MUSEO VIRTUAL DE

 

HISTORIA DE LA MASONERÍA

   

 RICHARD COUDENHOVE-KALERGI (1894-1972)

 

Otto de Habsburgo con el conde Coudenhove-Kalergi el día de la concesión del premio Carlomagno en 1950

     

 

           

     

   Tras las fatídicas consecuencias de la Primera Guerra Mundial (1914-1918) el nuevo escenario político, económico y social hacía necesario proponer nuevas ideas para acabar con las incesantes contiendas. El 15 de noviembre de 1922 en el “Vossische Zeitung” de Berlín se publicó un artículo que despertaría gran interés al manifestar que “Pan-Europa aspiraba a ser una nueva fuerza, una nueva corriente de ideas. Si todos los estadistas europeos reconocieran la necesidad de que los europeos se unieran, Pan-Europa sería realidad dentro de seis meses”. El artífice de este artículo era el conde Richard Coudenhove-Kalergi, un importante pacifista, ensayista y geopolítico que sentaría las bases ideológicas del movimiento Paneuropeo. Nacido el 16 de noviembre de 1894 en Tokio, era el segundo hijo fruto del matrimonio de H. von Coudenhove, ensayista, embajador y diplomático del Imperio Austro-Húngaro en Japón, y Mitsuko Aoyama, aristócrata nipona. Esta confluencia cultural permitió al joven Richard convertirse en un reconocido erudito y estratega político de su tiempo. En sus primeros años, acudió a la Escuela episcopal de “Brixen”, en Tirol del Sur, finalizando sus estudios con las más altas calificaciones. Ingresará en el centro “Theresianische Akademie” de Viena entre 1908-1913, concluyendo con uno de los mejores expedientes académicos de su promoción. Cursó estudios universitarios en la disciplina de Historia de la Filosofía en las facultades de Múnich y Viena, finalizándolos con una tesis doctoral titulada, “Die Objektivität ais Grundprinzip der Moral” en la Universidad de Viena. A los pocos años contrajo matrimonio con Ida Roland, una reconocida actriz con la que tuvo dos hijos. En 1938 tras la anexión nazi de Austria, huyó a Francia y posteriormente a EE.UU., donde impartiría clases en la Universidad de Nueva York hasta 1945.

   El conde Coudenhove-Kalergi ingresó en masonería tras ser recibido en el año 1922 en la “Logia Humanitas” de Viena adscrita a la Gran Logia de Austria. Poco después realizaría su pase a compañero y finalmente conseguiría ser elevado al Grado de Maestro masón.

   En ese mismo año se celebró el Congreso de Viena durante el cual Coudenhove-Kalergi presentó el proyecto de la creación de la Paneuropa y en el que también intervinieron el prof. Wladimir Missar, Gran Secretario de la Gran Logia de Austria, y el Prof. Friedrich Hertz, miembro de la logia vienesa "Futuro" que pronunció el discurso de bienvenida de dicho congreso, titulado "La emergencia económica de Europa y la paz mundial", inspirado en las propuestas pacifistas del ganador del Nobel Alfred Hermann Fried (1864-1921), miembro a su vez de la logia vienesa "Sócrates". En esta propuesta de creación de una Europa futura unida, Coudenhove-Calergi ya presentó como posible emblema de la Unión europea una cruz roja sobre un sol de oro, también denominado "El Sol Cruz", símbolo que él mismo lucía desde hacía años en el ojal de su chaqueta.

   Más tarde, entre el 3 y el 6 de octubre de 1926 se celebró el Primer Congreso Europeo en la gran sala de mármol de la Wiener Konzerthaus, con la participación de más de 2000 delegados procedentes de 24 países. Presentado por los medios de comunicación como el congreso de la unidad de Europa, llamó la atención la destacada presencia de miembros de la masonería entre los participantes. Esta cumbre fue llamada “Unión Internacional Paneuropea”, liderada por A. Briand y compuesta por algunos libre-pensadores como F. J. Strauss, Salvador de Madariaga, F. Werfel, G. Pompidou, T. Mann, Ch. de Gaulle, K. Adenauer, B. Kreisky etc… Las propuestas y trabajos iniciados al calor de este congreso, entre los que destacaba el proyecto de la unión aduanera de los países europeos, fueron interrumpidas bruscamente en septiembre de 1929 con la muerte del masón y político Gustav Stresemann, líder indiscutible de la política exterior alemana y gran defensor del proyecto, hecho que coincidió con el desplome bursátil de Nueva York, el agudizamiento de una crisis económica de dimensión mundial, el crecimiento del desempleo en Alemania, el triunfo del partido nazi, la instauración del Tercer Reich y el estallido de la Segunda Guerra Mundial.

   En 1946, la falta de unidad europea había desencadenado dos Guerras Mundiales. Quedaba claro que la paz mundial necesitaba la unidad europea y de proyectos como el de Coudenhove-Kalergi. De esta manera, regresó a Francia donde afianzaría su proyecto pan-europeísta, ideas que calarían pronto en los políticos y ciudadanos del “Viejo Continente” y contribuiría a la creación de la Comunidad Europea. De hecho, puede considerarse que la creación del Consejo de Europa en Estrasburgo en 1949 es heredero de la filosofía más noble y ambiciosa de la Paneuropa de Coudenhove-Kalergi, lo que le valió la concesión  del Premio Carlomagno de 1950.

   Publicó importantes tratados y ensayos Paneuropeístas entre los que se pueden resaltar el manifiesto Pan-Europa en el que difundió la idea universalista que trataba de eliminar las fronteras de los estados europeos, promoviendo así una idea unitaria que se consolidó muy pronto en los círculos intelectuales de la época - P. Valéry, S. Zweig, P. Claudel, S. Freud, R. Strauss, J. Ortega y Gasset, etc… También publicó “Praktisher Idealismus” (1925); los tres volúmenes de “Kamph um Paneuropa” (1925-1928) su trabajo más importante basado en la confluencia ideológica de A. Briand, que influyó en el discurso pronunciado el 5 de septiembre de 1929 en la Sociedad de Naciones. También editó otras obras importantes como “Judenhass von Heute” (1935); “Die Europäische Nation” (1953) y “Weltmacht Europa” (1971) donde se localizan los principios de la “Unión Parlamentaria Europea” que defendía la creación de un amplio mercado y moneda estable, consolidando así los fundamentos teóricos de la primigenia identidad europea.

   En 1952, el Movimiento Europeo eligió presidente honorario a Coudenhove-Kalergi quien promovió que el himno de Europa fuese “Ode an die Freude” (La Oda a la Alegría), escrita por F. Schiller para la partitura musical de la novena sinfonía de L. van Beethoven. También se configuró la bandera paneuropea, ideada por el pensador español Salvador de Madariaga inspirándose en la bandera paneuropea diseñada por el propio Coudenhove-Kalergi aunque suprimiendo el Sol rojo y la Cruz. Desde 1954, en la séptima cumbre Internacional Pan-Europea en Baden-Baden (Alemania) y con la firma del Tratado de Roma en 1957 se propuso la integración europea, instaurada por Coudenhove-Kalergi, con la creación de la C.E.E.        

     

Fuentes:

-Richard Nikolaus Graf Coudenhove-Kalergi als Freimaurer, en Sonderdruck aus dem Jahrbuch der Forschungsloge Quatuor Coronati, nº 33 - Bayreuth 1995.

 -Coudenhove-Kalergi, R. N. (2011) “Pan-Europa”, Instituto Universitario de Estudios Europeos, Universidad San Pablo C.E.U., Madrid, pp. 190-194.

-Kummezt, P. y Wolters, C. (20th March, 2007) “Los fundadores de la UE”, Deutsche Welle, Bonn.

-Ligou, D. (1987) “Dictionnaire de la Franc-maçonnerie”, P.U.F., París, p. 315.

-Truyol Serra, A. (1999) “La integración europea. Análisis histórico-institucional con textos y documentos I. Génesis y desarrollo de la Comunidad Europea (1951-1979)”,  Tecnos, Madrid, pp. 151-152.  

 

Webgrafía:

http://freemasonjabulon.wordpress.com/2012/01/06/graf-richard-nikolaus-coudenhove-kalergi/

http://www.iuee.eu/pdf-dossier/20/5Bsly6VP3zX8lSsmP6WQ.PDF

 

 

 
            
  

 

 
             
  

IR A PÁGINA PRINCIPAL