CUARZO O SÍLICE CRIPTOCRISTALINOS

bar_gempq.jpg (807 bytes)

Son agregados policristalinos que se presentan en masas. Cristalizan, teóricamente, en el sistema trigonal, pero suelen presentarse en agregados estalactíticos, en geodas, como masas botroidales. etc.

agata.JPG (13067 bytes)

Ágata
(Foto: IGE)

Se pueden dividir en tres grandes grupos: calcedonias, ágatas y jaspes, según su transparencia y estructura, aunque a veces es difícil encajar algunos ejemplares en una u otra clasificación.

 

1. VARIEDADES

CALCEDONIAS

Total o parcialmente translúcidas, con estructura fibrosa. Frecuentemente presentan aspecto lechoso o turbio. Sus colores y dibujos causan preciosos efectos que en ocasiones cotizan muy por encima de lo normal del grupo. Se utilizan muchos nombres comerciales según el dibujo, la localidad de origen o el país de comercialización. Podemos destacar las variedades siguientes:

Cornalina o carneola. De color anaranjado, rojizo o pardusco.

corna1.jpg (27775 bytes)

Cornalina 5x3 cm Brasil - Museo La Salle Pont d´Inca
(Foto: J. M. Sanchís)

Calcedonias azules, amarillentas o incoloras. Siempre lechosas.

calc18.jpg (39195 bytes)             calc45.jpg (46624 bytes)

    Calcedonia azul 10x10 cm Méjico - Museo Luis Iglesias     Calcedonia amarilla 8x5 cm - Museo F.C. Granada
                              (Foto: J. M. Sanchís)                                                            (Foto: J. M. Sanchís)

calc49.jpg (41158 bytes)

Calcedonia incolora 10x7 cm Chihuahua, Méjico - Museo N. Ciencias Naturales
(Foto: J. M. Sanchís)

Crisoprasa. De color verde, verde manzana en la calidad más apreciada. El color es debido al níquel, aunque en Zimbabwe hay una variedad teñida por cromo, de color mucho menos vistoso. En el comercio hay muchas teñidas con cromo. Se separan fácilmente con pruebas de espectroscopia o usando el filtro de Chelsea.

criso5.jpg (65913 bytes)

Cuarzo crisopasa - Colección de J. J. Soler
(Foto: J. M. Sanchís)

Sardo. De color pardo.

Las siguientes variedades antes se incluían entre los jaspes, pero hoy se consideran calcedonias:

Plasma. De color verde uniforme oscuro, debido a inclusiones de clorita.

plasma.jpg (67064 bytes)

Calcedonia de plasma Aceví (Perú) - Museo Martorell Barcelona 10x8 cm
(Foto: J. M. Sanchís)

Heliotropo o sanguina. Como el anterior, pero con manchitas rojas de óxido de hierro.
Práseo o cuarzo prásio. Verde más oscuro con inclusiones de actinolita.

ÁGATAS

En realidad calcedonias bandeadas, de bajo peso especifico, pues llevan parte de sílice amorfa. Las bandas pueden ser de colores distintos. Su transparencia es variable, pudiendo ser también opacas.

r48.JPG (15958 bytes)

Ágata de Rodalquilar (Almería)
(Foto: Museo Nacional de Ciencias Naturales)

Ónix u ónice. Ágata opaca con bandas blancas y negras en forma acebrada.

onix.jpg (39088 bytes)

Ónix de Cuba - Museo Geominero
(Foto: J. M. Sanchís)

Sardónix o sardónica. Con bandas blancas y pardas, mezclándose a veces también con bandas negras.

sard18.jpg (47649 bytes)

Ágata sardónica Argentina - Museo La Salle Pont d´Inca
(Foto: J. M. Sanchís)

Ónix negro. Calcedonia totalmente opaca de color negro, casi siempre teñida.

Aunque no son bandeadas, comúnmente se conocen con el nombre de ágatas a las siguientes piedras:

Ágata musgosa o piedra mocha. Incolora y con rameados de colores: óxido de hierro (rojo), óxido de manganeso (negro), y sobre todo con clorita (verde), en forma de musgo. Al no existir bandeado, muchas veces no es considerada como una auténtica ágata.

musg37.jpg (86202 bytes)                    musg17.jpg (67315 bytes)

Ágatas musgosas: 15x10 cm India - Museo Luis Iglesias   y  7x5 cm Oregón (EEUU) - Museo La Salle Son Rapinya
        (Foto: J. M. Sanchís)                                                 (Foto: J. M. Sanchís)

Ágata de fuego. Calcedonias mamelares en las que se ha depositado entre sus capas finas laminas de hematites y goethita que producen una bonita iridiscencia.

fuego5.jpg (57286 bytes)

Ágata de fuego 4x3 cm Méjico - Colección de Angel Giménez
(Foto: J. M. Sanchís)

Ágata dendrítica. Calcedonias con óxidos de hierro y manganeso en inclusiones epigenéticas, formando dibujos, que pueden ser de gran belleza y que en ocasiones recuerdan auténticos paisajes (ágatas de paisaje).

JASPE

Siempre opaco, de textura granada, casi siempre con hasta un 20% de otros materiales extraños, generalmente óxido de hierro y de color amarillento, pardo o rojizo.

                       jaspe8.jpg (60060 bytes)                                  jaspe18.jpg (69432 bytes)

Jaspes: 7x6 cm Oaxaca Méjico - Museo Don Felipe de Borbón     y   Sahara Marruecos - Museo La Salle Son Rapinya
      Hallado en el Templo de la Fertilidad (Foto: J. M. Sanchís)                             (Foto: J. M. Sanchís)

 

2. PROPIEDADES DE LAS VARIEDADES CRIPTOCRISTALINAS

Sus propiedades son parecidas a las del cuarzo pero varían según su estructura y composición: las ágatas y calcedonias suelen tener algo más bajos los I.R. y pesos específicos. En los jaspes el peso específico puede llegar hasta 2,91. Las variedades criptocristalinas de la sílice, al polariscopio, aparecen iluminadas toda la vuelta.

 

3. RESPUESTA A LAS RADIACIONES CORTAS

Bajo luz UV larga las calcedonias pueden presentar fluorescencias débiles blanco-azuladas o amarillo-verdosas (debido al Uranio). Otras no dan fluorescencia.

En las ágatas, las zonas de fluorescencia pueden ser bandeadas.

Bajo luz UV corta la respuesta suele ser más intensa. Algunas calcedonias, con uranio, aparecen blanco-azuladas o amarillo-verdosas, y las ágatas pueden verse bandeadas. Algunas crisoprasas dan fluorescencia verdosa.

 

4. ORIGEN Y YACIMIENTOS

Su origen es sedimentario, por concentración de geles de sílice. Se encuentran en todo el mundo, sobre todo en Brasil, EEUU, India, Australia, etc.

 

5. INCLUSIONES

En las llamadas ágatas musgosas el efecto se produce generalmente por dendritas o rameados de clorita u óxidos de hierro o manganeso que se han introducido en poros o canalículos existentes en la piedra. Son también frecuentes las agujas de goethita.

 

6. TRATAMIENTOS

Estas variedades se tratan habitualmente sobre todo por impregnaciones y tinciones para obtener colores de fantasía.

Tratamiento Térmico. Carneolas pálidas por calentamiento se convierten en rojo oscuro, por pérdida de agua y paso de limonita a hematites.

Otros tratamientos importantes son:

Calcedonias con hierro en gránulos tratadas con ácido clorhídrico se dispersan y pasan a amarillo o pardo (Fe2+), y por calor a rolo (Fe3+).
Calcedonias y ágatas se decoloran con solución de agua oxigenada, hipoclorito, ácido oxálico, sulfitos, etc. y se tiñen de diversos colores:

También se tiñen con anilinas. Estos tratamientos son tan habituales que no se consideran fraudulentos.

bar_gempq.jpg (807 bytes)