Horario del Centro
Contacto
Mapa del Sitio
Facebook
Twitter
RSS
www.uned.es

 

Gijón, 14 de septiembre de 2017

Un curso de la UNED muestra la importancia de la marca personal para mejorar profesionalmente

Las directoras de la actividad, Raquel Arguedas y Beatriz Junquera, explican en esta entrevista algunas de las estrategias para posicionarse en el mercado de trabajo
 
Raquel Arguedas y Beatriz Junquera.

Raquel Arguedas y Beatriz Junquera en un momento del curso.

El Centro Asociado de la UNED en Asturias ha desarrollado esta semana el último curso de verano del presente año académico, "Alentando el desarrollo de tu carrera profesional: la creación de una marca personal", cuyas directoras han sido Raquel Arguedas, profesora titular de Economía Financiera de la UNED, y Beatriz Junquera, profesora-tutora del Centro Asociado y catedrática de Organización de Empresas de la Universidad de Oviedo.

Durante sus estudios universitarios, dos profesores despertaron en Raquel Arguedas el interés por la docencia, aunque inicialmente optó por la inserción en el mercado profesional dentro del sector bancario. Siempre le interesó la Economía Financiera, por tratarse de "un área en constante innovación", y considera que la experiencia práctica en las entidades bancarias "aporta una visión de enorme valor". De hecho, su tesis doctoral versó sobre la gestión de riesgos en las entidades financieras.

Por su parte, el tema de la tesis de Beatriz Junquera fue la situación de la empresa española y la Investigación y Desarrollo, "en una época en la que no se hablaba de la tercera componente, la innovación", comenta la catedrática. A partir de la innovación se fue adentrando en la dirección medioambiental, que le resultaba "todavía más apasionante", y para enriquecer esta línea profundizó en la dirección de los recursos humanos.

En esta entrevista, ambas expertas nos muestran algunas de las claves para diferenciarse y posicionarse ante un mercado de trabajo cada día más exigente.

 

¿En qué puede beneficiarnos la creación de una marca personal?

Raquel Arguedas: Actualmente, la creación de una marca personal tiene una importancia creciente por la necesidad de diferenciarse de otros profesionales, de dar visibilidad a nuestro perfil, de posicionarse en un mercado más exigente e interconectado, de encontrar una ventaja competitiva en el mercado y ser la opción elegida. Crear, proteger y alentar nuestra marca personal es una inversión en nosotros mismos, que nos permite posicionarnos del lado de la demanda, no solo para la búsqueda de un primer empleo, sino también para promocionarnos y diseñar un plan de carrera profesional.

Beatriz Junquera: Por otra parte, el hecho de que hoy en día sea prácticamente imposible mantenerse en el mismo puesto y en la misma empresa a lo largo de toda la vida laboral, incluso el hecho mismo de que sea muy difícil predecir qué tipo de puestos de trabajo existirán en una década, hace que los trabajadores deban proyectar una imagen acerca de qué son capaces de hacer. Esta imagen debe ayudarles a mejorar su reputación y, por ende, su posicionamiento en el mercado de trabajo.

 

En el curso han insistido en que el trabajador sepa transmitir sus capacidades para que las empresas sepan lo que les pueden aportar. ¿Cómo se logra esto?

R. A.: Para poder transmitir adecuadamente nuestras capacidades, debemos identificarlas. Dicho de modo más coloquial, debemos saber en qué somos buenos profesionalmente hablando, qué aportamos y en qué nos podemos diferenciar de los demás. Superada la fase de autodiagnóstico, debemos seleccionar los canales que emplearemos para difundir ese currículum digital que nutrirá nuestra marca personal.

 

¿Hasta qué punto puede marcar a un trabajador la huella digital que ha ido dejando en las redes sociales, foros, etc.?

B. J.: Absolutamente, tanto en sentido positivo como negativo. Nuestros blogs, las noticias en la prensa acerca de nuestras actividades, los logros de nuestro trabajo, nuestras redes sociales profesionales y personales pueden ayudar a mejorar nuestra reputación gracias a esa huella. Por el contrario, determinadas fotos en las redes sociales, nuestros comentarios, nuestras citas, información negativa sobre nuestra actividad, etc. pueden dañarlas definitivamente.

 

¿Cuál es el error más habitual que cometemos al elaborar el currículum?

B. J.: Hay tantos errores como personas, pero yo los dividiría en tres grupos. En primer lugar, olvidarnos de cosas. Por ejemplo, no es común que los recién graduados hablen de sus hobbies, de sus actividades sociales, de sus trabajos durante su etapa de estudiantes, etc. Sin embargo, eso puede aportarnos información valiosa sobre su perfil. Un segundo grupo de errores consiste en exagerar los propios méritos, especialmente en lo que a la formación y, más en concreto, los idiomas, se refiere. Esto puede generar una impresión negativa en los seleccionadores que pueden cerrar el paso no solo al puesto para el que se está haciendo la selección, sino para los posteriores que ofrezca la empresa. Finalmente, hay que hacer referencia a la ‘falsa modestia’, al no otorgar su justa importancia a las diversas competencias de cada individuo.

R. A.: También es importante que no falten datos, y evitar lagunas de tiempo. Aun cuando todavía no se haya accedido al mercado laboral, o se esté en situación de desempleo, es importante demostrar que somos personas activas, por ejemplo, incluyendo actividades de cursos, proyectos personales, colaboraciones en blogs, voluntariado etc.

 

¿Recomiendan que las personas que buscan trabajo utilicen las redes sociales? ¿Hay casos en que puede resultar mejor no hacerlo y mantener, digamos un perfil bajo en la red?

R. A.: Es una vía de ser proactivo en la búsqueda de trabajo y, consecuentemente, de favorecerse de las posibilidades que ofrece Internet. En segundo lugar, las empresas consultan cada vez más las redes sociales para sus procesos de selección de candidatos (el 78% de los reclutadores lo hacen antes de contactar con un candidato, según un informe de Adecco e Infoempleo).

B. J.: Lo recomiendo siempre. Cada vez más, Internet es un mundo tanto o más importante que el de carácter más físico. Podría decirse que si alguien pretende trabajar en una pequeña empresa de ámbito exclusivamente local, la red no es tan útil, pero dañina en ningún momento.

 

En este sentido, ¿en qué consistirá el trabajo práctico que han realizado los alumnos del curso?

B. J.: Los estudiantes han reflexionado sobre su propia situación en el mercado laboral, identificando sus principales fortalezas y debilidades en el mismo y, fijándose un objetivo laboral, el qué quiero ser y a dónde deseo llegar. Asimismo, han establecido un plan con acciones concretas a corto, medio y largo plazo para lograrlo. De forma voluntaria, aquel estudiante que desee realizar su propia página en LinkedIn puede enviarla al equipo docente para su evaluación razonada, esta vez simplemente con el ánimo de mejorarla y hacerla más eficaz.

 

¿Hacia dónde consideran que está yendo estos años el mercado de trabajo? ¿Qué perfiles pueden ser los más demandados?

R. A.: Con carácter general, las nuevas profesiones del futuro están asociadas a tener conocimientos digitales siendo, además, un plus contar con dosis de espíritu emprendedor. En este sentido, el escenario es particularmente favorable para perfiles científico-técnicos (Big Data, inteligencia artificial, aplicaciones móviles, community manager, experto en e-commerce, responsables de marketing digital, ciberseguridad, entre otros). La nueva generación de nativos digitales, parten con ventaja ya que poseen muchas de las competencias asociadas (trabajo en red, conocimientos informáticos, comunicación digital, etc.).

 

Por último, ¿cuál es el principal consejo que le darían a las personas que buscan crear una nueva marca personal y mejorar profesionalmente?

B. J.: En primer lugar, analizarse de forma crítica y reconocer las propias fortalezas y debilidades. Para ello puede ser útil analizar a un profesional en dicho campo a quien se admire y comparar el propio perfil con el suyo. A continuación, debe intentarse cubrir las propias deficiencias mediante cursos de formación y/o el desempeño de tareas que pueden ayudar a enriquecer las competencias necesarias de acuerdo con nuestro objetivo. A continuación, comunicar y hacerlo adecuadamente, sin olvidar que esto es un arte y que un buen perfil deficientemente comunicado es el camino directo al fracaso.

R. A.: Con sus debilidades o carencias deberán establecer un proyecto de mejora profesional que les permita competir de forma adecuada con otros profesionales teniendo en cuenta la importancia de la formación, la diferenciación y la capacidad de adaptación a nuevos puestos de trabajo. Esto último, junto con la flexibilidad será determinante para fomentar su propia empleabilidad.

 

Raquel Arguedas y Beatriz Junquera.

Raquel Arguedas y Beatriz Junquera.

 

Pablo Núñez

Programa del curso "Alentando el desarrollo de tu carrera profesional: la creación de una marca personal "

Oferta completa de cursos de verano en Asturias