UNIVERSIDAD NACIONAL DE EDUCACIÓN A DISTANCIA - UNED  

Presentación

¿Qué es el Coaching?

Demanda profesional del Coaching

Qué es la Psicología del Coaching?

Formación en Coaching

                                                     ÁREA CONFIDENCIAL   -    DOCUMENTOS    -    PSICOLOGÍA DEL DEPORTE

Nuestros Cursos
Objetivo
Destinatarios
Créditos y certificados
Metodología
Programa
Profesores
Precios de los cursos
Inscripciones
NOTICIAS

 

QUÉ ES LA PSICOLOGÍA DEL COACHING

En muchos libros, cursos y programas de coaching se ignora la palabra Psicología. En otros se exponen las diferencias entre la intervención psicológica y el coaching para acentuar las ventajas de éste y justificar su existencia. Asimismo, muchos coaches no son psicólogos y, por tanto, ignorando la Psicología o destacando sus diferencias con el coaching, pretenden fortalecer su profesión frente a los que sí lo son, desmarcándose de leyes y normativas que regulan la docencia y el ejercicio profesional de la Psicología. Además, todavía muchas personas relacionan la intervención psicológica y los psicólogos con problemas graves, por lo que en el ámbito del rendimiento se aceptan mejor otras etiquetas, como es el caso de coaching y coach, en lugar de Psicología (Intervención psicológica o Terapia) y psicólogo. Y para algunas personas, decir que se reúnen con un psicólogo es algo negativo, mientras que reunirse con un coach es algo positivo. Sin embargo, en todos estos casos, por mucho que se enmascare, cuando se habla de coaching se está hablando, fundamentalmente, de Psicología.

 

 

 

Curiosamente, en el ámbito del deporte cada vez se acepta más la figura del psicólogo como un profesional cuya función es ayudar a mejorar el rendimiento de los deportistas o los beneficios que puede aportar el deporte, con independencia de que haya problemas. El psicólogo del deporte está centrado en optimizar los recursos de los entrenadores, los deportistas, los directivos y hasta los padres de los deportistas, para conseguir avanzar. Se diferencia de otros colegas en que es un psicólogo del alto rendimiento que afronta su cometido con el talante positivo de optimizar. En muchos casos, el psicólogo del deporte parte de una situación que ya funciona bien, incluso bastante bien, pero que podría mejorar aún más. Y su tarea es ayudar a conseguir ese “extra” que supondría una mejora cualitativa significativa.

En esta línea, la función, la posición y la estrategia del psicólogo del deporte son similares a las del coach en una empresa. Al igual que el coach, el psicólogo del deporte no tiene autoridad institucional sobre sus clientes y sabe menos y tiene menos experiencia que ellos en su actividad deportiva, pero goza de la ventaja de sus conocimientos psicológicos y una perspectiva externa que, en muchos casos, le permiten observar mejor la realidad. No es extraño, por tanto, que muchos psicólogos del deporte triunfen haciendo coaching en las empresas, aunque cambien la etiqueta de psicólogo por la de coach.

A estas alturas, no se trata de discutir qué etiqueta es mejor. Lo que está claro es que coaching y coach se han impuesto en el ámbito de la empresa y otras organizaciones (aunque no en el caso del deporte, quizá porque se asocia al coach con el entrenador) y no es cuestión de ir contra la marea, pues en definitiva, lo importante para un profesional que quiera dedicarse a este campo, no es la etiqueta, sino el contenido que ésta representa. Y el contenido del coaching es el conocimiento psicológico. En todos los libros y cursos sobre coaching, aunque se refieran a aspectos distintos, se habla de Psicología. Todas las técnicas que utiliza el coaching son psicológicas y han sido desarrolladas en diferentes ámbitos de la Psicología aplicada (aunque en algunos casos, se las conozca con otro nombre). Y muchas otras aportaciones que se podrían incorporar desde la Psicología para mejorar el coaching, suelen estar ausentes por los limitados conocimientos de Psicología que tienen o han tenido muchos profesionales que han desarrollado el coaching. En realidad, aunque se acentúan más las pequeñas diferencias que las grandes coincidencias, el coaching es similar al asesoramiento psicológico de personas y grupos que se plantean optimizar su rendimiento. Lo es en sus objetivos, en sus procesos y en sus herramientas. Sin la Psicología no existiría el coaching.

Por tanto, la Psicología del Coaching incluye todos aquellos conocimientos psicológicos que pueden contribuir a enriquecer el coaching y formar a los profesionales que, con independencia de sus estudios previos, deseen prepararse para trabajar como coaches.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

© 2013 Psicología del Coaching. UNED