran terremoto, cabe suponer que su tránsito ocurrió después del 2250 y que es poco después de esa fecha aproximada que debería establecerse la escritura de "El descenso...". Se han encontrado, desde las excavaciones de Sir Leonard Wooley en Ur, numerosos sellos y artefactos que señalan su presencia en esa ciudad, donde aparece como "la esposa de Nanna", el dios de la luna.. No hay que olvidar que en La Exaltación (v 120) se presenta como "gran sacerdotisa de Nanna."

El proceso de instalación de la deidad favorita del clan familiar de Agadé como hegemón del panteón sumerio, y que viene a manifestar el triunfo centralista de Akkad sobre las otras ciudades-estados, el montaje de un verdadero imperio, supuso a la vez el alzamiento de su sacerdocio y , por ende de la posición sacerdotal ritualmente identificada con la diosa. En el momento en que Naram Sin proclama su propia divinización, esta situación de poder viene a contagiar a la propia Enheduanna. Por experiencias en otras regiones donde vino a darse esta consolidación religiosa del poder del monarca, como en Egipto o en la Roma imperial, podemos imaginar aproximadamente lo que pudo suceder en Sumer.

Es una extraña mezcla de sentidos, de actitudes y decires el que asoma en la poesía de Enheduanna. Una mezcla que, intentamos demostrar, no sólo es fruto de una cultura muy distante a la nuestra, sino también de la percepción por una mente extraordinariamente inteligente, de acontecimientos muy singulares.

Pero como ingrediente a considerar está inevitablemente su posición en la esfera del poder y el inmenso engreimiento de la autora, Enheduanna, que busca identificarse con su diosa, en medio de una intensa lucha por el predominio, en donde sus cantos sirven para enterrar aún más abajo a sus vencidos, y descubren una solución de clase para la inestabilidad, en lo que viene a ser "mensaje y masaje" del poder restablecido—transitoriamente-- de los señores.

Sobre ese tiempo, gran parte de lo que se diga tiene mucho de conjetura. Algunas situaciones se pueden dar como establecidas—las líneas de sucesión, por ejemplo—o la ubicación de Enheduanna en la jerarquía. Pero lo demás, donde estuvo envuelto el destino de tantos, queda en la sombra. Los conflictos en esa zona del mundo han interrumpido la investigación en el terreno; el mismo Akkad queda todavía por descubrir, y todavía hay un enorme espacio para la traducción y crítica de los textos sumerios. Hay también cuestiones de cronología que no han sido resueltas y, por último, el tema de las características e importancia de fenómenos naturales ocurridos en esa época, que precisan todavía de mayores estudios, entre otras cosas para establecer la razón de los grandes movimientos de pueblos (el caso de los gúteos) en el tiempo que sigue.

La historia, que de algún modo se escribe desde arriba, se presta a veces a la repetición de epítetos y el personaje Lugalanne o Lugalzagazi, queda ahí, sólo con el título bastante fácil de repetir de "usurpador", mientras el "primer período intermedio" de los egipcios, se pasa simplemente por alto, como "una edad obscura" en donde dominó "la anarquía". Y el historiador respira satisfecho cuando arriba de nuevo la "civilización" del ensi, del lugal o del dinasta estable, sobre los que sí hay como una autorización para investigar y escribir. Y también la historia se escribe a partir de testimonios, en donde prima generalmente la visión inmediata. En este caso, la desesperación que azoto a Sumer en los días de la decadencia de Akkad, que no estuvieron exentos de cierta gloria.

Interpretaciones

Hasta aquí, la literatura aparece en su generalidad, como la expresión, mediada por el autor, de un contexto histórico. Como decir que las cosas ocurrieron asi porque así ocurrieron. Hay en esa interpretación también el triunfo de la inmediatez. También hasta aquí la obra de Enheduanna corre el serio riesgo de percibirse "como obra literaria", que se agota en tanto se analiza su fondo y su forma. Lo que puede conducir a graves errores de apreciación. Todavía estamos con Enheduanna en un mundo mental en donde al arte no se separa de la religión ni del naciente poder estatal. Esta literatura no está separada del ritual que acompaña al desplazamiento de gigantescas figuras numinosas y poderosas. Los personajes que invoca provienen casi todos de un imaginario plagado de creencias, o de inflexiones de movimientos de una elite imperial semidivina o divinizada. Su construcción descansa en un orden simbólico que da su lugar de poder a la fábrica de tropos. El discurso literario se va configurando aquí sobre un balance entre rupturas del orden sagrado y soluciones que lo refuerzan. Y ahí es donde cada partícula lingüística abreva su lugar "extraordinario", que hace de cada verso algo insustituible, a riesgo de romper con la dinámica social que recupera como propuesta que forzosamente debe ser aceptada. De esto hay conciencia: "Oh Inanna, no cuestiones los rituales de este mundo"—le repite el portero a la diosa. Y esa frase se constituye en un valor permanente, que no sólo equilibra un verso, sino que también forma parte del ritual y de la legitimación del orden establecido.

Los poemas fueron al parecer alguna vez cantados o recitados, acompañados de alguna actuación colectiva, en los ceremoniales de Inanna-Dumuzi. No se descarta que en tan importantes ocasiones, no haya sido una sola voz la que los recitara, ni que haya faltado algún acompañamiento instrumental. No podemos pensar en la Exaltación como un poema a ser leído en la intimidad: hay tantas intenciones "políticas" en él, intenciones de divinización de la propia Enheduanna, que tienen su inicio o su responso en la propia autodivinización de su sobrino Naram-Sin. Situaciones que se explican por la dinámica del conflicto entre el poder central (la dupla monarca/pontífice) y los diversos poderes locales de Mesopotamia.

Por otra parte, la interpretación requiere de un análisis más profundo de la sociedad sumeria (y de sus dioses), así como una más clara percepción de los procesos rituales en donde vino a darse esta escritura y recitado que coronan un espacio de acciones: procesiones, libaciones, sacrificios, separaciones, integraciones, etc. Esta poesía no puede tener, entonces, una lectura plana. También se puede apreciar cuánto pesan las precedencias jerárquicas, las procesiones míticas, y la lógica religiosa y estética de los adjetivos, de las metáforas , de las repeticiones, de las remisiones (a lo que se da por entendido) y de los silencios, elusiones, transiciones y transformaciones. De esta forma se escucha el latido del poema, en donde se llega a percibir cierta maduración de los efectos, amasados cautelosamente. Ej. Descenso: v.4,5 y 6.

De este modo, esta Inanna que se viste ceremonialmente y luego también ceremonialmente se desnuda, en ambos movimientos va revelando su potencial contaminativo, enlazador de sentidos, que empuja hacia sus transformaciones: Como la brahamánica Durga, lleva consigo los decretos que sostienen el orden del mundo, y como ella cabalga leones. Y en el conjunto del poema mostrará una interesante inclinación a sostener una estrategia que propiciará su regreso, su renacimiento, asociándose también en ese sentido con el posterior desplazamiento de la cosmología hindú, donde también los dioses se van, pero dejan tras suyo un dispositivo que los vuelve a reinstalar. Inanna plantea la eternidad de su poder (como algunos que hoy hablan del "fin de la historia"), en la circularidad que proyecta su control absoluto. Es interesante señalar que en los dos poemas que presentamos, son problemas de ruptura del orden y problemas del poder los apremiantes. Y que la solución siempre es una forma de restauración.

Aquí es indudable la ingeniería de la angustia, de la inestabilidad que la acarrea. Pero también los recursos provistos por el arsenal simbólico.

Y aquí nos encontramos con una concepción religiosa, y hasta ideológica que se desplaza por encima de las cotidianidades –también con sus ribetes rituales—del común de los akkadios, que no tiene su punto de arranque en la comunidad, sino en la elite instalada y hasta cierto punto alejada. Un fenómeno que también se dio en sociedades como la egipcia y la inca, y que toma el aspecto de una "razón instrumental", que le da su aspecto "furioso" a esta escritura. A través de ella explotan las indignaciones y deseos desbocados de un clan que ha llegado a dominar el universo, y que para alcanzar sus fines plasma, como solución en una gran crisis, una visión de las fuerzas cósmicas sujetas a sus riendas, y obedientes en el servicio de sus objetivos.

"Desvasta la tierra rebelde... devora sus cadáveres como perro ..." (Exaltación. 123-127).

La estructura de los poemas convienen a la definición de Victor Turner para un drama social: ruptura, ensanchamiento del conflicto, negociaciones, nudo y encuentro de soluciones, restablecimiento del orden. Matizado esta vez con la presencia indudable de una nueva hegemonía que viene a coronar "el renacimiento del orden". Pero hay que considerar esta literatura como parte de un ritual, y en ese plan habría que precisar de qué proceso se trata y de qué modo viene a celebrar un pasage o la celebración de una identidad. Esos aspectos han sido aclarados en relación a los himnos en las hierogamias, para el caso, por ejemplo, del poema "las bodas de Inanna y Dumuzi". Pero en los casos del Descenso, la Exaltación y el Poema C, se trataría de momentos muy especiales del culto nocturnal de Inanna y de la celebración de su sacerdotisa, que capturando el momento político de Sumer, viene a confundirse con la diosa. A este respecto, no está demás juntar a estos textos la iconografía del período, en donde Inanna/Enheduanna aparece claramente vinculada a los personajes reales en la escena de un sello-donde está también su hermano Manishtusu, Y las numerosas presencias de la Inanna guerrera, que contrastan con la más plácida Inanna de tiempos anteriores o posteriores.

Otro aspecto que es interesante es provisto por el peso de los tropos en esta poesía. Se evidencia una mayor y fuerte presencia de la comparación y un muy cuidadoso y circunstanciado manejo de la metáfora, que es un elemento más subversivo. Las pocas que subsisten en El descenso, son analógicas o adjetivas ("metal precioso", por Inanna)—y no existen metáforas religiosas, salvo que los nombres de los dioses que le niegan su ayuda están enumerando los lugares donde existían templos de Nanna o de Inanna, en lo que viene a ser la representación alegórica de una traición. Lo que transforma estos versos en una cita que refiere las complicaciones del grupo de Akkad con el sacerdocio y los poderes de las diferentes ciudades de Sumer, que se extendieron a lo largo de todo el reinado de la dinastía de Sargón.

Metáforas y comparaciones tienen más presencia en La Exaltación: "dragón, torrente, como fuego, como lluvia...como perro. Impetuosa vaca salvaje..." En la Exaltación se muestra a plenitud el mapa mental de Enheduanna con respecto a Inanna, pues allí ella, al hablar de sus atributos, va marcando un universo simbólico a la vez polisémico, multivocal y condensado, especialmente en los versos 123-135, que logra unificar en el símbolo central que es el orden totalmente dominado por la diosa y en donde estos símbolos se polarizan en un polo normativo, que permite acceder al ejercicio de la voluntad en el orden social, a la concentración de la soberanía, y al establecimiento de la sumisión –Inanna/Enheduanna y sus me’ s -- y un polo sensorial, provisto por las comparaciones que implantan deseos y sentimientos. El conjunto es una invocación poderosa, que no elude la forma de un decreto: "que se haga saber"—es el responso del coro.

No escapa a la vista, el poder supremo que Enheduanna ha concedido a Inanna, y el poder que ella a su vez recibe de Inanna. Se señala aquí una evolución que ha tenido el culto, que se trata de impulsar desde su más alta jerarquía pontificia, como religión de estado .En la Exaltación, Inanna hace a un lado a los otros dioses, viene a ser la única presencia que con su ojo de fuego inspecciona la tierra. Es un poder absoluto, y es bien extraño que en el movimiento feminista moderno haya resurgido una adoración por Inanna y su sacerdotisa, que estaban en las antípodas de un planteamiento liberacionista.
 

Imagen de Inanna 

En su aspecto

guerrero. De un cilindro en piedra negra, del tiempo de Naram-Sin..Frente a Inanna, la diosa Ninishkun que intercede por alguien.

El astro, sobre la figura de la diosa, ha sido interpretado como Venus, sin embargo puede ser "otra luz en el cielo", de las tantas que abundan en la literatura de esa época y en tiempos inmediatamente posteriores, que hoy tienden a interpretarse como el signo de varios episodios cataclísmicos, algunos locales y otros, con efecto global ,que habrían ocurrido al cerrar el tercer milenio.
 
 
 
 
 
 
 
 

EL DESCENSO DE INANNA AL MUNDO DE LOS MUERTOS.

Trad.Federico García Morales

(del texto establecido por Samuel N.Kramer, recopilador, trascriptor y traductor al inglés.

según versión publicada en Proceedings of The American Philosophical Society, vol.85,n.3,february 1942, p. 293-323)

1. Ella, , decidió bajar desde su alta cumbre

al Gran Abismo.

2. La diosa, desde su alta cumbre decidió bajar

al Gran Abismo.

3. Inanna, desde su alta cumbre se decidió a bajar

al Gran Abismo.

4. Mi señora abandonó el cielo, abandonó la tierra,

 Descendió al otro  mundo ,

5. Inanna abandonó el cielo, abandonó la tierra,

 Descendió al otro mundo ,

6.Abandonó su señorío absoluto,

Se fue al otro mundo .

7. En Uruk abandonó el Eanna,

Al otro mundo descendió,

8. En Badtibira abandonó el Emushkalamma,

Al otro mundo descendió,

9. En Zabalam abandonó el Giguna,

Al otro mundo descendió,

10. En Adab abandonó el Esharra,

Al otro mundo descendió,

11. En Nippur abandonó el Baratushgarra,

Al otro mundo descendió,

12. En Kish abandonó el Hursagkalamma,

Al otro mundo descendió.

13. En Agadé abandonó el Eulmash,

Al otro mundo se fue.

14. Los siete divinos decretos atados estaban a su lado, a su lado

15. Y ella vió los divinos decretos al alcance de su mano, a su alcance

16. Y todos esos decretos estaban bajo sus pies. a sus pies.

17. La shugarra, la corona de la llanura, se la puso en la cabeza,
 
 
18. Y su aspecto era radiante,

19. Alzó en su mano el cetro de lapislázuli, un cetro de lapislázuli

20. Y ató piedras de lapislázuli a su cuello, lapislázuli en su cuello

21. Y piedras brillantes a su pecho. en su pecho...

22. Y agarró un anillo de oro en su mano,

23. Y ató una placa a su pecho.

24.Se cubrió con todos los ornamentos de su señorío

25. y ... untó su rostro con hierbas

26. Inanna caminaba hacia el mundo de los muertos, Inanna, Inanna, Inanna

27. Y su mensajero Ninnshubur caminaba a su lado.

28. La pura Inanna le dijo a Ninnshubur:

29. " Oh, tú que eres mi constante apoyo,

30. Mi mensajero de fieles palabras,

31 Mi portador de palabras de ayuda,

32. Yo ahora me voy al otro mundo.

33. "Cuando haya llegado al país de los muertos, Cuando haya llegado al país de los muertos

34. Llena el cielo de lamentos por mí, llena el cielo de lamentos por mí

35. En la esplendente asamblea, gime por mi,

36. En la casa de los dioses, clama por mí

37. Baja tus ojos por mi, baja el tono de tus palabras,

38. Con el más bajo ...con ... tu gran ... por mí,

39. Como el pobre que tiene un solo vestido, vístete por mí.

40. Y dirige solitario tus pasos al Ekur, la casa de Enlil.

41. "Al entrar al Ekur, en la casa de Enlil,

42. Gime ante Enlil:

43. "Oh, padre Enlil, no permitas que tu hija quede muerta

en el Otro mundo,

44.No permitas que tu buen metal sea molido y reducido a polvo

en el Otro mundo,

45. No dejes que tu buen lapislázuli sea quebrado, y convertido

en piedra de picapedreros.

46. No permitas que tu noble madera sea cortada en astillas por leñadores,

47. No toleres que la doncella Inanna sea asesinada en el Otro mundo !"

48. Si Enlil no te hace caso en este asunto, vete a Ur.

49. En Ur, tras entrar en  la casa del (señor) de la tierra,

50. El Ekishshirgal, en la casa de Nanna,

51. Solloza ante Nanna:

52. "Oh Padre Nanna, no dejes que tu hija quede muerta

en el Otro mundo,

53. No permitas que tu buen metal sea molido y reducido a polvo

en el Otro mundo,

54. No dejes que tu buen lapislázuli sea quebrado, y convertido

en piedra de picapedrero.

55. No permitas que noble madera sea cortada en astillas por leñadores,

56. No toleres que la doncella Inanna sea asesinada en el Otro mundo !"

57. Y si Nanna no te apoya, ve a Eridu.

58. Y en Eridu, tras entrar a la casa de Enki,

59. Solloza ante Enki:

60. ¡Oh Padre Enki, no permitas que tu hija sea ejecutada

en el Otro mundo,

61. No dejes que tu noble metal sea hecho polvo

en el Otro mundo,

62. No dejes que tu buen lapislázuli sea quebrado, y convertido

en grava por picapedreros.

63. No permitas que tu fina madera sea cortada en astillas por leñadores.

64. No toleres que la doncella Inanna sea asesinada en el Otro mundo!

65. "El padre Enki, el Señor de la Sabiduría,

66. Que conoce del alimento que da vida, que sabe del agua de la vida,

67. Seguramente me dará vida. "

68. Inanna caminaba hacia el mundo de los muertos,

69. Y a su mensajero Ninshubur le decía:

70. "Anda Ninshubur,

71. Al mundo que te he ordenado ..."

72. Cuando Inanna llegó a los palacios de lapislázuli del mundo de los muertos,

73. A la puerta de ese mundo actuó diabólicamente,

74. En el palacio de ese mundo, habló humildemente:

75. "Abre la puerta, portero, abre la casa,

76. Abre la casa, Neti, abre la casa, que entraré sola ".

77. Neti, el principal portero del Otro mundo,

78. Respondió a la inmaculada Inanna:

79."¿Quién eres para hablar así ?"

80. "Soy la Reina del Cielo, el lugar donde se alza el sol".

81. "Si eres la Reina de los Cielos, el lugar donde el sol se levanta,

82. Qué tendrías que alegar para llegar a la tierra sin regreso ?

83. Por el camino por donde ningún pasajero de regreso podrá guiar

tu corazón ?"

84. Y la Inmaculada Inanna le contestó:

85. " Mi hermana mayor, Ereshkigal,

86. Dado que su esposo, el señor Gugalanna fue muerto,

87. A asistir a sus ritos funerales,

88.... ; así sea."

89. Y Netti, el ´guardián principal del mundo de los muertos,

90. Le respondió a la pura Inanna:

91. "Espera, Inanna, que debo hablar con mi reina,

92. Con mi reina Ereshkigal déjame hablar... déjame hablar."

93. Neti, el principal guardián del mundo de los muertos.

94. Entra a la casa de su reina Ereshkigal. y le dice:

95. "Oh, mi reina, una doncella,

96. Como un dios....,

97. La puerta ...

98. ..................

99.En Eanna...

100. Los siete divinos decretos ella ha atado a su cintura,

101. Ella ha escrutado los divinos decretos, y los sostiene

en su mano,

102. Todos los decretos están a sus pies,

103. La shugurra, la corona de la abundancia, se la ha puesto

en la cabeza,

104. Esplendente en verdad es su aspecto,

105. El... cetro de lapislázuli tiene en su mano,

106. Pequeñas piedras de lapislázuli ha atado a su cuello,

107. Piedras brillantes se ha puesto sobre el pecho,

108. Lleva un anillo de oro en su mano,

109. Todos los ornamentos del señorío rodean su cuerpo,

110...se ha puesto untos de hierbas en la cara."

111. Viene cubierta con todos los ornamentos del señorío.

112. Entonces Ereshkigal...

113 Le responde a Neti, su guardián principal:

114. "Ven Neti, guardián principal del mundo de los muertos,

115. En las palabras con que que te mando, presta atención.

116. Abrirás los cerrojos de sus siete puertas,

117. En la puerta Genzir, el rostro del Otro mundo, definirás

sus reglas;

118. Al entrar Inanna,

119. Inclínate ...y déjala...!"

120. Neti, el guardián principal del Otro mundo,

121. Honró la palabra de su reina,

122. Y abrió los cerrojos de las siete puertas del mundo de los muertos,

123. Y en la puerta Genzir, el rostro del Otro mundo, definió

sus reglas.

124. Y a la pura Inanna, le dijo:

125. "Ven, Inanna, entra. " Ven, Inanna, entra !

126. Y al atravesar la primera puerta,

127. La shugurra, "la corona de la abundancia", le fue

quitada.

128. "¡Qué es esto !" Qué es esto !

129. "Extraordinariamente, Inanna, los decretos del Mundo de los muertos

han sido perfeccionados,

130. Oh, Inanna, no cuestiones los rituales de este mundo !"

131. Al cruzar ella la segunda puerta,

132. Le quitaron el cetro de lapislázuli.

133. "¡Qué es esto !"¡ Qué es esto !

134. "Extraordinariamente, Oh Inanna, los decretos del mundo de los muertos

han sido perfeccionados,

135. Oh, Inanna, no cuestiones los rituales de este mundo !."

136. Al pasar por la tercera puerta,

137. La despojaron de las pequeñas cuentas de lapislázuli que llevaba atadas al cuello.

138. "'Qué es esto !"

139. "Extraordinariamente, Oh Inanna, los decretos del mundo de los muertos

han sido perfeccionados,

140. Oh, Inanna, no cuestiones los rituales de este mundo !".

141. Al traspasar la cuarta puerta,

142. Las brillantes piedras de su pecho le fueron quitadas.

143. "'Qué es esto !"

144. Extraordinariamente, Oh Inanna, los decretos del mundo de los muertos

han sido perfeccionados,

145. Oh, Inanna, no cuestiones los rituales de este mundo !"

146. Al entrar por la quinta puerta,

147. Le sustrajeron el anillo de la mano,

148. "¡Qué es esto !"·

149. "Extraordinariamente, Oh Inanna, los decretos del mundo de los muertos

han sido perfeccionados,

150. Oh, Inanna, no cuestiones los rituales de este mundo !"

151. Tras penetrar por la sexta puerta,

152. La placa ...de su pecho fué quitada.

153. "¡Qué es esto !"

154. Extraordinariamente, Oh Inanna, los decretos del mundo de los muertos

han sido perfeccionados,

155. Oh Inanna, no cuestiones los rituales de este mundo !"

156. Al cruzar la séptima puerta

157. La despojaron del resto de sus ropajes.

158. "Qué es esto !"

159. "Extraordinariamente Oh Inanna, los decretos del mundo de los muertos

han sido perfeccionados,

160. Oh, Inanna, no cuestiones los rituales de este mundo !"

161. Y se inclinó profundamente...

162. La pura Ereshkigal se sentó en su trono,

163 Los anunnaki, los siete jueces, pronunciaron juicio

ante ella,

164.Y fijaron sus ojos sobre ella, los ojos de la muerte,

165. Y a su palabra, la palabra que tortura al espíritu

166.....................

167. La ("mujer") enferma fue convertida en cadáver

168. Y el cadáver fue colgado de una estaca.

169. Cuando habían pasado tres días y tres noches,

170. Su mensajero Ninshubur,

171. Su mensajero de palabras favorables,

172. Su mensajero de palabras de ayuda,

173. Llenó los cielos con quejas por ella,

174. Lloró por ella en el altar de la Asamblea,

175. Y corrió por ella a las casas de los dioses,

176. Bajó y humilló sus ojos y su cara por ella,

177. Y humilló su gran... por ella

178. Como un pobre que tiene una sola túnica, se vistió por ella,

179. Y dirigió sus pasos al Ekur, a la casa de Enlil.

180. Al entrar al Ekur, en la casa de Enlil,

181. Ante Enlil, sollozó:

182. "Oh padre Enlil, no permitas que tu hija quede muerta

en el Otro mundo,

183. No dejes que tu noble metal sea hecho polvo

en el Otro mundo,

184. No dejes que tu buen lapislázuli sea transformado

en grava por un picapedrero.

185. Ni que tu fina madera sea cortada en astillas

por un leñador.

186. No toleres que la doncella Inanna sea asesinada en el Otro mundo."

187. El padre Enlil le respondió a Ninshubur:

188."Mi hija, de la alta cumbre...en el abismo

...

189. Inanna, en la alta cumbre ..., en el abismo...

190. Los decretos del Otro mundo, los ...decretos, a su

lugar...,

191. Quién, rogará en su lugar... ?

192. El padre Enlil, no lo acompañaba en esta materia, y se marchó a Ur.

193. En Ur, después de entrar a la casa del... de la tierra,

194. El Ekishshirgal, la casa de Nanna,

195. Sollozó ante Nanna:

196. "Oh padre Nanna, no dejes que tu hija quede muerta en el

Otro mundo,

197. No permitas que tu noble metal sea hecho polvo

en el Otro mundo

198.No dejes que tu buen lapislázuli sea transformado

en grava por un picapedrero.

199. No permitas que tu fina madera sea cortada en astillas por leñeros..

200. No toleres que la doncella Inanna sea asesinada en el Otro mundo!"

201. El padre Nanna le respondió a Ninshubur:

202. "Mi hija de la alta cumbre...en el abismo...

203. Los decretos del Otro mundo, los decretos...

204. en su lugar..."

205. Quién rogará en su lugar...?"

206. El padre Nanna , no lo acompañaba en esta materia, y se marchó a Eridu.

207. En Eridu, a la entrada de la casa de Enki,

208. Delante de Enki, sollozó:

209. "Oh padre Enki, no dejes que tu hija quede muerta

en el Otro mundo,

210. No permitas que tu metal más noble sea hecho polvo

en el Otro mundo,

211. No dejes que tu buen lapislázuli sea convertido

en grava.

212. No permitas que tu madera más fina sea hecha

leña.

213. No toleres que la doncella Inanna sea asesinada

en el Otro mundo."

214. Y el padre Enki le respondió a Ninshubur:

215. "¿Y qué ha hecho mi hija ahora ! Estoy confundido,

216. ¿Y qué ha hecho Inanna ahora? Estoy confundido,

217. ¿Y qué ha hecho ahora la reina de todas las tierras ! Estoy confundido,

218. ¿Y que ha hecho ahora la sacerdotisa del cielo ! Estoy confundido."

219.......... El tomó el polvo (e) hizo el kugarru

220...........él tomó el polvo (e) hizo el kalaturru,

221...........Al kugarru le dió el alimento de la vida,

222............Al kalatarru le dió el agua de la vida.

223............Y el padre Enki les dijo al kalatarru y al kugarru:

..................(faltan 19 líneas)

..................

241. Para purificar...no...

242. Para purificar... no...

243. "Sobre el cadáver colgado de la estaca dirigid el temor de los rayos

del fuego,

244. Sesenta veces el alimento de la vida, sesenta veces el agua de la vida,

salpicarás sobre él,

245. Y verdaderamente, Inanna se alzará.""

... (20 líneas destruídas)

266 .............de una estaca......................

267. La pura Ereshkigal le contesta ( al kalaturru y al kurgarrú )

268. "El cadáver......................................"

269. Sobre la carne maloliente.................

270. Sobre el cadáver colgado de la estaca ellos dirigieron el temor

de los rayos del fuego,

271. Sesenta veces el alimento de la vida, sesenta veces el agua de la vida

salpicaron sobre él,

272. E Inanna se alzó.

273. Inanna asciende desde el Otro mundo, Inanna asciende del mundo de los muertos

Inanna asciende del mundo de los muertos

274. Los Anunnakis huyen,

275. (Y) quienquiera que al Otro mundo haya descendido

pacíficamente allí;

276. Cuando Inanna asciende desde el Otro mundo,

277. Verdaderamente todos los muertos se apresuran adelantándose a ella.

278. Inanna asciende desde el Otro mundo ,Inanna asciende del mundo de los muertos

Inanna asciende del mundo de los muertos

279. Los pequeños demonios trepan como....

280. Los grandes demonios como estiletes de escritura,

281. Caminan al lado de ella.

282. Y hay quienes caminan delante de ella... llevando mazas

en la mano.

283. Y quienes caminan a su lado, con armas a sus costados.

284. Quienes hay que la preceden

285. Quienes hay que preceden a Inanna.

286. Seres que no conocían de comida ni de agua,

287. Que no comían harina,

288. Que no bebían ni libaban vino,

289. Que arrancaban a las mujeres del lado de los hombres,

290. Que arrancaban a los niños del pecho de sus madres.

291. Inanna viene subiendo desde el Otro mundo;

292. Al ver a Inanna ascender desde el Otro mundo,

293. Su mensajero Ninshubur se arrojó a sus pies,

294.Y quedó sentado en el polvo, cubierto de suciedad.

295. Y los demonios le dijeron a la pura Inanna:

296. Oh, Inanna, espera ante la ciudad, que te lo traeremos !"

297. La pura Inanna le respondió a los demonios:

298. ·"Él es mi mensajero de palabras favorables,

299. El portador de palabras de ayuda,

300. Él no traicionó mis instrucciones,

301. Él no retardó mis ordenes,

302. Él llenó los cielos de quejas por mí,

303. En el altar de la Asamblea él gritó por mí,

304. Por mí corrió a las casas de los dioses.

305. Bajó sus ojos por mí, y humilló su boca,

306. Y por mí rebajó su... grande.

307. Como un pobre que tiene una sola túnica se vistió por mí,

308. Al Ekur , a la casa de Enlil,

309. En Ur, a la casa de Nanna,

310. En Eridu a la casa de Enki (dirigió sus pasos),

311. Y me trajo a la vida."

312. "Dejadnos precederla , en Umma al Sigkurshagga, dejadnos

precederla!"

313. En Umma, del Sigkurshagga,

314. Shara se arrojó a sus pies,

315. Se sentó en el polvo, cubierta de inmundicias.

316. Los demonios le dijeron a la pura Inanna:

317. Oh, Inanna, espera fuera de la ciudad, que te lo traeremos."

318. La pura Inanna le contestó a los demonios:

319............. (la respuesta de Inanna está destruída)

320...................................................................

321..................................................................."

322. "Dejadnos precederla, a Bastibira a los Emushkalamma dejadnos

precederla !"

323.En Badtibira de los Emushkalamma,

324........ se arrojaron a sus pies,

325 . Se sentaron en el polvo, cubiertos de inmundicias.

326. Los demonios le dijeron a la pura Inanna:

327."Oh, Inanna, espera fuera de la ciudad, te los traeremos a todos !!"

328. Y la pura Inanna le respondió a los demonios: ...

(la respuesta de Inanna fue destruída: nos falta la continuación del poema ).

Las últimas líneas dicen:

382... ella apuntó con su dedo

383.......todas las tierras... levantó sus ojos....

figura

Enheduanna 
 
 
 
 
 
 

EXALTACION DE INANNA.

Enheduanna

Traducción :

Federico García Morales.

(i) Inanna y los me's

1. Señora de todos me's (decretos sagrados) Luz resplandeciente

2. Mujer justiciera y luminosa ,Amada del Cielo y de la Tierra,

3. Hieródula de An Tú que tienes todos los ornamentos,

4. Enamorada de la tiara apropiada ,Destinada a un alto sacerdocio

5. Cuya mano ha alcanzado los seis me's

6. Oh, mi señora .tú eres la guardiana de todos los grandes me's

7. Tú has cosechado los me's, tú sostienes los me's en tu mano.

8. Tú has juntado los me's tú has guardado los me's en tu seno.
 
 

(ii) Inanna y An

9. Como un dragón has derramado el veneno en la tierra

10. Cuando ruges en la tierra como un trueno, ninguna vegetación puede tenerse en pie

frente a tí.

11. Un torrente descendiendo de su montaña,

12. Oh, primera entre todos, eres la Inanna del cielo y de la tierra !

13. Como lluvia sobre el fuego ardiente caes sobre los pueblos,

14. Dotada de me's por An,  señora que cabalgas en una bestia

15. Que tomas decisiones bajo las santas ordenes de An,

16. Tú, la de los grandes rituales, ¿ quién puede negarte lo que es tuyo?
 
 

(iii) Inanna y Enlil

17. Devastadora de tierras hiciste tuyas las alas de la tormenta.

18. Amada de Enlil, vuelas sobre el pueblo.

19. Estás al servicio de los decretos de An.

20. Oh, mi señora, a tu voz las tierras se doblegan.

21. Cuando la humanidad llega ante tí

22. Con miedo y temblando ante (tu) tempestuosa radiación,

23. Recibe de tí lo que en justicia merece.

24. Profiriendo una canción de lamentación,  ellos sollozan ante tí,

25. Caminan hacia tí por el sendero que conduce a la casa de las grandes visiones.

(iv) Inanna e Iskur

26. Al borde de la batalla todo se derrumba ante tí.

27 Oh, mi señora, que vuelas con alas propias.  tú te llevas (de la tierra)

28 Al modo de una tempestad a la carga tú cargas

29. Con una tempestad rugiente tú ruges.

30. Con el trueno tú truenas continuamente.

31. Con todos los malos vientos tú soplas.

32. Tus pies están llenos de movimientos inalcanzables

33. Al (acompañamiento) del arpa  tú abres los caminos.

las visiones
 
 

(v) Inanna y los Anunna

34 Oh, mi señora, los Anunna los grandes dioses,

35. Aleteando como murciélagos vuelan delante de tí a los......

36 Los que no se atreven alzarse ante tu terrible mirada

37. Los que no se atreven a avanzar ante tu terrible aspecto.

38. Quén puede aplacar la rabia de tu corazón ?

29. Tu malevolente corazón que está más allá de la calma.

40. Señora que aplaca las lluvias, señora que alegra el corazón,

41. Cuya rabia no se tempera, Oh, hija mayor de Suen !

42. Señora suprema de la tierra quién pudo nunca negarte su homenaje ?
 
 

(vi) Inanna y Ebih (?)

43. En la montaña que te niegue homenaje la vegetación queda maldita

44. En gran entrada tú la has reducido a cenizas.

45. La sangre crece en los torrente por tí, y el pueblo se niega a beber esa agua.

46. Por su propia voluntad, sus ejércitos se rinden ante tí.

47. Por su propia voluntad, ante tí los ejércitos se desbandan.

48. Por su propia voluntad todos los jóvenes te rinden homenaje.

49. Una tempestad ha llenado de sus danzas esta ciudad,

50. Y te trae a los jóvenes como cautivos.

(vii) Inanna y Uruk

51. Sobre la ciudad que no ha proclamado "Esta tierra es tuya",

52 Que no ha declarado "Es de tu padre, de tu engendrador"

53 Tú lanzas tus santas ordenes Y la derribas verdaderamente a tu paso,

54. Y remueves, verdaderamente tú pie Sobre sus ruinas.

55. La mujer ya no susurrará de amor a su marido.

56. En las noches ya no harán el amor.

57. Ya nunca más ella le revelará sus tesoros ocultos.

58. Impetuosa vaca salvaje nieta de Suen,

59. Señora suprema sobre An dónde está quien te niegue su homenaje ?

(viii) Invocación a Inanna

60. Tú la de los me's apropiados gran reina de reinas,

61. Surgida del útero sagrado suprema por sobre la madre que te hizo

nacer,

62. Sabia omnisapiente señora de todas las tierras,

63. Sostenedora de las multitudes, ¡He recitado tus canciones sagradas !

64. Verdadera diosa, llena de me's Aclamarte causa entusiasmo.

65. Misericordiosa, explendentemente justa ¡Con corazón verdadero he recitado tus

me's!

 

B. El ARGUMENTO

(ix) El exilio de Ur.

66. Verdaderamente he entrado mi santo giparu en tu alabanza,

67. Yo, la gran sacerdotisa, Yo, Enheduanna !

68. Llevo el canasto ritual, Yo entono la invocación.

69. (Pero ahora) he sido arrojada al pozo Yo, incluso yo, ya no puedo vivir sin tí !

de los leprosos.

70. Si aproximan a mi la luz del día esa luz se obscurece para mí,

71. Y las sombras se aproximan a la luz del día y la cubren como arena de tormenta.

72. Mis labios melifluos caen en confusión.

73. Mis rasgos más amados se hacen polvo.

(x) La invocación a Nanna-Suen

74. Quien es él para mí, oh Suen, este Lugalanne !

75. Dílo así a An: "Que An me libere !"

76. No le digas más que "¡Ahora!" y An me liberará.

77. Esta dama le arrancará las partes viriles a Lugalanne.

78. Montaña (y) torrente yacen a sus pies.

79 .Esa mujer es tan grande (como él) y hará que la ciudad se divorcie de él.

80. Seguramente ella lavará de su corazón la rabia que siente por mi.

81. Déjame, Enheduanna, recitar una plegaria a ella,

82. Déjame dar salida a mis lágrimas como dulce licor para la santa Inanna !

83. Permíteme decirle "¡salve!"

(xi) La acusación de Lugalanne

84. No puedo perdonar Ashimbabbar.

85. (Lugalanne) ha corrompido las ofrendas del dios An y todos (sus otros rituales).

86. El ha despojado a An de su templo en Eanna.

87. El no se ha mantenido temeroso de An-lugal

88. Ese santuario cuya atracción es irresistible, cuya belleza está fuera de comparación,

89. Ese santuario él lo llevó a la destrucción.

90. Y entró ante tí como un igual, y hasta se acercó a su cuñada.

91. Oh, mi divina e impetuosa vaca sagrada, arroja a este hombre, captúralo !
 
 

(xii) La maldición de Uruk.

92. En el lugar más sólido ¿qué soy, aún siendo quién soy ?

93. (Uruk) es un rebelde malevolente contra tu Nanna --Quiera An someterlo !

94 Esta ciudad--- debe ser sometida por An !

95 Sea maldita por Enlil !

96. Que el llanto del hijo no sea aplacado por su madre !

97. Oh, señora, el arpa de la mañana está tirada en la tierra.

98. Verdaderamente alguien ha varado la barca de la mañana en una playa hostil.

99. Al sonido de mi canción sagrada ellos están dispuestos a morir.

(xiii) Acusación a Nanna.

100. En cuanto a mí, mi Nanna no te preocupes

101. El me ha llevado a la destrucción por senderos asesinos.

102. Ashimbabbar no ha pronunciado mi condena.

103. Si la hubiera pronunciado: ¿qué es si no la hubiera pronunciado: ¿qué es él para mí ?

él para mí ?

104. Yo, la que alguna vez se sentó triunfante fui arrojada del santuario.

105. Como una golondrina me hizo volar por la ventana, y mi vida se ha consumido.

106. El me hizo caminar entre las breñas de la montaña.

107. El me arrancó la corona apropiada de la alta sacerdotisa,

108 , Y me dió daga y espada ---- "esto es más para tí--me dijo.

(xiv) Invocación a Inanna

109. Muy preciosa señora amada de An,

110. Tu santo corazón es suave que se apiade de mí !

111. Novia amada de Ushumgalanna,

112. Tú eres la mayor de las reinas de las bases del cielo y del zenith.

113. Los Anunna se te han sometido.

114. Desde tu nacimiento eres la reina más joven.

115. ¡Cuán suprema eres sobre todos los grandes dioses, los Anunna !

116. Los anunna besan el suelo con sus labios en obediencia a tí.

117. (Pero) mi propia sentencia no ha concluido un juicio hostil aparece ante mis ojos

como mi juicio.

118. (Mis manos ya no están enfundadas en el lecho ritual

119. Ya nunca revelaré al hombre los designios de Ningal.

120. Pero aún así, yo soy la esplendente gran sacerdotisa de Nanna,

121. Oh, mi reina, bienamada de An, que en tu corazón tengas piedad de mí !
 
 

(xv) La exaltación de Inanna.

122. Que esto no se recite como un .....Que sea recitado como un "Esto es Tuyo !":

"¡Escuchad! ¡Que sea sabido !" de Nanna

123. "Que eres suave como el Cielo --An se sepa !

124. Que eres amplia como la tierra se sepa !

125. Que desvastas la tierra rebelde se sepa !

125a. Que ruges por la tierra-- se sepa !

126 Que cercenas las cabezas -- se sepa !

127 Que devoras los cadáveres como perro-- se sepa !

128. Que tu mirada es terrible -- se sepa !

129. Que levantas tu mirada terrible -- se sepa !

130. Que ya tu mirada está ardiendo -- se sepa !

131. Que ya estás plenamente dispuesta -- se sepa !

132. Que alcanzas la victoria -- se sepa !

133. Ese no ha recitado esto de Nanna ese lo ha recitado como un "Esto es Tuyo"--

134. (Eso), mi señora, te ha hecho grande, tú sola eres exaltada !

135. Oh, mi señora bienamada de An, verdaderamente he hablado de tu furia !

C. PERORACIÖN

(xvi) La Composición del himno.

136. Uno ha soplado los carbones preparando la ofrenda

137. La cámara nupcial te espera, que tu corazón se apacigüe !

138. Con un "Ya era bastante para mí,

ya era demasiado!" he dado nacimiento O dama exaltada, a este himno para tí.

139. Que yo te recito a media noche

140. Y que el cantor repetirá para tí a medio día !

141. (Solamente) por cuenta de tu

cautivo esposo, por cuenta de tu hijo cautivo,

142. Tu rabia fue en aumento tu corazón brincó.
 
 

(xvii) Restauración de Enheduanna

143. La primera dama en el esplendor de la sala del trono,

144 Ha aceptado sus ofrendas

145. Del corazón de Inanna ha sido restaurada.

146. El día fue favorable para ella, ella estaba vestida como convenía a su belleza

estaba vestida suntuosamente. de mujer.

147. Como la luz de la luna creciente, cómo está de bellamente ataviada !

148. Cuando Nanna apareció en esta visión,

149. Todos bendijeron a Ningal, la madre de Inanna.

150. Todos los celestes gritaron, "¡Salve !".
 
 
 
 

(xviii) Doxología

151. Estos decires de Enheduanna al Hieródulo fueron aclamados,

152. Alabada sea la destructora de las tierras, dotada de me's por An,

153. (A )mi señora envuelta en belleza, (a) Inanna !

fig. Ritual grabado en piedra calcita. (U.Pennsyilvania). Enheduanna ,la figura más alta, detrás de un sacerdote desnudo. En la mano ella lleva un objeto, al parecer un cuerno de libaciones. Al parecer las otras damas llevan máscaras.







 

_____________________________________________________________________________________________

LINKS sobre Inanna y SUMER.

Abzu: Regional Index Mesopotamia

A Cast of Characters: Kings of Sumer and Akkad

Diane Wolkstein: Interpretetions of Inanna Stories

Die Himmelskönigin: Inanna

Eneduhanna

Estela de Naram Sin

Fluch Über Akkad

Guide to the Sumerian Texts

Inanna and the God of Wisdom

Inanna and the Huluppu Tree

Las bodas de Inanna y Dumuzi

INANNA

Inanna Hymns ©

INANNA MYTHOLOGY

Internet History sourcebook: Mesopotamia

In the Eyes of Inanna:The Aspect of the Goddess in Literatura (Mary Lynn Schroeder)

Mesopotamian Links

NIN-ME-SARA

Procesión donde figura Enheduanna

Protohistory in Mesopotamia

Roberta Binkley's First Impressions on Seeing Enheduanna's disk

Sargon’s Reign

Some Problems for Mesopotamian Archaeology

Sumer

Sumeria

Sumerian language

Sumerian Myth

Sumerian Mythology

Sumerian Religion

Sumer on the Web

The Climax of a Turbulent Millennium:

Evidence for Major Impact Events in the

late Third Millennium BC

Timo Niroma, Helsinki, Finland

The Concept Of Personal God(dess) In Enheduanna's Hymns to Inanna

The Electronic text Corpus of Sumerian Literature

The Building of Ningirsu’s Temple

The Exaltation of Inanna (composite text)

The Exaltation of Inanna (translation)

The Electronic Text Corpus of Sumerian Literature
 
 
 

Enheduanna Research Bibliography
 
  http://www.cddc.vt.edu/feminism/Enheduanna.html

    The Exhaltation of Inanna, translated from the cuneiform by Hallo and van Dijk in a 1968 text edition runs 153 lines. It is the most widely known of her works, perhaps because of the completeness of the translation. It is carefully set up in a format, echoing the cuneifom exemplars, of two column stanzas that can often be read down as well as across. The hymn begins with a 65-line exordium of epithets and description, all carefully selected to illustrate the characteristics of the goddess. These epithets "arranged in a conscious sequence -- worthy of the wisdom of an Amos -- in which the range of Inanna's activities is brought ever closer to the (presumable) audience of the poem" (48). Enheduanna implies Inanna's equality with An, the senior god of the Sumerian pantheon which Hallo suggests politically equates the Sargonic kings as adhering to Sumerian norms and beliefs in order to justify Akkad's imperial rule over Sumer (7).

    Next Enheduanna depicts Inanna as disciplining mankind as a goddess of battle. She thereby unites the warlike Akkadian Ishtar's qualities to those of the gentler Sumerian goddess of love and fecundity. She likens Inanna to a great storm bird who swoops down on the lesser gods and sends them fluttering off like surprised bats. Then, in probably the most interesting part of the hymn, Enheduanna herself steps forward in the first person to recite her own past glories, establishing her credibility, and explaining her present plight. She has been banished as high priestess from the temple in the city of Ur and from Uruk and exiled to the steppe. She begs the moon god Nanna to intercede for her because the city of Uruk, under the ruler Lugalanne, has rebelled against Sargon. The rebel, Lugalanne, has even destroyed the temple Eanna, one of the greatest temples in the ancient world. Further, he has dared to equate himself as an equal to the new high priestess and--in the most ancient recorded instant of sexual harassment--made sexual advances to the high priestess, his sister-in-law.

    In the swelling of the "Magnificat"--a liturgy (lines 122-35)--the long hymn reaches its title theme. Enheduanna recites the me's, divine attributes, of and to Inanna, again exalting her to equal status with the supreme god of pantheon, An. The hymn moves on to the peroration, a passage "unique to Sumerian literature describing the process of poetic inspiration" (Hallo, Exaltation 62). The poetess characterizes her creative labors as giving birth, i.e. "conceiving the word." Then in the next stanza (lines 143-50) Enheduanna reverts to the third person as the simultaneous exaltation of Inanna and the restoration of Enheduanna are proclaimed. The concluding three-line doxology conveys the sense of the goddess and her poetess emerging triumphant.

    In The Exaltation of Inanna there is a strong authorial presence that may be unmatched in ancient literary creation until the time of Sappho. She is self-consciously present in the process of writing and in the poem. The double "I" of the creatrix, Enheduanna and Inanna, are always at the center. And the hymn becomes a rhetorical creation of passionate complexity, one of death and birth, destruction and creation . . . those things that occupy the deepest part of the psyche.

    She speaks of both her own and also by extension of the creative process itself near the end of the hymn. Through Inanna, Enheduanna has received the inspiration for the poem.

    136 One has heaped up the coals / prepared the lustration (in the censer),
    137 The nuptial chamber awaits you / let your heart be appeased!

    In the lines above she intimates that she prepared herself to receive poetic inspiration--madness as Plato would characterize it. But Plato's characterization of madness implies the purposelessness of chaos, and Enheduanna's creative process is a very purposeful receiving. She heaps the coals in the censer and prepares the lustration to receive her greater self, her transcendent self, the Goddess. Her creative process appears to be one of intimate interaction with the Goddess. For a time in the middle of the night, they become one and out of that union comes the song.

    I read her as at once inspired by the Goddess--she receives creative in-spiriting--and at the same time a poetess whose work comes from her own unique being while in a state of passionate and consuming love for the Goddess.

    139 That which I recited to you at (mid)night
    140 May the singer repeat it at noon! to you

    Enheduanna's own physical self-image also appears to be one of beauty and strength. She speaks of her "mellifluous" mouth (25, line 71) and mourns when her "choicest features are turned to dust" (line 72). She does not doubt her place:

    66 Verily I had entered my holy giparu at your behest
    67 I, the high priestess, I, Enheduanna!
    120 (Yet) I am the brilliant high priestess of Nanna

    In this work, the persona of Enheduanna appears as both physical and transcendent. She is a professional, a high priestess who is not only a possessor of the privileges of the rank and office, but she carries the burdens, the responsibilities . . . and the grief of that sometimes terrible role.

    105 Like a swallow he made me fly from the window, my life is consumed.
    117 (But) my own sentence is not Concluded. / A hostile judgment appears before my eyes as my judgment.
    82 Let me give free vent to my tears like sweet drink for the holy Inanna!

    In her personal role and her role as priestess she has had to watch the destruction of people, temple and sacred rites:

    85 (Lugalanne) has altered the lustrations of holy An and all his (other rites).
    86 He has stripped An Of (his temple) Eanna.
    87 He has not stood in awe of An-lugal
    88 That sanctuary whose attractions are irresistible, whose beauty is endless,
    89 That sanctuary he has verily brought to destruction.

    She speaks of her awareness of her own humanity and her limitations.

    84 I cannot appease Ashimbabbar
    92 In the place of sustenance what am I, even I?

    But, finally, in the end there is a transcendence--and perhaps apotheosis--of both her person and that of her goddess when she steps back and in the third person describes the sumptuous vestments of the goddess and her priestess, vestments symbolic of both their spiritual and physical beauty.

    146 The day was favorable for her, she was clothed sumptuously / she was garbed in womanly beauty.
    147 Like the light of the rising moon, / how she was sumptuously attired!

    Then she recounts that:

    150 The (heavenly) doorsill called "Hail!"

    Mircea Eliade explains the symbolic importance of a threshold in what he calls palaeo-oriental cultures (Babylon, Egypt, Israel). Thresholds, the doorsill shows the solution of continuity in space immediately and concretely; hence their great religious importance, for they are symbols and at the same time vehicles of passage from the one space to the other" (25). Thus Inanna in the form of her representative, the high priestess Enheduanna, stands at the threshold of heaven and earth, communicating between the two. Finally Enheduanna alludes the poem in praise and exaltation of Inanna.

    151 For that her (Enheduanna's) speaking to the Hierodule (Inanna) was exalted.
    152 Praise be (to) the devastatrix of the lands, endowed with me's from An,
    153 (To) my lady wrapped in beauty, (to) Inanna!

    The Goddess and her poet have both prevailed. Once exiled, they have been restored to their rightful places and they are both wrapped in the beauty of transcendent feminine energy and power.

    Enheduanna's long-forgotten poem--only translated in 1968- also foreshadows her own history and the history of women in religion, literacy, and western civilization for the next 4800 years.

    70 They approach the light of day, about me, / the light is obscured
    71 The shadows approach the light of day, / it is covered with a (sand) storm.

    In-nin sa-gur-ra

    Assyriologists traditionally title works by their first line, hence the title In-nin sa-gur-ra. This work, translated by Ake Sjoberg, and using 29 texts and fragments, is published (1976) as "In-nin-sa-gur-ra: A Hymn to the Goddess Inanna by the en-Priestess Enheduanna." Although at 274 lines, it is the longest work so far discovered by Enheduanna it is much less complete than the translation of The Exaltation of Inanna. In all 57 lines are missing at important points in the composition. The text breaks off entirely at the point that Enheduanna steps forward: "I am Enheduanna, the en-Priestess of Nanna,......, I am the ... Of Nanna" (199). The Sjoberg translation does not begin again until line 243 with Enheduanna still speaking in the first person. When the text resumes Enheduanna still speaks of her own experience of punishment. The translator speculates her punishment may have been sent by Inanna to discipline Enheduanna: "'I have experienced your great punishment'... this statement clearly indicates that Enheduanna had offended the goddess who then had punished her" (163). In a footnote on the same page, he notes that another translation is possible. "'My body has experienced your great punishment,'"...referring to a disease sent against the en-Priestess by Inanna" (163). In any case, her apparent recovery must have occurred because she ends the hymn praising Inanna "My Lady, I will proclaim your greatness in all lands and your glory!" (254).

    The main theme of the hymn according to Sjoberg is "Inanna's omnipresent and omnipotent role in human affairs" (163). He criticizes the hymn as containing unnecessary repetition:

    49 she turns the midday light into darkness"
    177b Turning darkness into light

    Sjoberg also explains that "you alone are great" occurs in both line 182 and 218 and with a variation in line 96. Such a critique is difficult to sustain since as a hymn it would be sung and the echoing lines, it could be argued, might be important in their placement. Furthermore, since Sjoberg spends only a page and three-quarters discussing the literary structure, a discussion that primarily summarizes the form and contents of the hymn, to critique it on these grounds for one-fourth of the section given the fact that so many lines are missing seems to me to be somewhat hasty.

    The structure of the hymn is similar to The Exaltation. In lines 1-90 Enheduanna praises Inanna's power speaking in the third person, more as a distant observer of the goddess and her power, relating the deeds that show that power:

    4 She is the August leader among the great gods, she makes the verdicts final.
    10 Her radiance covers the great mountain, silences the road.
    11 The gods of the land are panic stricken by her heavy roar.
    14 Without Inanna the great An has not made a decision, Enlil has not determined the destiny. (179)

    Then Enheduanna speaks of Inanna's anger as it's reflected by the people:

    45 She washes their (?) weapons with blood and gore,....,
    53 Her murderous battle no one can oppose--who rivals her?(183)

    Beginning with line 91 she then speaks to Inanna in the second person addressing her as "you." Again, she notes that Inanna rivals An and Enlil, "You sit on their seat" (187). Lines 115-172 repeat the refrain in every line "are yours, Inanna" explaining and enumerating Inanna's attributes and her contributions to civilization.

    116 To run, to escape, to quite and to pacify are yours, Inanna. (189)
    124 Information, instruction, inspection, to took closely, to approve are yours, Inanna. (191)

    Not until line 219 does Enheduanna step forward in the first person, "I am Enheduanna, the en-Priestess of Nanna" (199). Here the poem breaks off until line 243 where it begins:

    243 Advice (...)
    244 Grief, hardship...
    245 My Lady,...mercy....compassion....
    246 I am yours! It will always be so! May your heart cool off for me,
    250 I have experienced your great punishment (199)

    She concludes the hymn:

    270 My Lady, Your greatness is manifest,
    271 May your heart for my sake 'return to its place'!
    272 Your great deeds are unparalleled,
    273 Your greatness is always praised,
    274 Young woman, Inanna, your praise is sweet!

    Although longer than The Exaltation, as I stated in the beginning, the rhetorical structure is similar. Both works open with an exordium of epithets and descriptions selected to illustrate the characteristics of the goddess. In the Exaltation the opening is 65 lines versus the In-nin sa-gur-ra opening of 90 lines. Both works move from an opening address of Inanna in third person to addressing her in second person. In both hymns there is a section exalting Inanna. In the Exaltation it occurs in lines 122-135 where each stanza ends with "be it known!" (31-32). In In-nin sa-gur-ra lines 115-172 end with "are yours, Inanna" (189-197). Since almost the entire section of In-nin sa-gur-ra in which Enheduanna steps forward in first person are missing, 24 of the most important lines in the hymn, it cannot be compared to The Exaltation except to say that this section which is the most personal contains the reason that Enheduanna speaks to Inanna, why she writes the hymn. It is in this personal section, that Enheduanna seems to explain her motivation and her process. In The Exaltation, she adds her metacommentary that helps to illuminate the meaning of the hymn on a personal, psychological, and universal level. Finally, both works conclude with a doxology to the goddess, once more returning to the theme of exaltation.

    The Temple Hymns

    The Temple Hymns are very different in character from the two works just discussed. They were translated by Ake Sjoberg in collaboration with E. Bergmann, S.J. in 1969. They consist of 42 hymns of various lengths addressed to temples. Each hymn follows the same form. The hymn directly addresses the temple in second or third person describing it in epithetical statements. For example the first Temple Hymn opens:

    Eunir, which has grown high, (uniting)
    heaven and earth,
    Foundation of heaven and earth, 'Holy
    of Holies', Eridu, (17)

    She concludes each hymn by identifying the temple, naming the city and the god or goddess to whom it is dedicated. The narrative moves from the outside to the inside. In each of the hymns Enheduanna speaks to the holy place describing its significant sacred structure, "you have grown high, binding heaven and earth, fixing the above and the below" (28). She then moves inside to describe the sacred activities "where pure food is eaten" and the holy objects contained within such as the drum or the ovens. (17)

    At the conclusion of the hymns, Enheduanna steps forward:

    The compiler of the tablet (is) Enheduanna
    My Lord, that which has been created
    (here) no one has created (before) (49).

    The Temple Hymns contain several added later by scribes, hymns to temples that did not exist at the time Enheduanna wrote. Thus, her original creation was one that scribes continued to amend in a posthumous collaboration with the author, one who may have become a deity in her own right.

    Additional Works

    There are two additional works translated by scholar Joan Goodnick Westenholz, one by Enheduanna that she apparently wrote on the assumption of the en-ship (office of high priestess) to the moon god Nanna. The second fragmentary work, dedicated to Enheduanna and apparently written by an anonymous scribe, indicates her apotheosis during or immediately after her death, according to Westenholz. (539)

    She is shining
    The en-priestess chosen for the pure "divine offices,"
    Enheduanna
    may the she bring you your prayer to the abzu.
    The one who is worthy for Suen,
    my delight/pride... (555)

     


     

    Bibliography

    BOOKS

    The Collection of the Sumerian Temple Hymns. Trans. Ake Sjoberg and E. Bermann. Locust Valley, NY: J.J. Augustin, 1969.

    The Exhaltation of Inanna. Trans. William W. Hallo and J.J.A. Van Dijk. New Haven: Yale University Press, 1968.

    ARTICLES

    "In-nin sa-gur-ra: A Hymn to the Goddess Inanna by the en-Priestess Enheduanna." Trans. Ake W. Sjoberg. Zeitschrift fur Assyriologie und Vordesasiatische Archaeologie. 65 (1975): 161-253.

     


     

    Secondary Sources

    Barnstone, Aliki and Willis Barnstone, eds. The Book of Women Poets: From Antiquity to Now. New York: Shocken, 1992.

    Westenholz, Joan Goodnick. "Enheduanna, En-Priestess, Hen of Nanna, Spounse of Nanna," in Dumu-E-Dub-Ba-A: Studies in Honor of Ake W. Sjoberg. Hermann Bherens, Darlene Loding, and Martha T. Roth, ed. (Philadelphia: Occasional Publications of the Samuel Noah Kramer Fund, 1989).

    Winter, Irene J. "Women in Public: The Disk of Enheduanna, The Beginning of the Office of En-Priestess, the Weight of the Visual Evidence." La Femme dans le Proche-Orient Antique. (Paris: Editions Recherche sur les Civilisations, 1987).

     


     

    Take a Closer Look ...

    "The Importance of Enheduanna"

    by Roberta Binkley

      [Copyright 1998 Roberta Binkley]

    Writers know that voice must emerge from a strong persona. Without self-confidence , without a personal identification of self--some kind of self knowledge and confidence--the writer cannot create a persona and ultimately the ethos behind the essay or speech. The personas of Sappho and Enheduanna in their writing speak of their thoughts and their feelings and of their composing processes. Their voices are authoritative, powerful...and personal, voices women need to hear.

    In 'the Exaltation of Inanna, --more complete than the few surviving fragments of Sappho--a picture emerges of teaching and learning, of individuality and community that offers a model of writing and pedagogy among the most ancient in existence. Enheduanna lived, composed, and taught roughly two-thousand years before Aristotle and seventeen-hundred years prior to Sappho. She tells her own story of banishment and her ultimate restoration by Inanna. The hymn became part of the cultural myths of Sumeria . For the next thousand years it existed as a component of the wisdom tradition of that civilization and the cultures that followed.

    Enheduanna's work as creator and priestess/teacher offers the view of a strong, powerful ethos. Her ethos is that of a wise woman and a powerful priestess. For Enheduanna the goddess Inanna's power equals that of the gods. The feminine, then, is articulated in the ethos of Enheduanna as powerfully equal, necessary, and valuable in that particular world view.

    In one of the most powerful passages in ancient history, Enheduanna steps forward and speaks in the first person of her own composing process. She reflects on how she has composed the hymn. At midnight, she says, she has heaped the coals in the censor and given birth to the hymn. Her composing process is one I read as collaborative with the goddess. She and Inanna become one for awhile and from the deep collaboration--an in-spiriting or in-fusing--she gives birth to the hymn. This collaborative process with the goddess foreshadows the relationship of the various authors of the Old Testament with Jehovah by a thousand years.

     


     

    Internet Sites

    There is an excellent collection of information on Enheduanna at this website: http://www.angelfire.com/mi/enheduanna/index.html or click here.


     

    Home Page
    Feminist Theory Website: Enheduanna
    http://www.cddc.vt.edu/feminism/Enheduanna.html
    Hosted by the Center for Digital Discourse and Culture
    at Virginia Tech University

    COPYRIGHT 1999 KRISTIN SWITALA. ALL RIGHTS RESERVED.

 

Regresar

1

 

 

AMIET, Pierre. ANCIENT ART IN SEALS. "The Mythological Repertory in Cylinder Seals of the Agade Period(c. 2334-2155 B.C.)" pp. 42-43.

BARNSTONE, Aliki and Barnstone, Willis. WOMEN POETS From Antiquity to Now. Shocken Book, NY, 1992. Sumerian Enheduanna (ca. 2300 BC.) pp. 1-8.

BARRELET, Marie-Therese. "Etude de glyptique akkadienne; L'imagination figurative et le cycle d'Ea" OR 39 (1970) pp. 246-250.

BESSWRAT, Denise Schmandt. Ed. THE LEGACY OF SUMER. Invited Lectures on the Middle East at the University of Texas at Austin, "The Sumerian Woman: Wife, Mother Priestess, Goddess" pp. 13-17. Undena Publications, Malibu, California 1976.

BOEHMER, R.M. DIE ENTWICKLUNG DER GLYPTIK WAHRED DER AKKADZEIT. Berlin, De Gruyer. Berlin, 1965.

BURROWS, Eric. Chapter XVI. "Inscribed Material". UR EXCAVATIONS. Vol. II. The Royal Cemetery. A report on the Predynastic and Sargonid Graves Excavated Between 1926 and 1931. The Carnegie Corporation, 1934. Pp. 311-315; 334.

COLLON, Dominique. Catalogue of the Western Asiatic Seals in the British Museum: Cylinder Seals II. Akkadian, Post Akkadian and UR III Periods, London, The British Museum.

COOPER, Jerrold. "Mesopotamian Historical Consciousness and the Production of Monumental Art in the Third Millenium B.C." In ed. Ann C. Gunter, INVESTIGATING ARTISTIC ENVIRONMENTS, pp. 97-116.

CRAWFORD, Harriet. SUMER AND THE SUMERIANS. Cambridge University Press, Cambridge and New York, 1991. Pp. 120, 153-4, 171.

DE SCHAUNENSEE, Maude. TWO LYRES FROM UR. University of Pennsylvania Museum of Archaeology and Anthropology, Philadelphia, PA. 2002.

DYSON, Robert A. "The Royal Cemetery of Ur Reopens at the University Museum." Archaeology 36: 62-3 July/August 83

FALSKENSTEIN, A. "Enheduanna, die Tochter Sargons von Akkade", RA 52(1958) 129 ff.

FOSTER, Benjamin. FROM DISTANT DAYS. Myths, Tales, and Poetry of Ancient Mesopotamia. CDL Press Bethesda, Maryland. 1995 "Legend of Naram Sin" 171-178, "Birth Legend of Sargon"p.165-170.

FOSTER, Benjamin A. CUNEIFORM. "Archives and Empire in Sargonic Mesopotamia", pp. 46-52.

FANKFORT, H. CYLINDER SEALS London 1939. Pls. XXV-XXVII. Section III. The Seals of the Sargonid Age. Chapter 1. Development and scope of the Sargonid style. P. 81 pl. XVI. (Ur, 309; Ur, 308. ) Seals of the servant of Enheduanna.

GADD, C.J. and Kramer, S.N. UR EXCAVATIONS TEXTS VI Part I The Trustees of the British Museum and the University of Pennsylvania. P. 10. Nos. 107-110. Plates CXV-CXXI.

Groenewegen-Frankfort, Henrietta. ARREST AND MOVEMENT. "The Integration of Figure and Design in the Pre and Proto dynastic Period", p. 151.

Goodrich, Norma Lorre. PRIESTESSES. Franklin Watts, NY, Toronto. 1989. Pp 2-15; 85-110.

Hall, Mark G. A STUDY OF THE SUMERIAN MOON GOD, NANN/SU'en, University of Pennsylvania, 1991. Dissertation. P, 103-110, 226-27, 395-401, 469-480, 592-605, 666-737, 764-775, 888-895.

Hallo, W.W. and Simpson, W. THE ANCIENT NEAR EAST: A HISTORY. New York, Harcourt, Brace Jovanovich. 1971.

Hallo, W.W. and J.J. A van Dijk. THE EXALTATION OF INANNA. New Haven, 1968.

Hallo, W.W. (1969) "The Cultic Setting of Sumerian Poetry", 17ieme Rencontre Assyrioilogique Internationale

Hallo, William W. "Women of Sumer", pp. 23-34; esp. p. 29. THE LEGACY OF SUMER, ed. Denise Schmandt Besserat

Hatz, Melanie J. " Disk of Enheduanna, daughter of Sargon", pp. 128-129. ART OF THE FIRST CITIES. The Third Millenium B.C. from the Mediterranean to the Indus. Joan Aruz, Editor. The Metropolitan Museum of Art, New York, 2003.

Jacobsen, Thorkild. THE HARPS THAT ONCE…Sumerian Poetry in Translation. Yale University Press New Haven and London 1987. Intro xi, xii. Enheduanna

Jacobsen, Thorkild. THE TREASURES OF DARKNESS. A history of Mesopotamian Religion. Yale University Press, New Haven and London, 1976. "Third Millennium Metaphors: The Gods as Rulers. Individual Divine Figures, p. 135-143. "Innana=Infinite Variety.

Kramer, Samuel Noah. FROM THE POETRY OF SUMER. "Creation, Glorification, Adoration." University of California, Berkeley, Los Angeles, 1979.

Kramer, S.N. "Poets and Psalmists", pp. 12-21, esp. p. 13. THE LEGACY OF SUMER ed Besserat, Denise Schmandt.

Leick, Gwendolyn. A DICTIONARY OF ANCIENT NEAR EASTERN MYTHOLOGY. "Exaltation", pp. 61-62, p. 87.

Legrain, Leon. UR EXCAVATIONS X: Seal Cylinders. Philadelphia and London University Museum, Philadelphia and The British Museum Joint Expedition. Chapter Five. Sargonid Seals.

Moorey, P.R.S. "What do we know about the people buried in the Royal Cemetery?" EXPEDITION fall 1977. p. 38

Moortgat, A. An ARCHAEOLOGY of ANCIENT MESOPOTAMIA. London and New York, 1969. p. 48, Fig. 209

Muscarella, Oscar White. Ed. LADDERS TO HEAVEN. Art Treasures from the Lands of the Bible. 47: "Horned Headdress" Madeline Novak. Pp. 90-92. Royal Ontario Museum, Toronto. 1981.

Nagel, Wolfram. Strommenger, Eva. Berlin. "Reichsakkadische Glyptik und Plastik im Rahmen der Mesopotamisch-elamischen Geschichte", pl 153, 158. "Enheduanna und ihre Denkmaler in Ur". Pp. 178-181.

Nissen, Hans J. "'Sumerian" vs. "Akkadian" Art: Art and Politics in Babylonia of the Mid=Third Millennium INSIGHT THROUGH IMAGES. Studies in Honor of Edith Porada. Bibliotheca. Mesopotamica 21. Malibu, California. 1986.

Oates, Joan. BABYLON. "From Sargon to Hammmurabi", "akkadian empire and administration" Thames and Hudson. 1986. pp. 38-39.

Pritchard, James B. THE ANCIENT NEAR EAST. Vol. II. A New anthology of texts and pictures. "Hymnal Prayer of Enheduanna: The Adoration of Inanna of Ur. Pp126-132..

Renger, J. "Untersuchungen zum Priestertum in der altbabylonischen Zeit", ZA 58 NF(1967), pp. 110-188, (136); 114

Sjoberg, A. "In.nin.sa.gur. ra" Hymn to the Goddess Inanna by the en_Priestess Enheduanna" Zeitschrift fur Assyriologie 65 RA 65 (1975) pp. 161-253.

Sollberger, E. and Kupper, J. INSCRIPTIONS ROYLES SUMERIENNES ET AKKADIENNES (Paris 1971) IIZ id (Ueti, 28a) RA 63, p. 180.

Spycket, Agnes. "La coiffure feminine en mesopotamie des origins a la Ire dynastie de Babylone" RA 49(1955): pp 113-128.

Spycket, Agnes. La Statuaire de Proche-Orient Ancien. Chapter IV. "La Dynastic D'Akkad ou D'Agade(2335-2150 B.C.) " esp. p. 168 and p. 170. PP. 406, 427-28. E.J. Brill, Leiden-Koln, 1981.

Strommenger, Eva. 5000 Years of the ART OF MESOPOTAMIA. Harry N. Abrams, Inc, NYC. Pp. 29-33.

Van Dijik, J. (1976) "Le Motif Cosmique dans la pensee sumerienne' Acta Orientalia 28.

Weadock, P. "The Giparu at Ur". IRAQ 37 (1975), pp. 101-128.

Westenholtz, AAGE. "Old Akkadian School Texts, Some Goals of Sargonid Scribal Education. " AFO 25: 95-110.

Westenholtz. Aage. "The Old Akkadian Empire in Contemporary Opinion", POWER AND PROPAGANDA, M.T. Larsen, Copenhagen, 1979.

Westenholtz, Joan Goodnick. "Heroes of Akkad." AOS 65-1984.

Winter, Irene J. "The King and the Cup": Iconography of the Royal Presentation Scene on UR III Seals." INSIGHT THROUGH IMAGES, ed. M.K. Buccellati, Bibliotheca Mesopotamia, vo. 21.

Winter, Irene J. "Women in Public: The Disk of Enheduanna. The Beginnings of the Office of En-Priestess and the Weight of Visual Evidence." La Femme dans le Proche-Orient Antique, Editions Recherche sur les Civilizations. Paris, 1987.

Wolkstein, Diane and Kramer, Samuel Noah. INANNA. QUEEN OF HEAVEN AND EARTH. Her Stories and Hymns from Summer Harper & Row, NY 1983.

Wooley, Leonard, Sir. UR EXCAVATIONS. Vol.II. THE ROYAL CEMETERY. A Report on the Predynastic and Sargonid Graves Excavated Between 1926 and 1931. The Carnegie Foundation. 1934. pp. 6, 27, 28, 209, 211, 282, 312, 315, 320, 333-35, 358.

(*) Former Asian Lecturer for the Commonwealth Series, administered by the University Museum of Archaeology and Anthropology.


Enheduanna es la primera mujer en la historia de la cultura que les dio nombre propio a sus escritos 11. Antes de ella, los escribas realizaban un trabajo anónimo, porque el mismo no les pertenecía, era de sus patronos. No olvidemos que la mayoría de tales escribas eran esclavos 12. Y casi podría sostenerse que con Enheduanna se inicia la historia de la literatura mundial.

Empezamos a saber algo concreto sobre ella hasta 1926, cuando Sir Leonard Woolley descubrió un disco de alabastro en cuya parte posterior venían algunas inscripciones donde se hablaba de la Suprema Sacerdotisa de la Diosa Luna. Junto a ello también, tenemos datos fragmentarios sobre tres himnos dedicados a dicha diosa, y 45 más para atender los rituales en los templos13.

El disco que mencionamos se encuentra en el Museo de la Universidad de Filadelfia; pero las investigaciones fueron retomadas hasta los años sesenta y ochenta, cuando el proceso de desciframiento de las escrituras de algunos de estos textos estuvo más o menos avanzado 14.

El problema es que dicho disco se encontró en pedazos y hubo que realizar una labor de reconstrucción importante, porque los mismos antiguos parecen haberlo destruido intencionalmente, más que nada cuando los sacerdotes encontraron muy duro de aceptar el nombramiento de la hija del rey como Suprema Sacerdotisa, pues ello significaba pasar por encima de su autoridad y su conocimiento 15. Felizmente, una copia del mismo disco fue hecha 1900 años antes de Cristo en Babilonia, con la cual fue más fácil la labor de reconstrucción testimonial 16.

La historia nos cuenta que Enheduanna era la hija del rey acadio Sargón (2371-2316 AC), fundador del primer reino histórico de que se tenga memoria, cuando tras invadir Sumeria y obligar a su rey Lugalsagisi a casarse con su hija 17, logra fundar el imperio acadio de los sargónidas, que se prolongaría por unos 150 años. Este acontecimiento es decisivo en la historia de la civilización, porque este es el momento cuando la primera lengua culta de que se tenga conocimiento, el acadio, empieza a expandirse por el resto de Mesopotamia, y llega a constituirse en la base, en el punto de partida, de todas las lenguas posteriores 18. No olvidemos sin embargo, que el acadio se basa en el sumerio, una lengua de la que prácticamente ignoramos todo.

Sargón sabía que, la mejor estrategia para controlar a los pueblos de ese momento, era el establecimiento de una nueva disciplina religiosa desde los templos, y con ello facilitaría su acceso a los graneros, los arsenales y las decisiones políticas importantes. Nunca tendría mejor aliada que su hija, quien en realidad, empezó a escribir apenas 350 años después de que la escritura estuviera plenamente constituida.

Con tan poca tradición detrás de ella, el logro es realmente impresionante 19, cuando en ciudades como Ur, Uruk, Eridú y Lagash, el poder real lo tenían en sus manos los sacerdotes. Precisamente, aprovechando los desacuerdos religiosos que se suscitaban en Sumer, que de hecho giraban en torno al control sobre los graneros, Sargón se hizo con el poder en esa región del sur de Mesopatamia. Un poder que se sostendría sobre los fundamentos de la tremenda presión ejercida por los sacerdotes, quienes nunca aceptaron a Enheduanna como Suprema Sacerdotisa de Inanna y An, dioses acadios por antonomasia, que no podían ser ritualizados por una mujer que no fuera virgen 20.

De aquí que, una vez que el imperio acadio se desplomó, los mismos sacerdotes hicieron lo posible por borrar todo testimonio de la existencia de Enheduanna. Esta sería una práctica ampliamente extendida en el Próximo Oriente Asiático y en el Egipto antiguos, como veremos más adelante con los casos de Hashepsut, Nefertiti y Cleopatra.

El templo funerario de Hashepsut.

Es evidente que Sargón usó a su hija con propósitos políticos. La unión religiosa de Sumer y Akad le granjeó buenos resultados a Sargón, quien en su momento llegó a tener un ejército de unos 5,400 hombres y sería sucedido por cinco emperadores más. Con todos los mecanismos del poder en sus manos, logró también centralizar el comercio exterior del imperio, y obligó a todos los navegantes que pasaran por las costas de Mesopotamia, a visitar sus puertos. Pero la dinastía de los sargónidas hizo todavía más, logró crear una tradición en Mesopotamia mediante la cual los hijos o hijas y demás parientes de los reyes, irían a ocupar también puestos políticos y religiosos vertebrales en la administración imperial21.

Pero Enheduanna, la primera mujer con nombre propio en la historia de la civilización, siempre supo que los himnos, poemas y oraciones que componía adquirían en manos de su padre un propósito político muy concreto. Con eso claro, la mujer logró entretejer algunos datos de su historia personal con los cantos y loas a los dioses que servía 22. De esta manera, hemos llegado a saber que se hacía acompañar de un mayordomo (Adda), que la asistía en todas sus actividades religiosas y de palacio 23.

De cualquier manera, Enheduanna recibió de su padre la oportunidad para que con sus cánticos religiosos se entremezclara también su propio malestar, al no recibir la corona de Ur, y por la desaprobación de los sacerdotes. Mediante su identificación con Inanna, la sacerdotisa pudo hacer notar a la posteridad sus sufrimientos ante la pérdida de su belleza y su evidente envejecimiento.

Enheduanna enriqueció los ritos y con sus himnos promovió la aparición de una liturgia más compleja, que sería luego muy bien aprovechada por los egipcios (Isis) y por los griegos (Afrodita) 24. Ese paso de una teogonía plana y previsible, a otra personal e íntima puede ser considerado el aporte más notable y maduro de Enheduanna a la civilización y a la historia de la cultura.

Si algunos autores consideran que a Enheduanna debemos recordarla por ser la hija talentosa y audaz del emperador acadio Sargón I, los méritos personales de la mujer son únicamente suyos y no deben atribuirsele a nadie más, ni aún a su padre. Con ella se inicia, no lo olvidemos, la larga ruta que conduciría a las mujeres a ser reconocidas por sí mismas, y no por la sombra de los hombres que las acompañan.

El ejemplo de Enheduanna sería continuado por otras tres mujeres realmente asombrosas, que lograron levantar la cabeza por encima de civilizaciones construidas por hombres, para quienes las mujeres generalmente eran sólo parte del ganado. Recordemos que, a pesar de ser hija de rey, Enheduanna tuvo serias dificultades para ser aceptada. Y lo hizo de manera sutil y velada las más de las veces, porque de lo contrario los sacerdotes la hubieran borrado de la historia antes de lo que tenían planeado. De esta manera, no es un argumento válido el que sostiene que, por ser reinas o sacerdotisas les era más fácil ser reconocidas. De haber sido así, la historia de Egipto por ejemplo, estaría plagada de reinas y princesas que tuvieran en sus manos el poder económico, político y militar de su país. Y son muy pocas las que podemos mencionar como destacadas en estos terrenos.

HASHEPSUT (1479-1457 AC): LA MUJER QUE FUE REY.

Hashepsut.

Si hay en la historia uno de esos seres humanos privilegiados por los dioses con todos sus favores, ese es el caso de esta reina egipcia de la 18ª. Dinastía. A una extraordinaria belleza, se unían también una gran inteligencia y un carácter fortalecido con los dones de la templanza, el acierto y la devoción por sus ideas y proyectos 25.

Hatshepsut es el antecedente más noble que pueda mencionarse de otras reinas como Catalina II de Rusia, Cristina I de Suecia o Isabel I de Inglaterra, todas ellas reinas con todas las bondades y miserias de que puede ser capaz una mujer, o cualquier otro ser humano. El contraste aquí lo establece el hecho de que llegar a ser faraón en el Egipto antiguo para una mujer, podía significar un tremendo cúmulo de problemas, intrigas y venganzas, producto de un sexismo inveterado que solamente puede explicarse con la teoría de la evolución, y sus posibles insuficiencias.

Hashepsut fue la hija preferida de los tres que tuvo el bondadoso y atemperado rey Tutmosis I (1504-1492 AC), con la dulce Ahmos (1539-1514 AC), de quien sabemos muy poco, a no ser por ciertos detalles que se escribieron en la tumba de Hashepsut, donde se dice únicamente que fue su madre, y una de las consortes del dios Amón 26.

En estos casos, el estudioso contemporáneo se encuentra con un enigma: ¿por qué en el Egipto antiguo era relativamente más fácil (al menos para las mujeres de palacio) ser consideradas por los hombres como sus iguales? 27. Porque, a pesar de la serie de enfrentamientos y malestares que tuvo que tolerar, sobre todo aquellos que le oponía su medio hermano Tutmosis III (1479-1425 AC), Hashepsut fue capaz de reinar durante veinte años.

¿Cómo lo hizo? Ahí está precisamente el corazón de esta parte del ensayo. Porque estamos hablando de una mujer que logra gobernar con éxito a la civilización más poderosa e influyente de la antigüedad 28.

Después de que murieron dos de sus hijos, el rey Tutmosis I decidió que su hija sería quien lo sucedería, porque, se dice, ella se consideraba a sí misma la hija predilecta del dios Amón. El medio hermano y esposo de ella, Tutmosis II, no alcanzó a gobernar más de cuatro años, pues murió de una rara enfermedad de la piel; cáncer con toda seguridad 29.

Otro de los hijos de Tutmosis I, Tutmosis III, quien gobernaría entre 1479 y 1425 AC, no pudo sucederlo cuando su padre murió, porque carecía de la edad indicada para ello, y Hashepsut lo hizo en calidad de reina regente, al menos por un tiempo. Pero ella no era del tipo de soberana que se sienta a esperar hasta que el heredero de la corona madure para ocupar el puesto30.

Mientras ese momento llegaba, Hashepsut se dedicó tiempo completo a construirse un monumental templo funerario en Deir-El-Bahari, obeliscos y otros edificios públicos que la inmortalizarían. Senmut, su arquitecto y amante, (un hombre excepcional, capaz de desenvolverse sin problemas en unos ochenta oficios diferentes) se encargaría personalmente de toda esta labor. Pero la reina estuvo también muy activa agilizando las

relaciones comerciales de Egipto con otras naciones del Próximo Oriente, que abastecían a su país de marfil, maderas preciosas, especies y otros materiales de construcción 31.

Durante todo el tiempo en que Hashepsut estuvo al frente de Egipto, Tutmosis III se propuso obstaculizarla. Algunos autores creen incluso que pudo haberla matado, lo mismo que a su amante y a la hija de ambos, Nofrure. Llegan a esta conclusión porque, una vez que todos ellos desaparecieron, Tutmosis III estuvo muy ocupado borrando sus nombres de todos los templos y registros donde fue posible. Incluso sus tumbas fueron saqueadas poco después de enterrados y sus momias desaparecieron definitivamente.

La tarea se hizo más fácil porque, Hashepsut por ejemplo, acostumbraba vestirse como hombre y usaba barba postiza en las celebraciones públicas. Sustituir su figura esculpida en todos los templos de Egipto con los nombres de Tutmosis I, II o III fue relativamente sencillo y muy efectivo, porque esto mantuvo el nombre de la reina oculto hasta el siglo XX 32.

Hashepsut utilizó con mucha habilidad las creencias de su pueblo, y la leyenda de su nacimiento fue de una gran utilidad para consolidar su poderío. Se dice que su madre Ahmos fue embarazada por Tutmosis I con la inspiración del dios Amón-Ra, y también que su cuerpo fue forjado por las manos de los dioses, a partir del barro. Se dice que la niña les fue llevada por mensajeros divinos. Una vez que esta leyenda tomó forma, resultó más cómodo hacer que el pueblo egipcio aceptara a su reina con barbas e indumentaria masculinas. La historia de amor entre ella y su arquitecto ha sido también motivo de especulaciones históricas, poesía y todo tipo de literatura 33. Sobre todo después que todos los esclavos que participaron en la construcción de su tumba fueran aniquilados, para conservar el secreto de la misma y la pureza de la leyenda.

Es un hecho que Hashepsut logró construir más templos, obeliscos y obras públicas en general que todas las reinas egipcias juntas, posteriores a ella. Pero su labor no sólo nos refleja la grandeza a que podía aspirarse como Faraón, hombre o mujer, sino también los riesgos que la empresa suponía. Más que nada sostenerse con vida en el poder. Ella lo logró durante veinte años.

Cuando Tutmosis III la sucedió en el trono, se inició un nuevo capítulo en la historia de Egipto, lleno de gloria militar y de grandes avances culturales. No en vano a este Faraón se le conoce como el Napoleón del Egipto Antiguo. Pero pudo hacerlo en gran parte, debido a los cambios ideológicos y religiosos que Hashepsut alcanzó a introducir durante su paso por el gobierno de Egipto 34 .

Indiscutiblemente, un ejemplo así iba a ser imitado, pero tendríamos que esperarnos un largo período para que la historia de Egipto nos diera otra reina con las mismas y otras cualidades similares a las de Hashepsut. Nos referimos a Nefertiti.

NEFERTITI (1341-1337 AC):
LA MÁS BELLA ENTRE LAS BELLAS HIJAS DE ATÓN.

Nefertiti.

Considerada hasta la actualidad, como la mujer más bella de la historia, Nefertiti, la esposa real de Amenofis IV (1352-1336 AC), también conocido como Akhenaton, participó muy de cerca con su esposo en la revolución religiosa que iniciaría en Egipto, hacia el final de la 18ª dinastía y que, según LA TEORÍA DE FREUD, (Totalmente falsa, ya que este autor estaba tratando de buscar un origen a Yahvé, el dios de Israel) ) , dio lugar a las primeras expresiones del monoteísmo en la historia de las religiones 35.

A la edad de veinte años, Amenofis IV decidió romper sus lazos religiosos con la tradición heredada por el Imperio Medio, y decidió cambiar la capital de Egipto de Tebas a Tell-el-Amarna. El territorio fue bautizado como Akhet-Atón, que significaba "el nuevo horizonte de Atón". La creencia inicial en un dios único, motivó el surgimiento de lo que los expertos llaman, "la nueva teología solar", con la cual las prácticas religiosas en Egipto se vieron modificadas a profundidad 36.

Una religión más íntima, en la que todos y cada uno de los miembros de la familia real participaban activamente, llevó a límites inconcebibles  hasta entonces en una mujer , la productiva creatividad de la reina Nefertiti, quien se cambió de nombre en los primeros momentos de su reinado, como parte del proceso de conversión a los nuevos ideales religiosos . Así, decidió llamarse Neferneferuaten-Nefertiti (Nofret, para hacerlo más pronunciable), que significaba "la más bella entre las bellas hijas de Atón". Lo mismo hizo el rey, quien decidió que de ahora en adelante sus súbditos deberían llamarlo Akhenaton, "El amado de Atón".

Nada de esto sorprende en la vida cotidiana del antiguo Egipto, si tenemos claro que uno de los aspectos centrales de las costumbres religiosas en esa sociedad, era la plena participación de la familia en los rituales respectivos. Durante este renacimiento religioso, también conocido como el período de el Amarna, la pareja real gustaba de ser pintada, esculpida y narrada junta a sus tres hijas, y todos ellos fueron siempre descritos de una manera idealizada, más cercanos a Dios que a los hombres.

Para enfrentar la oposición de los sacerdotes de Amón-Ra, la incuestionable y eficaz representación del politeísmo egipcio en el Imperio Medio (dinastías 11 y 12), Akhenaton, contó con la brillante ayuda de Nofret, su esposa. Infelizmente no podemos exponer con lujo de detalles en qué consistió la revolución religiosa en que ambos monarcas se vieron involucrados, y con ellos el resto de la sociedad egipcia. Pero sí podemos apuntar que estaban modificando a fondo, cerca de 1500 años de prácticas religiosas politeístas y el proceso iba a contar con una fiera oposición. Las historias de la 18ª. Dinastía y de Egipto serían totalmente otras si no fuera por los cambios que estos reyes ensayaron, pues la situación sería revertida, como se verá más adelante. Además, con su intento, prepararon el terreno para la aparición posterior del monoteísmo, tan caro a Occidente 37.

La importancia de mencionar este tipo de transformaciones culturales radica en que los participantes o sujetos esenciales en ellas, no siempre son lo que creíamos que eran. Nefertiti se sirvió con gran sabiduría, como había hecho Hashepsut en su momento, de los elementos ideológicos más y mejor articulados de la sociedad egipcia. Y uno de ellos era precisamente la familia38.

La familia real del faraón Akhenaton.

Ahora bien, el interés egipcio por fortalecer la familia, reposaba sobre fundamentos eminentemente prácticos: una prole bien nutrida, saludable y fuerte. Por eso es que se cuidaba y se atendía tan bien a las mujeres, aunque con frecuencia para ellas, era agotador compartir el poder con sus hombres. Esto, como puede notarse, no tiene nada que ver con la moralidad victoriana, para la cual, una familia grande consolidaba los valores de la burguesía más imperialista del siglo XIX. Ciertos historiadores ingleses de la época entonces, aprovecharon la posible comparación para hacer una propaganda de los principios de la civilización occidental, que establecía una relación muy endeble con la verdadera herencia del antiguo Egipto.

Para los egipcios los niños tenían poderes mágicos, y eran muchas las bendiciones que se podían recibir en proporción, si se traían muchos al mundo. Con ese propósito, había que casarse temprano, porque la infertilidad para las mujeres era una desgracia total. Era frecuente oír de matrimonios entre niñas de 8 y 12 años con hombres de más cuarenta e incluso cincuenta años 39.

Nefertiti fortaleció con generosa agresividad el culto de Atón y acompañó a su marido (SEGÚN ALGUNAS TEORÍAS ) en la despiadada persecución de los adoradores de Amón-Ra. No olvidemos que para los antiguos egipcios el culto a los muertos era parte de una cotidianidad difícil de modificar de la noche a la mañana. Y a pesar de los entusiastas esfuerzos por imponer el culto de Atón, los reyes no pudieron eliminar las cultos locales, que se fueron vigorizando conforme pasaba el tiempo y los monarcas daban cada vez más pruebas de intolerancia. Este enfrentamiento con el viejo clero de Tebas terminaría por debilitar a la monarquía, que se encontraría en un momento incapaz de contrarrestar las invasiones de los Hititas 40.

Nefertiti y Akhenaton decidieron finalmente separarse y terminaron por casar a sus hijas con mucho oportunismo((SIN DEMOSTRAR) . Una de ellas sería la esposa del futuro Tutankhamón, célebre por su tumba y por haber restituido los derechos del clero de Tebas 41. Akhenaton, "el rey hereje" como se le conoce comúnmente, al final, no figuraría en el catálogo de los faraones, SIN QUE SE SEPA POR QUÉ. Lo de "hereje" es una bobada,porque en Egipto nunca hubo un "dogma oficial"..

Era frecuente oir decir que " la madre de Akhenaton, Tii, lo llamara a la cordura y a la prudencia, en su supuesta transformación revolucionaria de las creencias y costumbres religiosas de los egipcios (otra tontería ) . Y también con regularidad, la sabia mujer, principal responsable de las debilidades de carácter del rey, a quien crearía mimado y caprichoso en virtud de su endeble condición de salud, tendría que contradecir las constantes interferencias de Nefertiti en la buena marcha de la monarquía egipcia(Esta afirmación no tiene ni pies ni cabeza).

Nefertiti y su esposo creían en el halago de los cortesanos y los mantenían bien atendidos y totalmente involucrados en los ritos de palacio. Cuando los monarcas decidieron pasar de una estatuaria rígida y poco expresiva, a una más vital y natural, el arte en el-Amarna cambió completamente. Así como la percepción que la gente común empezó a desarrollar de sus reyes, pues este fue el momento en que dejaron de ser pintados como dioses para empezar a serlo como simples mortales42. EL ARTE DE AMARNA CAMBIO POR INFLUENCIA EGEA,MINOICA.LOS DEMUESTRAN LAS ÚLTIMAS EXCAVACIONES ARQUEOLÓGICAS Y LAS DE PETRIE, a principios del siglo XX.

Son reiterativas las escenas familiares en que la pareja real sale de paseo con sus hijas, para que todo el mundo los vea. En todo ello, la principal guía y motivación fue Nefertiti. Indiscutiblemente sin ella, el arte propagandístico, así como la religiosidad de Egipto jamás hubieran cambiado. Entonces, qué duda queda, si las mujeres egipcias tenían esa sensibilidad tan desarrollada, difícilmente podemos imaginarnos a Cleopatra, por ejemplo, asumiendo el papel promiscuo y frívolo que Hollywood ha querido vendernos de ella. Este es entonces un buen momento para decir algo al respecto.

CLEOPATRA (69-30 AC.): LA ÚLTIMA EMPERATRIZ (este titulo no existe en Egipto) EGIPCIA.

LA REINA CLEOPATRA.

Son varias las películas que se han rodado hasta ahora con la figura de Cleopatra como protagonista central: algunas de ellas son las siguientes, una de 1917, con Theda Bara realizada por la Fox; otra con Claudette Colbert, dirigida por Cecil B. DeMille en 1934 para la Paramount; otra más con Vivien Leigh de 1945 para la Rank Co. ; una de 1954 con Sofía Loren, y finalmente una más de 1963 con Elizabeth Taylor, que se ha convertido en la película clásica del género 43. Esto sin mencionar la serie de ellas realizada por los italianos entre 1910 y 1913, durante sus guerras contra los turcos, y la encargada por Mussolini para fines de propaganda fascista 44. De hecho se dispone de 38 películas sobre Cleopatra, de diferentes procedencias nacionales.

Junto a las 960 películas filmadas entre 1896 y 1983 con temas relacionados, podemos mencionar también, para los años que van de 1540 a 1905, y con particular referencia al caso de Cleopatra, 127 piezas de teatro, 77 dramas, 45 óperas, y 5 ballets 45. Con esta evidencia tan abrumadora no nos queda más que preguntarnos, ¿qué ha hecho que la historia de Cleopatra tenga ese indescifrable embrujo? Aparentemente, por un lado, el meollo de esta cuestión radica en la sensibilidad que genera la relación entre Cleopatra y Marco Antonio. Por otro, la paradójica dependencia de este último con los inicios del Imperio Romano, y sobre todo con Octavio, luego llamado Augusto, primer Príncipe  de Roma, tiene aristas psicológicas y emocionales que los directores norteamericanos de cine, han ordeñado con asertiva eficacia. Pero tratemos de explicar la procedencia de la hostigosa sensiblería que se ha generado sobre un tema en apariencia banal.

Elizabeth Taylor en su papel de Cleopatra, la película de 1963..

En realidad Cleopatra no era egipcia, era de familia griega, aunque su familia tenía relaciones con los egipcios desde hacía 300 años, cuando a raíz de la muerte de Alejandro Magno (356-323 AC.), sus generales se dividieron el imperio y a los Ptolomeos les correspondió en suerte (por decisión de Ptolomeo ) la parte oriental. Cleopatra era la segunda hija de Ptolomeo XII, quien al morir en el 51 AC. dejó a la niña, con su hermano y esposo Ptolomeo XIII, al frente del rico y abundante reino de Egipto46.

Los conflictos entre los hermanos y esposos no se hicieron esperar, y la guerra civil estuvo a la orden del día. Cuando Julio César llegó a Egipto, las artes diplomáticas de la reina Cleopatra  VII se pusieron en evidencia, y así logró que el romano peleara por ella para ser restituida en el poder, junto a su otro hermano Ptolomeo XIV47.

Tras  la victoria, César dejó Egipto y en el 47 AC. Cleopatra daba a luz un hijo suyo, Cesarión. Puede comprometernos sostener que César se interesaba en la reina egipcia más de lo que las riquezas de Egipto pudieran haber ofrecido al expansionismo de los romanos. Pero era un hecho indubitable que el padre de Cleopatra tenía enormes deudas con estos últimos, a quienes debía agradecer que su país no hubiera sido invadido antes de lo previsto. Pero una vez que César fuera asesinado entre el 44 AC. y el 45 AC., la reina egipcia tuvo que regresar a su país, por miedo a que la mataran también. Durante dos años, fue la amante de César, quien la tuvo en Roma en una de sus villas, en contra de las morisquetas que esta relación producía entre sus enemigos.

Tres eran los posibles sucesores del dictador Julio César, Octavio (63 AC.-14 DC.), su sobrino, Marco Antonio (83-30 AC.), uno de sus mejores y más leales amigos, y Lépido(¿-13AC.). Pero el primero era todavía muy joven (19 años), y el segundo, el más experto, logró que su parte en la división de la herencia de Julio César fuera la mayor y la más atractiva, lo que incluía al país más rico del Cercano Oriente, Egipto, el granero del Mediterráneo y poseedor de una flota de considerables proporciones.

La Biblioteca de Alejandría.

Pero, para obtener todo eso, había que negociar con la reina Cleopatra, la única de su familia que aprendió el egipcio y hablaba a sus súbditos en varias lenguas extranjeras 48. Una mujer con un enorme conocimiento de las facultades del Nilo, y que manejaba al dedillo las necesidades de su pueblo. Al mismo tiempo, la principal responsable de conservar y proteger la maravillosa biblioteca de Alejandría (con cerca de 400,000 rollos de papiro), que terminaría consumida por las llamas 49.

No sabemos si la pasión tiene un lugar destacado en la historia de la humanidad, no obstante la idea que tenían Marco Antonio y Cleopatra era continuar los pasos de Alejandro Magno, y para ello él empezó por deshacerse de la hermana de ella con el afán de remover todos los obstáculos posibles. Cuando en el 42 AC. en la batalla de Filipos, el general Marco Antonio logró aniquilar a los asesinos de Julio César, inmediatamente pensó en la conquista de Persia. Con ese objetivo le pidió a Cleopatra que lo esperara en la ciudad de Tarso, donde al final encontraría en ella a su aliado ideal. Dos años después vendrían al mundo los gemelos Cleopatra Selene y Alexander Helios. Ese mismo año Marco Antonio regresó a la capital del imperio, para buscar un acuerdo con Octavio sobre las condiciones del imperio, y sobre su situación política en Roma. Con ese afán, entre otras cosas, terminó casándose con la hermana del emperador,Octavia, quien vendría a ser la segunda esposa de Antonio. Tres años más tarde, buscó su regreso a Egipto, dejando a Octavia y a sus dos hijos, para iniciar la campaña contra Persia con el dinero de Cleopatra y de paso convertirla en su tercera esposa 50.

Esta actitud de Antonio no sólo enfureció a la reina egipcia, quien tenía mucho tiempo de no ver al general romano, sino también a Octavio que se sintió humillado ante el abandono de su hermana por una mujer que los romanos consideraban una ramera incestuosa e incivilizada. Inmediatamente Marco Antonio y Cleopatra se pusieron a dividir entre sus hijos las partes del imperio que Julio César les había heredado, incluyendo un tercer hijo llamado Ptolomeo y a Cesarión hijo de César. El senado romano reaccionó con presteza, más aún debido a la ilegalidad del matrimonio de Antonio con Cleopatra y les declaró la guerra a ambos, la que perdieron en la batalla de Accio en el 31 AC. La reina egipcia y el general romano finalmente se suicidarían en el año 30 AC.

Ahora bien, Cleopatra fue aceptada con dificultades por los romanos( No la aceptaron NUNCA) . Ellos la consideraban inculta, promiscua e incestuosa. Con gran facilidad ignoraron su educación griega y helenística. Pero fue precisamente Octavio quien iniciaría el mito de la historia de Cleopatra, porque al tratar de eliminarla , fortaleció todos los aspectos negativos de la mujer y por ende sus virtudes. Los componentes ideológicos que se encuentran en la base de este mito, tienen que ver, no sólo con la molestia inmensa que les producía a los romanos la enorme idea de una mujer gobernando Egipto, parte de su imperio después de todo, sino también por las costumbres religiosas y tradiciones de los egipcios como pueblo. En realidad, el gobierno de Cleopatra se sustentaba sobre una fusión entre el estilo griego de la ciudad-estado y la monarquía teocrática que había caracterizado a su cultura desde hacía dos mil años. Marco Antonio quiso participar de este estilo de vida promoviendo la creación de una sociedad de prácticas religiosas llamada LA VIDA INIMITABLE, con la cual, junto a Cleopatra, fortalecería los ritos dionisíacos en busca de la divinización de ellos dos como soberanos de Egipto. Por eso con frecuencia los romanos llamaban despectivamente el egipcio a Marco Antonio.

Quienes se encargarían entonces de hacer circular este tipo de información y de criterios para combatir al "egipcio y a la ramera incestuosa" serían los poetas romanos, tales como Virgilio (70-19 AC.), Horacio (75-8 AC.), y Propercio (47-15 AC.). Marco Antonio aparece descrito como un debilucho, un hombre sumiso y dependiente de su mujer, Cleopatra, quien emerge dominante, antojadiza y tiránica, dispuesta a todo con tal de humillar al soldado romano. Para estos poetas, el sitio correcto de la mujer está en la casa, donde pueda ser la siempre gentil servidora de las necesidades de su hombre.

Para Virgilio incluso la batalla de Accio tenía importancia cósmica, porque de lo que se trataba era de defender los principios de la cultura romana, contra el bárbaro que practicaba el incesto como forma de reproducir su visión de mundo, entre otras cosas, basada en la práctica del matrimonio filial de naturaleza mística, similar al que enseñaban los griegos cuando hablaban de sus dioses Zeus y Hera por ejemplo.

Durante la Edad Media, en los siglos XIV y XV para citar un ejemplo, escritoras de la época ni siquiera mencionan a Cleopatra. Bocaccio (1313-1375) le dedica algunas líneas, y son los árabes, para quienes el concepto de lo greco-latino no tiene sentido, quienes tratan a Cleopatra con la debida condescendencia debido a su significativa importancia oriental.

De ahí en adelante, el mito de Cleopatra adquiere además otras tonalidades, pues es hasta 1519 que se traduce LA VIDA DE ANTONIO de Plutarco (46-119 DC.). Con esos antecedentes, el Renacimiento, en virtud de su preocupación por lo clásico antiguo, reconsiderará algunos aspectos del mito de Cleopatra. Será Shakespeare (1564-1616), con obras como ANTONIO Y CLEOPATRA (1607), quien traerá de nuevo al tapete el asunto, y aunque tratará con distancia la desnaturalización que se hiciera de la pareja desde tiempos de Augusto y Virgilio, el poeta inglés casi no hizo mención de Oriente en su obra.

Así, la historia de Marco Antonio y Cleopatra se habrá vuelto un tema que implica una enorme cantidad de incidencias culturales, políticas y religiosas. Habrá puesto en el centro de nuestra atención, la validez de las civilizaciones orientales, contra los esfuerzos de los occidentales por eliminarlas.

Durante el siglo XVIII el asunto casi no se mencionó, y serían algunos pintores quienes lo tocarían con mucha tibieza para decir lo menos. La fundación de la Escuela de Lenguas Orientales en París en 1795, un ejemplo magnífico del cosmopolitismo de la revolución y de los ideales de la Enciclopedia, abrieron nuevos rumbos al tratamiento del mito de Cleopatra. La expedición napoleónica en 1798-1799 y el desciframiento de los jeroglíficos egipcios por Champollion (1790-1832) en 1820, harían que el siglo XIX viera con más arraigo el tema que comentamos. Con la expansión imperialista europea de la segunda parte del siglo XIX, Cleopatra surge pujante y vertiginosa, pues azuza el conflicto entre Oriente y Occidente más que nunca.

El siglo XX, en fin, se abre con una obra de George Bernard Shaw (1856-1950) titulada CÉSAR Y CLEOPATRA (1901), donde la reina es dibujada como un personaje sumiso y obediente (Oriente). Y César aparece como un hombre fuerte y patrocinador de las más nobles causas de la civilización (Occidente). El mensaje imperialista está más que claro, a pesar de los desplantes seudo-socialistas de Shaw.

Es evidente que el mito de Cleopatra la convirtió en una alegoría de la indefensión supuesta de la mujer, y de la incapacidad de los débiles para gobernarse a sí mismos. La mujer, a la que se quiso convertir en el ejemplo supino de lo banal y lo amargo, terminó en la máxima representación de lo fácil que resulta manipular y distorsionar con propósitos espurios las virtudes de una persona o de toda una cultura. En América los españoles harían un excelente trabajo de esa factura.

CONCLUSIONES

Senemut, arquitecto y posible amante de Hashepsut.

La labor de las cuatro mujeres que aquí hemos estudiado, posiblemente para algunos es en parte desconocida; pero esperamos con este capítulo haber despertado su interés para que continúen conociéndolas. Fueron mujeres maravillosas como se habrá podido ver. El problema está en averiguar con qué vísceras hacemos nuestra lectura de sus historias personales: el cerebro, el corazón o el hígado.

Despiertan tantas pasiones, y éstas conducen a tal grado de distorsión de las personas de que estamos hablando que, cuando nos acercamos a ellos, es tal la masa de prejuicios, sevicia y mala intención que hay que remover que apenas nos queda algo por rescatar.

La figura de Enheduanna se agranda con el paso del tiempo, porque los pocos y modestos rastros que nos dejó de sus sentimientos, fueron suficientes para tener una idea de las serias limitaciones sociales y culturales a que estaba expuesta. Los himnos, los poemas, las oraciones y las canciones que nos legó (aunque fragmentarios) nos han permitido detectar la timidez, pero también la osadía con que algunas mujeres se enfrentaban al mundo de los hombres.

Ese solo hecho, atreverse a escribir, pudo atravesar la niebla de miles de años de silencio y opresión al que han estado sometidas las mujeres. En este caso, los nombres de Enheduanna, Hashepsut,Nefertiti y Cleopatra, se unen a los de los explotados, humillados y segregados por su condición social, étnica, religiosa y sexual.

En ningún momento podemos sostener, sin correr el riesgo de hacer afirmaciones gratuitas y no debidamente sustentadas,que estas cuatro excepcionales mujeres hayan estado en absoluta igual de condiciones que los hombres. El caso más flexible, Egipto, presenta problemas de análisis, cuando al hablar de sus mujeres nos percatamos que en términos generales hacían el trabajo duro, en el campo, en el taller de artesanía, en la casa. Cuando se las retrata se ven siempre más pequeñas que los hombres.

La verdadera originalidad de Egipto radica en que, para el tronco religioso fundamental de toda su teogonía, la reproducción es el motor definitivo de la acción civil, social y cultural de la mujer. Cuando no pueden tener hijos, o cuando los tienen defectuosos, su situación ante la comunidad se deteriora de manera ostensible. Que Hashepsut, Nefertiti o Cleopatra hayan llegado a ser reinas por derecho propio explica muy poco de sus verdaderas acciones políticas, religiosas y culturales.

Su nacimiento noble hizo factibles muchas transformaciones que el poder de sus familias les brindó, pero por encima de cualquier otra cosa, no debemos olvidar que se trataba de mujeres muy inteligentes, intuitivas, amorosas y extraordinariamente perceptivas de la situación en la que estaban viviendo.

De no haber sido así, el mito que los romanos hicieron recorrer por el mundo y la historia respecto a Cleopatra, no hubiera salido de los límites de la misma ciudad de Roma. El mito se tornó todopoderoso cuando generó el efecto contrario esperado por ellos, pues la mujer, Cleopatra, era portadora de una inteligencia tan grande y lúcida, que supo ver en el imperio romano el último bastión para salvar lo poco que quedaba de las glorias del antiguo Egipto. Paradójicamente, Roma se encargaría de recoger y fortalecer esa herencia, para bien de la cultura occidental.

Los besos y el sudor amorosos de Cleopatra en el lecho de Marco Antonio se esfumaron, pero aún está con nosotros la grandeza de la cultura egipcia. Una grandeza que Cleopatra incuestionablemente, como las otras mujeres estudiadas, supo construir con visión, sensibilidad, elegancia y fortaleza. Eso, ni el más misógino de los historiadores lo puede negar.

 

CITAS.

 

1 THE CREATION OF PATRIARCHY. (Oxford University Press. 1986) P.37.

2 En la valiosa colección de textos que dirigió ELENA CASSIN titulada LOS IMPERIOS DEL ANTIGUO ORIENTE. Vol.1 DEL PALEOLÍTICO A LA MITAD DEL SEGUNDO MILENIO (México: Siglo Eds.1970) no se hace ninguna referencia a ENHEDUANNA.

3 HAMER, Mary. "Cleopatra VII Thea Philopator" BRITANNICA ON LINE. London, Routledge, 1993. CLEOPATRA AND CAESARIUM PAGE.

4 BLOCH, Raymond y HUS, Alain. LAS CONQUISTAS DE LA ARQUEOLOGÍA (Madrid: Guadarrama. 1974) Pp.55-56.

5 GRAVES, Robert. LA DIOSA BLANCA (Madrid: Alianza Editorial. Edición castellana de 1994) Pp.76-93.

6 Idem. Loc.Cit.

7 RIPOLL PERELLÓ, Eduardo. PREHISTORIA E HISTORIA DEL PRÓXIMO ORIENTE (Barcelona: Labor. 1975) Pp.94-98.

8 WARD, William. "The Egyptian Economy and Non-Royal Women: Their Status in Public Life". Department of Egyptology, Brown University. 21 June, 1995.

9 RIPOLL PERELLÓ, Eduardo. Op.Loc.Cit.

10 ENHEDUANNA´S WRITINGS. THE CONCEPT OF PERSONAL GOD (DESS) COMBINED WITH THE POLITICAL/RELIGIOUS IN ENHEDUANNA´S CYCLE OF HYMNS TO THE GODDESS INANNA. (http://www.astr.ua.edu/4000ws/EN.html.) También (http://www.angelfire.com/mi/enheduanna/Enhedwriting.html.).

11 Idem. Loc.Cit.

12 NÄCK, Emil. EGIPTO Y EL PRÓXIMO ORIENTE EN LA ANTIGÜEDAD (Barcelona: Labor.1976) Pp.326-360.

13 ENHEDUANNA´S WRITINGS. Loc.Cit.

14 Idem. Loc.Cit.

15 Idem. Loc.Cit.

16 Idem. Loc.Cit.

17 Idem. Loc.Cit.

18 RIPOLL PERELLÓ, Eduardo. Op. Loc.Cit.

19 Idem. Loc.Cit.

20 ENHEDUANNA´S WRITINGS. Loc.Cit.

21 RIPOLL PERELLÓ, Eduardo. Op.Loc.Cit.

22 ENHEDUANNA´S WRITINGS. Loc.Cit.

23 Idem. Loc.Cit.

24 Idem. Loc.Cit.

25 BRUNNER-TRAUT, Emma. ALTEGYPTISCHE MARCHEN (Düsseldorf und Kusln.1979 5th ed. 1979 ) Pp. 76-87.

26 GARDINER, Sir Alan. EGYPT OF PHARAOS (New York: Oxford University Press. 1966 )The Eighteenth Dinasty.

27 Idem. Loc.Cit.

28 Idem. Loc.Cit.

29 Idem. Loc.Cit.

30 FÉVRE, Francis. LA FARAONA DE TEBAS. HATSEPSUT, HIJA DEL SOL (Barcelona: Planeta. 1986. Traducción de Josefina Guerrero) Capítulo VI.

31 Idem. Loc.Cit.

32 Idem. Loc.Cit.

33 Idem. Loc.Cit.

34 FRANKFORT, Henri. LA RELIGIÓN DEL ANTIGUO EGIPTO (Barcelona: Laertes. 1998. Traducción de Francesc Ballesteros Balbastre) Capítulo 2.

35 ALFRED, Cyril. AKHENATEN, KING OF EGYPT (London: Thames and Hudson. 1988) Pp234-245.

36 ALLEN, James P. "The Religion of Amarna". En ARNOLD, Dorothea (Editor). THE ROYAL WOMEN OF AMARNA. IMAGES OF BEAUTY FROM ANCIENT EGYPT (New York: The Metropolitan Museum of Art, 1996) Pp.86-97.

37 ARNOLD, Dorothea. "Aspects of the Royal Female Image during the Amarna Period". En ARNOLD, Dorothea (Editor). Op.Cit. Pp. 34-56.

38 TYLDESLEY, Joyce. HIJAS DE ISIS. LA MUJER EN EL ANTIGUO EGIPTO (Barcelona: Martínez Roca. 1998) Capítulo 2.

39 NÓBILE CARLUCCI, Laura Di. LA FAMILIA EN EL ANTIGUO EGIPTO (2 PARTES). 1998. (http://www.lander.es/~aede/laura-1html y 2html.).

40 GARDINER, Sir Alan. Op.Loc.Cit.

41 Idem. Loc.Cit.

42 JACQ, Christian. NEFERTITI Y AKENATON (Barcelona: Martínez Roca. 1997) Pp.190-200.

43 CALVAT, Renaud. "Cléopatre de Virgile á Mankiewicz. Origine et évolution d´un mythe". BULLETIN DE L´ARELAM. NO. XXXII, Juillet, 1995. Pp.43-57.

44 Idem. Loc.Cit.

45 Idem. Loc.Cit.

46 Idem. Loc.Cit.

47 GRANT, Michael. CLEOPATRA (Barnes and Noble Books. New York. 1995)
Segunda parte. Capítulo 3.

48 Idem. Loc.Cit.

49 MARLOWE, John. THE GOLDEN AGE OF ALEXANDRIA (London: Trinity Press. 1971)P.564.

50 PEYRAMAURE, Michel. CLEOPATRA (Barcelona: Planeta. 1998) Capítulo V.

 

Rodrigo Quesada Monge (1952), historiador costarricense con publicaciones en varias revistas de América Latina. Tiene nueve libros sobre la historia económica, social y cultural de América Central y del Caribe. Premio Nacional (1998) de la Academia de Historia y Geografía de su país.
 

Si usted desea comunicarse con Rodrigo Quesada Monge puede hacerlo a: histuna@sol.racsa.co.cr :SU BIBLIOGRAFÍA ESTÁ UN POQUITO ATRASADA PARA 2007